jueves, 5 de enero de 2017

Lo Dicho... Cinderella









Cinderella es uno de esos grupos que pudieron haber llegado a lo más alto, pero se quedaron siempre en un segundo plano. A mí me han gustado mucho desde que los conocí con su primer disco pues esa mezcla de Hard Rock con toques Country y Blues era algo novedoso en su tiempo. Nunca les llegué a ver en directo. Es una espinita que difícilmente me podré sacar ya. ¿Qué es lo que les pudo pasar para, a pesar de estar bajo la protección de Bon Jovi, no conseguir sus metas? Como veréis, tampoco concedían demasiadas entrevistas por lo que este artículo, al igual que su carrera, no será igual de extenso que otros de esta misma sección. De hecho, es una pena que no haya encontrado nada acerca de su maravilloso segundo disco. La Cenicienta tuvo sus zapatos puesto durante la fiesta, perdió uno y nunca más se volvió a calzar con él. Pasemos a leer qué nos cuentan al respecto. Una anotación, como la mayoría de las declaraciones son del cantante-guitarra Tom Keifer no repetiré su nombre continuamente, nombraré a otro miembro de la banda cuando sean suyas dichas declaraciones.

VARIOS


Inicios:

Cuando me encontraba en Filadelfia, en la escena musical del sur de Jersey, había un interesante y nutrido circuito de clubes donde estaban los grupos que eran, casi todos, de versiones. No podías tocar nada original si no querías que no pasaran de ti. Aprovechaba para meter algo mío en el repertorio, entre Led Zeppelin y Bad Company. Nadie quería escuchar material original, así que todos esos grupos en los que estuve eran bandas de versiones. Era consciente de que tenía que salir de esa escena de clubes porque tenía a todo el mundo a mi alrededor atrapado en ella. Teníamos que tocar todas las noches, lo cual era divertido, pero, para mí, se estaba convirtiendo en un callejón sin salida.

Sus primeras composiciones propias:

Trabajábamos muy duro durante todo el día. Ensayábamos todas las noches y teníamos una pequeña habitación donde hacíamos los ensayos y donde me podía centrar en la composición de las canciones. Grabábamos maquetas los fines de semana con el objetivo de tener un material que fuese original y con la suficiente calidad como para mandarlo a sitios importantes. Cuando tuvimos esos temas grabados, comenzamos a tocar puertas.

La época de las demos:

Teníamos unas sesenta canciones y, de ellas, elegiríamos las que, finalmente, terminaron en “Night Sons”. En esos pocos años nos centramos en tocar en directo. Había un club llamado “The Galaxy” que ofrecía alternativas a grupos con temas propios. De esta forma, comenzamos a tocar allí sin cobrar nada, prácticamente. De pronto, tuvieron que pagarnos si querían que siguiéramos tocando con ellos ya que gustábamos mucho a la gente que nos veía. Tocábamos en ese sitio unas dos o tres veces al mes.

Cambio de suerte con la apertura del club “Empire Rock”:

Abrieron otro club en el noroeste de Filadelfia, se llamaba “Empire Rock”. Allí se ofrecían conciertos de grupos con temas originales los domingos por la noche. En dos años estuvimos centrados en componer y grabar nuestras canciones ya que no había sitios para tocar. En este club fue donde nos vio Jon Bon Jovi. Él se encontraba en la ciudad grabando el segundo disco de la banda. Yo sabía quién era porque había escuchado “Runaway” que había sido todo un éxito además de haber visto el vídeo en la MTV. Se dejó caer por el club una noche tras una sesión de grabación del disco citado y nosotros tocábamos allí esa misma noche, precisamente. Él, simplemente, había ido con la intención de tomarse una copa tras una dura sesión de grabación. Se acercó a los vestuarios tras nuestro concierto y allí nos conocimos. Fue estupendo conocerle porque aún no habían vendido la millonada de discos que vendieron con “Slippery When Wet”, pero, para mí, eran unas estrellas del Rock. Nos dijo que le había encantado el concierto, charlamos un poco y se largó.




Cómo consiguieron su primer contrato discográfico:

Mandamos nuestra demo a Gene Simmons y le gustó, pero no llegó a ningún acuerdo con la compañía. Incluso, los ejecutivos de la misma le pidieron poco menos que les dejara en paz ya que estaban, según ellos, muy ocupados. Más tarde Jon Bon Jovi nos conoció en el Empire Club de Filadelfia y presentó, por segunda vez, a la banda a la compañía. Nos ficharon con reparos y por quedar bien con Jon. Lo que los ejecutivos no sabían es que llegaríamos a ser disco de platino en cuatro meses. Ahora, cuando nos ven por los pasillos de sus oficinas, nos piden disculpas y, de paso, nos pelotean. Es increíble.

El nombre de la banda:

Necesitábamos un nombre diferente a los demás y, además, algo que fuera difícil de olvidar entre la gente. Elegimos Cinderella porque nos pareció el idóneo.

Influencias:

Hay muchos grandes discos de los setenta que me han influido. Dos de mis artistas favoritos son, por supuesto, los Stones y Led Zeppelin. Recuerdo que escuchaba mucho “Physical Graffiti” y que amaba “It´s Only R&R”. Otros artistas que me influyeron fueron Rod Stewart, con discos como “Footloose And Fancy Free”, los Eagles con “Hotel California”, Fleetwood Mac con “Rumours”, Rush con “2112”, Aerosmith, Heart, Deep Purple, y muchos más. Como cantante, reconozco influencias de Rod Stewart, Janis Joplin, Steven Tyler, pero también de gente como Steve Marriott o James Brown. Eran los artistas a los que me gustaba emular, al igual que a Robert Plant, con ese registro tan agudo.

Jeff LaBar nos habla también de sus influencias como guitarrista:

Siempre me sentí atraído por tipos como Keith Richards, Jimmy Page, Joe Perry o Chuck Berry, entre otros. Aunque, si he de quedarme con alguno en concreto me quedo con Jimmy page. A diferencia de las de Tom, que proceden de bandas como Nazareth o Humble Pie, yo estoy más influenciado por Led Zeppelin, Deep Purple, Alice Cooper, así como por la escena del Rock clásico de los setenta, gente como Yes, Genesis, Pink Floyd, Jethro Tull, Uriah Heep. También Brian May ha sido una gran inspiración para mí. De cosas más actuales me gustan Alice In Chains, Stone Temple Pilots, The Cure, Rage Against The Machine o Nine Inch Nalis.

Aprendizaje como escritor de letras:

Creo que Mick Jagger es uno de los mejores letristas de todos los tiempos, uno de mis favoritos. No puedes equivocarte con esas canciones, fueron una fuente de inspiración para mí. Las escuchaba cuando iba al instituto y empezaba a tocar la guitarra. Había una gran cantidad de artistas y bandas con un talento enorme. Los Eagles, por ejemplo, si hablamos de letras de canciones, fueron otra de mis influencias. Me encantaban y me siguen encantando. Desde las letras de canciones como “Take It easy” o “Life In The Fast Line” hasta más rockeras como “Victim Of Love”, todo lo que hacían me gustaba. Es lo mismo que me pasa con los Stones y Led Zeppelin. Me gustaba la versatilidad de éstos con temas que tenían aroma celta junto a cosas como “Whotta Lotta Love”. Crecí con todo ello y me marcó profundamente.

Utilización de dos guitarras:

Siempre me gustó la música en la que aparecen dos guitarras rítmicas tocando una contra la otra, armonizadas. Me encantaba el material de los Rolling Stones, pero también había otras bandas que me gustaban y sólo tenían una guitarra, como es el caso de Led Zeppelin, pero, como es bien sabido, Jimmy Page se hizo famoso por hacer un montón de overdubs con la guitarra por lo que, en la práctica, era como si hubiese dos de estos instrumentos sonando. Siempre me gustó ese sonido. Aerosmith es otra de las bandas que realmente me gustan, así como Humble Pie.

Evolución en su carrera:

El tiempo pasa rápido. Este es otro mundo en comparación con nuestras giras por clubs. Procuro olvidar de donde hemos salido. Eso te ayuda a mantener la perspectiva.

Grupos anteriores a Cinderella:

Eric, el bajista, y yo nos conocemos desde hace tiempo. Tocábamos en algunos grupos del barrio. Nuestro batería, Fred, tocó con Keel, colaboró con Ozzy en alguna jam y tocó con algunos grupos de Londres. A Jett, el otro guitarra, lo encontramos en unas audiciones que hizo la banda en busca, precisamente, de un segundo guitarrista. Nos lo presentó nuestra compañía discográfica.






Recuerdos de sus primeros días:

Sólo tengo buenos recuerdos. No me arrepiento de nada de lo que hice. Fue una de las épocas más importantes de mi vida. Me metí en ello en cuerpo y alma.

Las listas de éxito:

Para un grupo de baile sí son importantes, pero para una banda de R&R no.

Ante la posibilidad de grabar con un mito del Rock a quién elegiría:

A Muddy Waters. Me encantaría hacer un álbum de Blues con él. Sus discos son los que más escucho.

Problemas con la censura del PMRC:

Tuvimos protestas cuando el primer disco. Desde entonces nos han dejado en paz. De todos modos, pasamos ampliamente de ellos.

Sobre las afirmaciones de su sonido basado en AC/DC, Def Leppard y Aerosmith:

Nosotros nos sentimos más influenciados por grupos como Led Zeppelin o Humble Pie que por bandas de nuestra época. Somos como un Blues-Rock bastante duro y particular.

Reflexión acerca de si pertenecen o no a la escena Hair Metal:

Realmente no sé si somos parte de ese estilo musical. creo que todo el mundo actúa y se expresa considerando que toda la música que se hizo durante los ochenta por parte de bandas de Rock Duro era la misma. Seguramente se nos etiquetó basándose en nuestra imagen, que era la que se llevaba en dicha década. Cada una de las décadas en el Rock ha tenido una imagen que se ha basado en la de Elvis en los cincuenta, la de los hippies en los sesenta, y, finalmente, en los setenta y ochenta se crearon sus imágenes propias y características. Si nos escuchas y nos comparas con Poison, Guns ´N´ Roses o Great White, verás que cada una de esas bandas tienen su propio estilo. Poison no suenan como los Guns, ni nosotros sonamos como Tesla. Cada uno es único y todos hacíamos excelente música. Def Lepperad y Bon Jovi también tenían su propio estilo. Los cantantes eran muy diferentes en sus tonos y rangos vocales. Así que creo que lo que se bautizó como Hair Metal era, en realidad, una mezcla única de sonidos muy particulares y definidos. Lo que teníamos en común era la imagen, de la cual es muy responsable la MTV y todo su engranaje con respecto a todo lo que supuso su aparición en la faceta visual de los ochenta. En nuestro caso, tomamos la imagen de nuestros ídolos: Mick Jagger, Janis Joplin y Steven Tyler. Ellos fueron los que nos influenciaron no sólo a nivel musical sino, también, visual. Lo que intentamos fue tomar todo eso y llevarlo a nuestro nivel.

Comparaciones con las bandas de la Costa Oeste:

No éramos, en realidad, parte de esa escena ya que Cinderella proviene de Filadelfia. No teníamos nada que ver con los grupos que tocaban en el Whiskey, el Strip y todos esos sitios. Es cierto que tocábamos en esa zona, pero muchos años más tarde. Hay mucha gente que se trasladó a esa zona buscando ser incluidos en esa escena musical en concreto, o por vete tú a saber qué razones, pero nosotros siempre nos quedamos en Filadelfia. Todo lo que hicimos, lo hicimos allí, cruzamos los dedos y esperamos a que sucediera lo mejor para nosotros. Cuando persigues un contrato con una discográfica de lo que se trata es de tener unas condiciones que caigan en las manos adecuadas.  La mayoría de las compañías discográficas están en Nueva York o Los Ángeles, pero no tienes que estar necesariamente en esos sitios para ser descubierto. Somos la prueba palpable de ello. Puede pasar en cualquier lugar. Al fin y al cabo, todo se reduce a tus canciones y a tener un sonido único. Nosotros nos dedicamos más a buscar abogados y representantes que tuvieran contactos, permaneciendo en nuestra ciudad natal.





Los movimientos musicales:

No me gusta demasiado hablar sobre movimientos musicales porque no creo en eso. Creo en las bandas, con independencia de que las sitúes musicalmente aquí o allí.

Sobre su enfermedad de garganta:

Al acabar el tour de nuestro tercer álbum había forzado mi garganta demasiado y, literalmente, me quedé sin voz. Tuvieron que operarme y tuve que seguir una terapia muy estricta. Me recuperé, pero durante la parte final de la grabación del siguiente disco tuve una recaída, una afección en las cuerdas vocales, que fue lo que me impidió volver al estudio durante una temporada.

NIGHT SONS


Éxito de ventas:

Nosotros fuimos los primeros sorprendidos al ver las listas de ventas. Estamos contentos.

Set en directo teloneando, entre otros, a Bon Jovi o David Lee Roth:

Tocamos todas las canciones del álbum variando algunas introducciones y arreglos. Incluso, solemos improvisar un poco para hacer más divertido el show. Somos puro Hard Rock y, además, no hemos podido llevar ningún efecto especial ya que, al abrir un concierto, no tienes demasiado tiempo ni espacio.

Todas las canciones están compuestas por Tom Keifer:

Todo el mundo trae ideas y trabajamos sobre ellas en tal o cual aspecto de las canciones. Teníamos cincuenta o sesenta temas cuando abordamos el proceso de grabación. La mayoría estaban compuestas por mí, pero los demás aportaron también ideas interesantes, sobre todo Eric Brittingham. Cuando alguien llega con una idea que es realmente grande y que sentimos que contribuye a un resultado brillante, normalmente la incluimos en el disco.

Gestación del disco:

Este disco se empezó a componer a lo largo de unos años en los que estábamos pateándonos los clubs. Estuve haciendo versiones durante un tiempo y pensé en dejarlo porque quería grabar discos. Pensaban en por qué mis héroes grababan discos y la respuesta era obvia: porque tenían canciones propias. Dejé la escena de los clubs y me centré en componer canciones para el proyecto de Cinderella. De forma eventual nos íbamos a tocar un par de veces al mes por los sitios del área de Filadelfia en los que había locales que apostaban por los grupos con material original. Todo lo que tocábamos era nuestro, no hacíamos ninguna versión.





El estudio de grabación:

Cuando entramos al estudio de grabación estábamos excitados por tener la oportunidad de hacer aquello. Es difícil de describir. No recuerdo que estuviéramos nerviosos. Simplemente, éramos jóvenes, inmaduros y atrevidos. Queríamos hacer el disco y romper con todo. Nos pusieron en las manos de un productor veterano como Andy Johns y terminamos aprendiendo que no lo sabíamos todo. Es muy fácil llegar a un club, tocar las canciones y derrochar energía y adrenalina entre el público, pero es muy diferente cuando la luz roja del estudio de grabación se enciende y te encuentras en un ambiente tan estéril intentando capturar esa esencia. Rápidamente aprendes que el proceso no es nada sencillo y que no sabes nada acerca del mismo.

“Nobody´s Fool”:

Esta canción habla sobre algo que cualquiera puede contarnos. En la vida está el enamoramiento y el desencanto amoroso. Hay canciones para ambas experiencias y ésta es, ciertamente, sobre el desamor. No estaba compuesta pensando en ninguna persona en particular. Había pasado por esa experiencia varias veces antes de componer este tema. En muchos casos las emociones en las canciones son acumulativas, no reflejan una experiencia en particular, sino la culminación de muchas de ellas.


HEARTBREAK STATION


Acerca de si el hecho de cambiar tres veces de estudio de grabación ha influido en el resultado final del disco:

En absoluto. Cinderella tiene su propio sonido y cambiar de estudio sólo ha servido para sacar el máximo partido de los temas compuestos haciendo uso de las distintas facilidades que ofrecía cada uno. Además, no hemos tenido que preocuparnos de presupuestos y cosas así.

La colaboración de John Paul Jones:

Contactamos con su mánager y le preguntamos si John estaría dispuesto a realizar nuestros arreglos de cuerdas. Nuestro producto, Andy Johns, tiene el mismo mánager que él. Andy ya le había sugerido para nuestros dos anteriores trabajos, pero no teníamos, por entonces, ni el tiempo ni el presupuesto adecuado. En esta ocasión le mandamos una maqueta con “Winds Of Change” y “Heartbreak Station” y él nos envió los arreglos. Nos encontramos con él en Power Station Studios conduciendo la orquesta que se había reunido ahí. Lo hizo en dos temas. Fue increíble ya que, aparte de ser un músico virtuoso, es un excelente arreglista.





STILL CLIMBING

Acerca de las canciones de este álbum:

La mayoría son muy antiguas, son temas que compusimos durante nuestra anterior gira. Hay algunas, incluso, de la época de “Long Cold Winter”. Piensa que la grabación de este trabajo ha sido muy larga. Tuvimos que cambiar de productor, probar cientos de baterías, yo tuve problemas de garganta y no podía cantar… A pesar de todo, las canciones siguen las canciones siguen conservando la misma fuerza que cuando las ensayamos por primera vez en el local. Todavía cuando vuelvo a escuchar el disco me sigue dando una marcha increíble. En los ensayos nos lo pasamos genial tocándolas.

Definición de este disco:

Hemos pretendido recoger lo mejor que había en todos nuestros discos e incorporarlo a nuestras nuevas canciones. Queríamos que este álbum fuera melódico, pero duro a la vez, que tuviera agresividad y también sensibilidad. Creo que lo hemos logrado.

“Freewheelin´”:

Es, posiblemente, la canción más antigua de todas. La escribí hace muchísimos años, de hecho, la íbamos a haber grabado para nuestro primer trabajo. Con el tiempo, ha ido ganando en muchas cosas y, al final, nos hemos decidido a grabarla. Es la típica canción de un grupo que empieza, tiene mucha energía y agresividad.

Kenny Aaronoff graba la batería de este disco:


No es un miembro permanente de la banda, sólo ha trabajado con nosotros en el estudio. No tenemos batería fijo ahora. Seguimos con las audiciones.




Declaraciones y fotos extraídas de: Heavy Rock, This Is Rock, Full Metal y Popular 1. Gracias por estar ahí o haber estado.