lunes, 23 de enero de 2017

"El Arcolibris De Colores": Obra Imprescindible De Pilar Alcántara González







Comenzaré este artículo afirmando, sin cortarme lo más mínimo, que este libro de la autora cacereña Pilar Alcántara González es, por un lado, de un gran valor didáctico y, por otro, de esas obras que se hacen imprescindibles en los tiempos que corren. Pilar es profesora de Educación Infantil, Musical y Primaria. Escribe y administra varios blogs de carácter literario o de temática infantil además de colaborar en diferentes revistas literarias. Ésta no es su primera obra de índole infantil, tiene algunas anteriores como “La Escaletra Fantástica”, entre otras. En la actualidad está muy vinculada a un proyecto multidisciplinar que trata el asunto de la diabetes tipo uno y su impacto emocional en el paciente de donde surge su libro “El Día Que Todo Cambió”.




Como podéis comprobar, Pilar es una persona muy activa cuyo centro de operaciones es la Educación Infantil. Hasta hace bien poco nos conocíamos tan sólo de las sesiones de micro abierto que se llevan celebrando en algunos locales de la capital cacereña. Mi idea, una vez leído este “Arcolibris De Colores”, siempre fue hacer una entrada hablando del mismo en este humilde blog. He de reconocer que juego con cierta ventaja pues, una vez supe que iba a ser una de nuestras autoras invitadas a la Tertulia La Croqueta, dejé correr el tiempo hasta poder saber algo más de ella. La tarde de su cita con nuestra tertulia llegó y, he de asumir, que la espera ha merecido mucho la pena. Una vez que la conoces te das cuenta de que, además de ser una gran escritora, es una persona que vive con pasión su vocación de maestra. La misma vocación que siempre he defendido como necesaria para llevar a cabo esa labor educativa que algun@s de sus compañer@s se dejan en el tintero ya que su objetivo es el simple reembolso mensual sin preocuparse demasiado por los resultados, no precisamente académicos, de sus alumn@s. Escuchándola te das cuenta que todo lo que os vais a encontrar en este “Arcolibris” está hecho con mucho cariño y pasión, la misma con la que te realta sus experiencias vitales tanto en su época escolar como de docente.




Como buen amante de los cómics, antes de meterme de lleno en el contenido de la obra, me gustaría resaltar las ilustraciones de Triopía. Su trazo y colorido consiguen acrecentar más el valor, ya de por sí alto, de la misma. A l@s niñ@s siempre les gusta ver los dibujos de los libros, eso que de pequeño llamábamos “santos”, y, en este caso, la labor ilustrativa estoy más que seguro que despierta aún más la curiosidad literaria de l@s mism@s. Que se puedan encontrar de frente con el Patito Gritón, Florinda y Florinato, La Princesa Marianela, este poema es uno de los que más me ha gustado, Las Mamás De Carmela o La Ovejita Bombón es siempre un aliciente para despertar el interés de sus curiosas mentes y, de esta forma, comprender un poco mejor lo que estos versos encierran.



Podríamos definir esta obra de mil maneras y no nos quedaríamos cortos. Para mí el adjetivo más adecuado sería valiente. Valiente por tratar temas tan peliagudos para los mayores como la prevención de la violencia de género, la igualdad en nuestras diferencias, los distintos tipos de familias, el respeto a la identidad personal o la cooperación familiar. Que estas cuestiones lleguen a nuestr@s pequeñ@s de la manera en que aparecen en este “Arcolibris De Colores” es de suma importancia. Cuando un grupo de niñ@s, como ocurrió el día de la presentación de la obra, se pone delante de una sala llena hasta el techo para recitar poemas de cualquiera de las temáticas señaladas, con esa espontaneidad que sólo la infancia posee y que la vida se encarga de borrar a base de cicatrices, es algo que te pone todas tus emociones a mil. Si cualquiera de estos temas hubiera sido tratados, al menos un poquito, en nuestras escuelas, si se trataran en las actuales de manera efectiva y cercana, otro gallo nos iría cantando ante situaciones cuyo sustrato es el desprecio al otr@ por su color de piel, tendencia sexual, procedencia o todo a la vez.





En estos días en que el futuro lo pintan pelirrojo a un lado del océano y calvo al otro no deberíamos olvidar todo lo que hemos conseguido a base de sufrimiento y lucha. Debemos hacer comprender a nuestras generaciones posteriores que esas ideas que están llegando al poder no son las adecuadas porque nuestro mundo, y las personas que lo conformamos, es de mil colores, formas de pensamiento y estatura. Tenemos que conseguir que esos roles caducos, que intentan que sigan en alza, pasen al subsuelo social enterrándolos desde nuestras primeras edades a base de poemas y obras como la de Pilar. Este “Arcolibris De Colores” es algo necesario tanto para padres, alumn@s y profesores. Debería ser libro de texto obligatorio en cualquier centro de enseñanza, ahora con más motivos que nunca. La razón principal de esta afirmación no es otra que la necesidad de que comprendamos que los colores por sí solos no dicen absolutamente nada. El hecho de que algunos solo quieran tener un mundo monocromático, o de tonos alicaídos, no quiere decir que el arcoíris no exista, es más, sus colores siempre estarán ahí para los que queramos contemplar su belleza natural y educativa.



Cerraré estos párrafos destacando la labor de los componentes de la editorial “Letras Cascabeleras”, amig@s y compañer@s de andanzas literarias, por su encomendable labor. Es todo un placer que consigan poner en nuestras manos libros tan indispensables como este “Arcolibris De Colores”. ¡Enhorabuena a Pilar y a sus editores cascabeleros!