miércoles, 6 de noviembre de 2013

GBH, The Buildings y Nivel Freático: Lunes De Punkorreo







Quien diga que un lunes no puede disfrutar de un buen concierto se equivoca de cabo a rabo. Sí que es verdad que no es el mejor día para asistir a este tipo de eventos pero una oportunidad como la que se presentó en Cáceres el pasado 4 de Noviembre no se puede dejar pasar así como así. A pesar de que uno tenga que currar al día siguiente y demás inconvenientes si por tu ciudad se acerca una banda tan mítica del Punk Rock como son los GBH hay que ir como sea, sobre todo porque es la primera vez que actúan aquí y nunca se sabe si la última.



El combo de Birmingham se hizo acompañar por las bandas locales Nivel Freático y The Buildings. Pasadas las nueve de la noche subieron al escenario Nivel Freático para ofrecer un show intenso y con garra. A pesar de ser pocos los que estábamos en ese momento en la sala Barroco puedo deciros que no me decepcionaron. Sí que es verdad que hacen ese tipo de Rock muy al estilo callejero con ramalazos a los Extremoduro y del que estamos un poco saturados pero ponen unas ganas increíbles haciendo de su concierto algo muy divertido. Venían presentando su maqueta “Más De Mil Amaneceres”, centrando su actuación, como era de esperar, en los temas de la misma. Me gustaron mucho “Los Lunes”, vino que ni pintao este tema por el día que era, “Buscando La Luz” y, sobre todo, “A Ver Quién Paga”. A estas y otro par de canciones añadieron la versión de Porretas “Si Lo Sé Me Meo” cuadrando así un concierto bastante ameno.



Puede que no llegue a ser el mejor fan de The Buildings pero en directo son una verdadera apisonadora. Esta era la segunda vez que los veía en vivo y si la primera me dejaron con la boca abierta ahora me pude dar cuenta que saben muy bien lo que hacen sobre un escenario. Te puede parecer que están ahí como que no va con ellos la cosa pero tienen bastante clarito lo que quieren ofrecer al público. Son de esas bandas que dejan caer un tema tras otro sin apenas descanso pareciendo unos modositos que no quieren meter caña pero conforme va avanzando su concierto este va subiendo y subiendo de intensidad hasta llegar al mayor de los caos en el último tema del show. Si esto le añades que cada vez suenan mejor y que se les ve totalmente engrasados en escena te encuentras con un grupo que merece mucho más de lo que está consiguiendo. Durante poco más de una hora ofrecieron Garage mezclado con Punk y Stoner, o sea, intensidad, sudor y actitud. Os recomiendo que si tenéis oportunidad de asistir a cualquiera de sus shows lo hagáis porque parece que no pero meten mucha caña.





Alrededor de las once de la noche, quizá un poco más tarde, se presentaron delante de nosotros y nosotras una de las bandas más emblemáticas del Punk-Hardcore de todos los tiempos, GBH. Fue en ese momento, evidentemente, cuando la sala se petó de peña. Canción tras canción sin descanso, mucho pogo, alguna que otra subida al escenario y empujones en primera fila. Todo lo típico de este tipo de shows pero mucho más sentío ya que no es fácil ver un grupo como GBH por Cáceres. Atacaron rápidamente con “Unique”, “Race Against Time”, “Knife Edge” y “Lycanthropy” dejando claro que aquello iba a ser un trallazo tras otro. Continuaron con “Necrophilia”, una de las que más me gustaron, para al rato poner todo patas arriba con “Dead On Arrival”, “Freak” o “Alcohol”. Para entonces ya tenían al público metido en el bolsillo. Siguieron y siguieron descargando con fuerza y arrojo para llegar a la traca final con “Time Bomb” y “Maniac”. Buen concierto que quedará grabado en la memoria de los y las asistentes por mucho tiempo. A ver si la cosa se va animando y a este tipo de bandas, ya sea del estilo que sea, les da más por visitarnos.





Supongo que la fiesta seguiría por algún de los pocos bares abiertos de la ciudad, los lunes no dan tampoco mucho más de sí, pero el rato que echamos en la Barroco fue espectacular. Como anécdota el artículo de promoción del concierto del Periódico Extremadura donde afirman que el cantante de GBH es nada más y nada menos que el mísmisimo James Hetfield. Pa cagarse, señores. El día que estos periodistas de tres al cuarto pongan la atención que se merece el Rock como movimiento musical y forma de vida habrá que hacer un concierto en su honor. Lo que hay que ver, bueno, en este caso, leer. Punk Not Dead!!!!