jueves, 16 de noviembre de 2017

Corto Maltés: "Equatoria"





A estas alturas escribir un artículo acerca de Corto Maltés resulta, cuando menos, embarazoso. No es porque no haya nada que decir, o añadir, sobre este personaje clave dentro del mundo del cómic, en general, y de la obra de Hugo Pratt, en particular, es porque uno no sabe muy bien cómo empezar a hacerlo. Lo digo porque me planteo la duda de si explicar quién es este viajero incansable o, más bien, hablar del propio Hugo Pratt y el reflejo de su persona en dicho trotamundos. Pues bien, no voy a hacer ni una cosa ni la otra. Llego a esta conclusión, simplemente, porque creo que ni el uno ni el otro necesitan presentación ya que si te atrae ese mundo del cómic que va más allá de los superhéroes y el manga de mil publicaciones al día, que quede claro que no tengo nada en contra de ambos, al revés, me fascina su poder de atracción, deberías interesarte por conocer al personaje y al autor antes de seguir leyendo esto.






Lo que sí haré es dar mi más sincera enhorabuena, de nuevo, a Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero por esta nueva entrega del marinero maltés. Lo han vuelto a hacer, es más, en mi opinión, se han superado con este número titulado “Equatoria”. El guionista madrileño aclamado, sobre todo, por su labor en “BlackSad” y el dibujante catalán de “Las Aventuras de Dieter Lumpen” o “El Silencio De Malka” insisten en dar vida a Corto sin que éste pierda un ápice de su irreverente y peculiar personalidad con un trazo muy cercano al del autor original e imprimiéndole un toque propio por ambas partes. Si ya me agradó su trabajo en la primera entrega, con ésta me parece que dejan claro que, siempre que estén dispuesto a ello, vamos a seguir teniendo Corto Maltés para rato. Gran noticia para l@s amantes del cómic.




Esta aventura da comienzo con ese rumiar viajero que habita constantemente en el cerebro de Corto. Él ha oído hablar de un espejo mágico, perteneciente al Preste Juan, en el que puedes ver reflejado cualquier parte del mundo que quieras. Paseando por su querida Venecia acompañado de su amiga, la profesora y periodista de National Geographic, Aïda Treat, cuyo nombre real no era otro que Ida Treat, hace crecer la curiosidad de ésta sobre el asunto del espejo mientras hablan sobre Lord Byron. De aquí pondrán rumbo a Malta, Aïda con la idea de hacer un reportaje para la revista americana y Corto no muy convencido de querer acabar siendo un aventurero de papel. En este trayecto conocen a Ferida Schnitzer y su inseparable monja, la Hermana Lise, dos mujeres clave en el desenlace de esta historia.






Después dejar atrás, sin desembarcar, su Malta natal, y dirigirse a Alejandría, donde los dos se verán involucrados en ciertos acontecimientos que le harán salir pitando de la ciudad egipcia con la ayuda de su colega el poeta griego Constantino Cavafis,  formarán parte de la tripulación del traficante francés de perlas, armas y hachís Henry de Monfreid en dirección a Zanzíbar. Durante el trayecto aparecerá en escena otra de las mujeres claves en este asunto conocida, o mal bautizada por parte de Aïda, como Afra. Aquí se separarán los caminos de Aïda y Corto en esta aventura pues ella decide relatar las aventuras de Monfreid para su revista y él proseguir en busca del espejo.




Una vez desembarcan en Zanzíbar, Corto debe contactar con el ex - comerciante de esclavos Tippo Tip que, arrepentido de sus pecados y convertido al Islam, es ahora Hammed El Marjebi. Será éste es que le acabe de desvelar el resultado del espejo que anda buscando con tanto ahínco nuestro marinero. A partir de aquí cambia el sentido del viaje y el aventurero maltés ha de acompañar, como pago al regalo de Margebi, a Ferida y la Hermana Lise en la búsqueda de los restos del padre de la primera, Eduard Scnhitzer, más conocido en África como Emin Pacha. De esta forma conocerán al sanguinario teniente de los King´s African Rifles Richard Meinertzhagen, llegarán a Fort Nandi, defendido de la tribu de igual nombre por un viejo conocido de las aventuras de Corto, el teniente Tenton y, salvando ciertos contratiempos, seguirán su búsqueda hasta Equatoria.






Tal vez me haya excedido destapando parte de la historia que Pellejero y Canales reflejan en esta entrega. No lo he hecho con la intención de joderos el cómic ni de destripar todos los sucesos acontecidos durante el mismo. La razón por la que os he explicado todas estas cosas no es otra que poner sobre la mesa la tremenda labor que estos dos autores han vuelto a realizar para que tengamos entre las manos “Equatoria”. Indagando acerca de algunos de estos personajes me he afianzado en la idea de cuánto mal hizo el colonialismo, aún seguimos viviendo muchas de sus consecuencias, en manos de criminales que se valían de sus uniformes o espíritu aventurero para masacrar, saquear, violar y traficar con personas. Leer un cómic de Corto Maltés siguen siendo una experiencia enriquecedora para aquell@s que nos fascina la Historia, la Literatura y los viajes. Nada queda nada al azar, Corto lee a James G. Frazer mientras va en tren por la sabana africana mientras sus acompañantes hablan con otros viajeros sobre el Plan Uganda Scheme. Es tan importante saber que dicho tren se llama “Lunatic Express” como destapar las fechorías de Meinertzhagen. Todo esto es lo que hace interesante cualquier aventura de Corto Maltés porque al final, como con cualquier cómic de Hugo Pratt, ésta se convierte en una pequeña lección acerca de la situación sociopolítica en la que se desarrolla, algo siempre constructivo y de agradecer.







Corto Maltés ha cambiado de padre, de hecho, ahora tiene dos, pero sigue siendo un bocazas descarado que no se muerde la lengua a la hora de defender la presencia femenina en uno de esos club selectivamente masculinos, que no tiene reparos en regalar su famosa chaqueta azul a una esclava desconocida, que asume su nefasta relación con las matemáticas y la diplomacia de la misma manera que reflexiona sobre la civilización y el ejército mientras charla sobre la poesía de Coleridge y Worsworth o intercambia ideas con una monja acerca de la Providencia. Así sigue siendo Corto, el mismo personaje que nos atrapó con todas estas, y otras muchas, cualidades y del que, por fin, hemos conocido su singular rango militar. Gracias, de nuevo, a Juan y Rubén por volver a darle vida, con ello nos la dan a tod@s sus seguidores. Algun@s, como el que escribe estos párrafos, pensábamos que nunca más íbamos a navegar junto a él atravesando nuestro mar preferido, el de las viñetas mecidas por el viento de los colores, las intrigas y las aventuras nacidas en la mente de “Il Meastro”, Hugo Pratt.


lunes, 6 de noviembre de 2017

Rock/Bear XVI Edición: Crónica






Una vez finalizada la XVI Edición del Rock/Bear no queda otra cosa que agradecer, en primer lugar, la presencia de l@s asistentes, al personal del Bears Bar de Madrid su dedicación y confianza en este proyecto, a nuestros patrocinadores: el propio Bears Bar, el Restaurante 8º Arte, el Pub María Mandiles, el Bar Dio, Fundación Triángulo de Extremadura y La Ruina Gráfica su apoyo incondicional, y, en última instancia, a l@s que no estuvisteis presentes pero nos seguís animando en persona o a través de redes sociales. Esta Edición se ha caracterizado, en general, por dos cosas, la primera: la escasa asistencia al evento, y la segunda: la reflexión acerca de la necesidad de cambios en cuanto al mismo. Pasemos, en primera instancia, a contar un poco cómo se dio la noche.






Comenzamos decorando el Bears Bar con unos cuantos posters de algunos de los grupos y solistas rocker@s que más nos molan. Ésto, mezclado con la propia decoración de bar para la noche de Halloween, da siempre un aspecto más atrayente al entorno. Una vez acabada esta, digamos, misión, arrancó la fiesta en sí con la primera pinchada de vídeos a cargo Dj. Mandril. Ésta, como en anteriores ocasiones, se centró en ir animando el cotarro a base de clásicos, Chuck Berry o Rainbow, y alguna que otra novedad. Fue una pinchada corta porque parte de su tiempo se invirtió en la decoración. Después tuvo su primera intervención Dj. Alghalord que comenzó a repartir cera con vídeos de esa selección tan currada que lleva siempre a esta fiesta. En esta hora y media nos deleitó con clips de Beast In Black, Eclipse, Judas Priest, o InGlorious, entre otros. Sus intervenciones siguen estando caracterizadas por esa mezcla de novedades y vídeos antiguos de las bandas más relevantes del Rock internacional.






A eso de las 23,00h entró de nuevo en acción Dj. Mandril para complacernos con la que sería su primera pinchada a tiempo completo. Con sus siempre cambios de estilo, y entradas y salidas de nuestras fronteras, pasamos un gran rato con vídeos de Rosendo, Marea, Clutch, Extreme o Warcry, para que os hagáis una idea. Vuelta a la palestra de Dj. Alghalord y continuación con una nueva sesión donde destacaron clips de bandas tan potentes como Testament, Satyricon, Mr. Big, The Pretty Reckless o Witchery. Con estas dos sesiones la fiesta fue subiendo hasta llegar a su punto álgido que no es otro que, el siempre esperado, sorteo de camisetas y regalos.






Para dicho sorteo, este año habíamos metido algún que otro cambio. Intentamos, y digo intentamos porque creo que no se consiguió del todo, que las camisetas fueran una por persona. Entiendo que haya gente que luego se la regalara a algun@ de sus colegas, pero esa no era, precisamente, la idea, pues queríamos que le tocara directamente a es@s colegas. La segunda variación estuvo centrada en la hora del propio sorteo. Pasamos de hacerlo a medianoche a eso de la 1,30 de la madrugada.  Bueno, de esta u otra forma, este momento es siempre el más esperado de la fiesta. Esperamos que, a aquell@s que os tocaron, os molaran los regalos y que disfrutéis de las camisetas siempre que os las pongáis. Damos las gracias a Agustín, de La Ruina Gráfica, por el diseño de las mismas. Todo un placer trabajar con él.






Una vez pasado el sorteo, como ocurre siempre, la fiesta se viene abajo y el personal sale disparado dejando el local bastante desolado. En esta tesitura fue como Dj. Mandril desarrolló la última sesión de la noche. Ésta se centró más en bandas locales, del calibre de Ska-P u Hora Zulú, mezcladas con alguna guiri, como Gojira o Accept, a las que sumaron las distintas peticiones del público que fueron desde los TNT o Nofx hasta los Tool o Pearl Jam. A eso de las 3 de la madrugada dimos por finalizada esta Edición con cierto sabor agridulce tras la misma.





Como he dicho antes, creemos que esta Edición del Rock/Bear nos ha dado los suficientes argumentos para entender que el proyecto necesita un lavado de cara si quiere seguir sobreviviendo de manera atractiva para el público y efectiva, económicamente hablando, para los organizadores. Puede que la baja asistencia se debiera a la cantidad de fiestas de Halloween que había en los distintos locales de Chueca y alrededores. Tampoco es que se viera demasiado jaleo por las calles de barrio que empezaron a animarse después de la medianoche. Es posible que el fútbol y su Liga de Campeones afectara de alguna manera en este tema. Sea como fuere, la cuestión es que el primer cambio que hemos puesto encima de la mesa es la posible variación en la fecha de la siguiente Edición. Para nosotros es siempre una alegría llevar a cabo el Rock/Bear porque creemos que hay much@s seguidores/as de este tipo de música en el ambiente y que, salvo en muy contadas ocasiones, no pueden disfrutar de la misma porque, por tod@s es sabido, los garitos a los que suelen acudir centran su diversión musical en otros estilos. Ésta siempre fue la razón principal que nos llevó a meternos en todo este embrollo. Ahora bien, tenemos que ser conscientes de que las etapas se cierran y, antes de abrir una nueva, debemos pararnos y ver cómo hay que afrontarla. Con esto no queremos decir que vayamos a dejar de hacer el Rock/Bear, para nada, simplemente que, visto los resultados, el proyecto necesita una serie de transformaciones si queremos que siga adelante como se merece. Os iremos informando de todas ellas a través de las redes sociales. Muchas gracias, de nuevo, por hacernos pasar una noche inolvidable con la música que más nos gusta como protagonista principal de la misma. ¡¡Nos vemos en la XVII Edición!!


viernes, 27 de octubre de 2017

Lo Dicho... Rock & Religión



Después de unos cuantos meses en dique seco vuelve la sección con más declaraciones de este blog. En este artículo analizaremos un poco, el tema da para mucho, la relación entre el Rock y la religión. El R&R, desde sus inicios, siempre ha sido una música conflictiva para l@s grandes dirigentes de las corrientes religiosas mundiales. Otra cosa es cómo se toman este tema algun@s de nuestros artistas preferidos. ¿Es verdad que el Rock es tan satánico, ateo o escéptico como nos lo han vendido? ¿O, tal vez, hay más creyentes, de una u otra índole, dentro de sus filas de lo que pensamos? Vamos a comprobarlo a través de las confesiones, nunca mejor dicho, de un@s cuant@s de esos rocker@s cuyos nombres, al igual que su música, suenan en nuestra mente. Pasad, leed y, como siempre, sacad vuestras propias conclusiones. Desde aquí partimos de que ninguna de estas religiones ha conseguido el mayor de sus objetivos: “Salvar a la humanidad y ofrecerle una vida eterna”, más bien todo lo contrario. 



Roger Waters (Pink Floyd, En Solitario):

Decir en la canción “If I Was God”: “Si yo fuera Dios, ¿Qué haría mejor o de forma diferente?” es una blasfemia, obviamente. En la Edad Media habría acabado en la hoguera. Me habrían hecho confesar. Me torturarían hasta que confesase mi herejía, quizá ahora lo hagan también. Torturan a todo el mundo, esa gente disfruta torturando a sus semejantes.



Greg Mackintosh (Paradise Lost, Vallenfyre):

El título del álbum “Fear Those Who Fear Him” (“Teme A Aquellos Que Le Teman”) lo tenía antes que ninguna de las canciones. Efectivamente, me refiero a cualquier tipo de Dios o divinidad. No me gustan las religiones y, mucho menos, sus fanáticos seguidores. Pero conforme iba componiendo los temas algo nuevo entró en la ecuación: Donald Trump y la situación política en U.S.A. en general, por lo que el título también puede servir para referirse a toda esa calaña. Trump es tan peligroso como cualquier deidad religiosa, o incluso más porque él es real. Pero a quien hay que temer no es a él, es a sus seguidores. En suma, el título y los temas de las canciones hacen referencia a la ignorancia, en general, independientemente que el texto hable de enfermedades mentales, automedicación o intolerancia. Una persona debe tener integridad y pensamientos propios. En el momento en que decides seguir las pautas de cualquier iluminado te conviertes en un ser peligroso. Esa es mi opinión.



Gary Rossington (Lynyrd Skynyrd, The Rossington Collins Band, The Rossington Band):

Supongo que gracias a Skynyrd pudimos entender que nuestro sueño desde niños era tocar en una gran banda de R&R. hicimos ese sueño realidad. A partir de ese punto la cosa era seguir. Creemos en Dios y en Jesús y somos muy religiosos. Tenemos fe, mucha fe, y es algo que se ha ido afianzando con Skynyrd, la Rossington Collins Band y todo lo que vino después.



Mike Love (The Beach Boys, En Solitario):

La meditación trascendental ha sido una parte importante de mi vida. Es una de las cosas más importantes de mi vida porque me da fuerza interior y la capacidad y la flexibilidad para sobrellevar el estrés. Hay varios tipos, el estrés personal, el familiar, por los negocios o por estar en un grupo. Puede ser un fastidio. Habíamos dejado París en Diciembre de 1967 y habíamos ido a Londres. Tan pronto como llegamos a Londres recibo una llamada de Dennis diciendo: “Hey! Tienes que volver a París.” Yo dije: “¿Por qué?” Y él me dijo: “Maharishi va a enseñarnos a meditar.” Así que volvimos Y Maharishi nos inició en la meditación trascendental. Eso sucedió por aquella llamada de Dennis. Yo había ido antes a clases de meditación, pero no llegué a matricularme porque me había metido en una discusión. Por el valor y la importancia de la meditación me convertí en profesor de meditación trascendental. Fui a un curso de meditación de seis meses en los setenta. ¡Seis meses viviendo como un monje! Así que ha sido una experiencia incalculable. La meditación ha significado muchísimo para mí y siempre tengo que atribuirla a esa conexión con Dennis. Incluso cuando él estaba teniendo problemas con el alcohol o con el tipo de drogas que estuviese consumiendo, él nunca se olvidaba de la meditación. Cuando fui a visitarlo estaba viviendo en Venecia y había sido expulsado del grupo por lo disfuncional que era, por el alcoholismo y el abuso de drogas, pero él seguís diciendo: “Vamos a meditar.”



Neal Morse (Spock´s Beard, Transatlantic, En Solitario):

Estoy muy contento con todos mis discos, pero intento no compararlos, prefiero dejar ese tema a los demás. Todos son de inspiración religiosa y depende de cómo resuenen esas cosas dentro de ti, de qué te dicen las canciones. Es curioso, hay algo que te inspira a escribir una canción, pero lo que haga Dios en las mentes y los espíritus de las personas que las escuchan es algo fascinante.

“The Similitude Of A Dream” habla sobre el viaje en el que nos embarcamos pasando por diferentes etapas del camino espiritual. De todas formas, también te digo que, en ocasiones, me siento con más ganas de quedarme en casa viendo “Expediente X” en lugar de ir a la iglesia.

No puedo hablar por la gente que en los setenta pensaba que Black Sabbath o Led Zeppelin eran considerados “La música del mal”. Hay letras impías en todos los estilos de música, pero, al mismo tiempo, estoy orgulloso de que Dios haya encontrado una forma de hablar a la gente a través de tantos géneros distintos. Creo que para Él no son nada más que varios idiomas distintos, a veces es música Heavy, otras progresiva, Pop o Rap, simplemente se trata de llegar a la gente.



Víctor (Malos Vicios):

Creo que hay algo de miedo a entrar en el terreno a la hora de abordar el credo no cristiano, más hoy en día. “Asha” habla de un caso real. Ella era una niña somalí de trece años violada por miembros de su mismo clan familiar. Denunció la violación y la condenaron a la horca por injurias a su “libro sagrado” y falsos testimonios. No me puedo creer que ninguna organización gubernamental pueda parar esa barbarie. Todas las religiones son la misma mierda. Me da igual, como dice la canción, judío, cristianos o musulmán, repito, la misma mierda.



Leo Jiménez (Krysalida, Al Borde, Saratoga, Stravaganzza, Supra, Leo:037, En Solitario):

Pienso en cada segundo en volver a los escenarios teatrales. Interpretar y protagonizar “Jesucristo Superstar” puede haber sido, posiblemente, la mayor experiencia de mi vida. ¡Y eso que soy ateo!



Juan (Aathma, Otus):

Se me hace difícil explicar que en nuestros discos se haga referencia a simbólico-culturales al hinduismo o a los textos sagrados de Persia. Son temáticas muy interesantes y atractivas que versan sobre culturas muy diferentes a la nuestra y presentan algunos conceptos que casi han desaparecido con el transcurso de los siglos, pero son claves para que nuestro mundo tenga futuro, como el respeto a los animales y a la naturaleza, representados en forma de deidades a las que se les rinde culto. Utilizo estas temáticas como alegoría o figura metafórica para expresar lo que realmente pienso sobre el ser humano y su forma de actuar y comportarse con el medio que le rodea.



Amalie Bruun (Myrkur, Ex Cops, En Solitario):

Si tuviera que elegir una religión elegiría una en la que la naturaleza fuera lo más importante y ningún libro sagrado me dictara lo que hay que hacer. Soy más pagana que cualquier otra cosa.



Mantas (Venom, Venom Inc., Mantas):

Sinceramente, no tengo ninguna creencia religiosa en torno a Satanás. Lo identifico con la libertad, simplemente. El mundo se ha vuelto jodidamente loco y creo que todos deberíamos aprender a respetar los puntos de vista de cada uno. Si algo no es para ti, está bien, no pasa nada. A mí me gusta el Rock y si alguien me dice que no le gusta le contesto: “¡Bien por ti, disfruta de tu música!” pues lo mismo con la política o la religión. Es como si alguien en un restaurante pide una tarta de queso y otro dice: “¡Odio la tarta de queso!” Eso es lo que nos hace individuos, personas, y tenemos que aprender a aceptar las diferencias de cada uno, a apreciar a cada uno por lo que es y respetar lo que quiere hacer en la vida.



Hakim Krim (Dead Lord):

El título “In Ignorance We Trust” es un juego de palabras relacionado con lo que se acuña en las monedas americanas. Vivimos en una época en la que, como todo el mundo sabe, por desgracia lo vemos a diario, el fanatismo religioso, el extremismo, la intolerancia, provoca enfrentamientos en muchos lugares del mundo, no sólo en Siria e Irak, también en otros países. Nosotros opinamos que la intolerancia religiosa es la más cruel porque, ante ese fanatismo que es en el fondo ignorancia, resulta imposible razonar. Dios se ha convertido en sinónimo de ignorancia, de ahí el título.



Ruyter Suys (Nashville Pussy):

El Dios cuyo primer mandamiento es: “Keep On Fucking” es el de la primera frase, la de: “Creced y multiplicaos.” Creo que es así, creo que, incluso, es la primera frase del Corán. Muchas religiones promueven, ya sabes, los niños…

Bill Fisher (Church Of The Cosmic Skull):

Los siete preceptos que utilizamos como pilares de nuestro enfoque son las cosas a las que hemos sido dirigidos. Estamos felices de compartirlas con todos los seres vivos. No hay que hacer mucho para pertenecer a la Iglesia de la Calavera Cósmica porque ella es un contenedor donde caben todos los seres vivientes. Es la suma de todos ellos, de todo aquel que quiera unirse. ¡Suscribíos a nuestra Newsletter para estar informados de todos nuestros movimientos!



Robert Sweet (Stryper, King James, Shameless, Titanic, Blissed, En Solitario):

El cristianismo supone un cambio de dentro hacia fuera, no de fuera hacia dentro. El hecho de que llevemos el pelo largo y de que vistamos como lo hacemos no tienen nada que ver con nuestras creencias religiosas. Nosotros tocábamos Rock antes de que nos tomáramos nuestra fe tan seriamente como lo hacemos ahora. Así que… ¿por qué deberíamos cambiar eso?

Creo que religión no es la terminología correcta. Nosotros no vamos de religión, vamos de cristianismo, con Cristo en el centro. Yo me hice cristiano a los 15 después de haber visto a muchos predicadores en la TV y haber leído mucho de la Biblia, pero a los 19 lo dejé. El grupo funcionaba bien, nos divertíamos y era fácil no prestarle atención a Cristo. Olvidé el significado y el propósito de lo que estaba haciendo y justo cuando empecé aponer a Cristo en segundo plano el grupo empezó a decrecer.

Una de las interpretaciones de la palabra diablo es Dios pequeño. Yo siento pena de esos grupos satánicos. ¿Por qué no tocar por el “Gran Dios”? Después de todo, no puede ser divertido, en absoluto, estar siempre del lado de los perdedores.



Jonathan Davis (Korn, Sexart, JDevil):

Cuando llegaba a casa me encerraba en mi habitación, me ponía los cascos y en mi tocadiscos sonaban bandas como Duran Duran, Christian Death, Helmet, Clutch o Ministry, en su etapa Synthpop, antes de metalizar su sonido, o grupos de Rap y Freestyle ya que durante una temporada hice mis pinitos como DJ. Así estuvieron las cosas hasta 1992, cuando llegó “Vulgar Display Of Power de Pantera y revolucionó mi mundo. Hasta entonces son había escuchado nada de Heavy. Justo cuando empecé a descubrir a bandas como Mötley Crüe o Dio, mi padre volvió a ser cristiano, así que arrancó todos mis posters de la pared y tiró todas mis cintas heavies. De ahí mi aversión que siento por los cristianos.

Me da igual si uno es cristiano, musulmán o budista, siempre y cuando no intente imponer sus creencias a los demás. Brian es muy respetuoso con las creencias, o con la falta de ellas, y por eso nos llevamos tan bien.



Chantal Brown “Oya” (Vôdûn, Invasion):

Considerando que, inicialmente, conocíamos muy poco acerca de la cultura y el sistema de creencias (nada que ver con la cultura que los medios históricamente han propagado), pasamos mucho tiempo escudriñando en el mundo del vudú. Poco a poco, aprendimos sobre las diferentes Loas (espíritus que sirven como intermediarios entre los hombres y Bondye, el regente del mundo sobrenatural) y nos sumergimos en una plétora de literatura y vídeos tratando de comprender la compleja historia del vudú. El vudú de África Occidental es una religión que logrado mantener a su gente en diferentes formas y lugares, incluso a través de la esclavitud, y aún es practicado por sus descendientes de diferentes maneras a lo largo y ancho de la Tierra. Es una sorprendente e interesantísima parte de mi linaje, y ya que es una de las primeras religiones de mis ancestros, también ocupa su lugar dentro de mí, al estar tocada por esa espiritualidad que me conecta con la naturaleza, el aspecto añadido de las Loas femeninas también nos resulta muy sugerente. Sentimos que esos rasgos tienen mucho que ofrecer a nuestro mundo moderno y su destructivo afán por el capitalismo y el consumismo irresponsable.



Jamie Myers (Like Flies On Flesh, Hammer Of Misfortune, Sabbath Assembly):

Sobre la Iglesia del Proceso puedo decir que, al principio, la banda estaba explorando y reinterpretando las canciones del Proceso y las letras se sacaban directamente de las páginas de los himnos. No había mucho de lo que desviarse. Para cuando grabamos “Quaternity” habíamos empezado a soltarnos con los arreglos y nos tomamos algunas libertades, pero, en general, el contenido lírico de las canciones originales Eguía la misma línea que algunos de los himnos. Siempre habrá puntos en común que enlacen la época del Proceso de Sabbath Assembly y el actual, aunque yo creo que “Rites Of Passage” se mantiene por sí mismo y tiene su propio mérito. Por ahora, yo no nos veo volviendo atrás. La música que hacemos en estos momentos es mucho más potente y vital para nosotros. Podrías vernos tocando un concierto donde hagamos todos los himnos en una catedral de algún sitio de Europa.

Fue a través del álbum “Maggot Brain” que me encontré por primera vez con material relacionado con el Proceso. Esto fue antes de la era Internet, así que no podía buscarlo, pero pensé que si le gustaba a George Clinton debía ser algo fuerte. A lo largo de los siguientes 20 años fue un tema que se mantendría en la parte de atrás de mi cabeza. cuando Dave se puso en contacto conmigo para unirme a Sabbath Assembly, fue algo así como la pieza que faltaba en el puzle. Desde entonces él y yo hemos cultivado un vínculo creativo que trasciende cualquier cosa relacionada con el Proceso. Así podemos trabajar ideas de una forma libre y objetiva. La composición, en todo caso, se ha vuelto más fácil, fluida y más cohesionada.



David Ellefson (Megadeth, F5, Aviar, Hail!):

"Cuando estábamos preparando el Megadeth Boot Camp que hicimos hace un par de semanas, Dave Mustaine me dijo: “Oye, sería genial si hacemos una especie de Misa de MEGADETH por la mañana.” Y yo le dije: “Claro, yo sería feliz. ¿Tienes alguna idea sobre lo que debo predicar?”  Yo pienso que es un tema delicado, pero él (Mustaine) me dijo: “¿Qué tal si el tema puede basarse en que se puede escuchar Heavy Metal y no ir al infierno?” Al escuchar esto me quedé impresionado, por lo que al final ese fue el tema del sermón.

Bueno, en realidad, me criaron en una casa cristiana, así que tengo, tú sabes, un amplio conocimiento de ello, y me desvié de ello por un tiempo. Y, ahora que tengo hijos, de hecho, voy a la iglesia, así que he regresado bastante, ¿sabes?

Mi fe ha estado conmigo desde que nací, ya que fui bautizado en la Iglesia Luterana cuando era un bebé y me crie en ese entorno toda mi vida. Mi familia iba a la iglesia los domingos, mi padre estaba en los comités de la iglesia, mi madre cantaba en el coro de la iglesia, y también fui confirmado cuando era adolescente. De hecho, el órgano Wurlitzer de mi madre fue mi primera experiencia musical y cómo aprendí a tocar ".

Diré que mis creencias religiosas adultas se fortalecieron una vez que me limpie de drogas y alcohol en 1990 por medio de programas de 12 pasos. Eso realmente me trajo de vuelta a poner a Dios en el centro de mi vida nuevamente y, como resultado, también experimenté los mejores años de mi carrera. Eso fue primordial para mí porque con 25 años y jugando en una banda de metal, Dios ciertamente no era considerado "genial" y todavía no es algo que la mayoría de los fanáticos quieren que sus héroes proclamen en público. Sin embargo, la realidad es que, incluso, en mis días de consumo de drogas, para mí de 15 a 25 años, mi educación cristiana siempre me atormentaba un poco porque sabía que estaba haciendo lo incorrecto al vivir ese estilo de vida. Afortunadamente, me limpié y parecía estar en las cartas escrito para mí, así que estoy contento de haber podido superarlo porque muchas personas parecen no poder superarlo. Al final del día, no hay escapatoria de la voluntad de Dios. ... ¡Él siempre ganará! "

Curiosamente, el servicio se ha convertido en uno de mis conciertos más gratificantes y vigorizantes que musicalmente he tenido. Un concierto que literalmente aterrizó en mi regazo y tampoco algo que tuve que perseguir. No solo los feligreses son respetuosos, no hay peleas de bar, bebidas derramadas y abucheos en la multitud como muchos conciertos seculares, pero es un evento musical en el que participa toda mi familia. Además, finalmente me dieron la oportunidad de poner en práctica las mismas palabras que había estado tratando de vivir durante muchos años, éstas no son otras que: “Toca música para Dios, no para nosotros.”



Kerry King (Slayer):

Creo que SLAYER es un mensaje de fuerza, de poder. Es un Metal callejero muy provocador, hay una realidad en ello. Está claro que canto canciones sobre Satán, pero ¿creo en Satán? No, para nada, pero es una imaginería con la que empezamos y que hemos llevado a lo largo de nuestra carrera. Y nunca he tenido reparos en decir exactamente lo que se pasa por mi cabeza. Es un buen tema para SLAYER, funciona. Tengo un tema para el nuevo disco que es más fantasioso. Fantasía, es una buena palabra. Pero hay temas como “Repentless” o como “Take Control” que hablan de enfrentarse al gobierno, sea el que sea. Es sobre unidad, un estilo de vida unificador.

Realmente no tengo una filosofía de vida. Lo mío es solo rebelarme contra la religión prácticamente organizada. Eso es lo principal porque, personalmente, creo que es una muleta para las personas que son demasiado débiles para vivir la vida por su cuenta. Soy el tipo de persona que dice que, si no lo veo, no funciona. Y nadie puede mostrarme a Dios.

La religión no juega ningún papel en mi vida, en absoluto. Y tampoco soy uno de esos agnósticos a medias. Cuando te mueres te queman o te echan a la tierra y nadie va a volver a verte.



M. J. Keenan (Tool, A Perfect Circle, Puscifer):

¿Por donde empezar? Quizá se me escape alguna información confidencial. Quizá los fanáticos religiosos sean, realmente, omnipotentes, omniscientes y omnipresentes como su único y auténtico Dios. Quizá tengan un conocimiento adquirido o entiendan su plan. Y por ello nuestra celebración de este glorioso día sea recibido con eterna maldición, fuego y lapidación, bla, bla, bla. O quizá las circunstancias han cambiado. Igual que cuando fue supuestamente necesario escribir la Biblia V2 alias El Nuevo Testamento. Quizá estemos, de hecho, acercándonos a una Revelación, un Éxtasis, o una especie de Vuelta al Hogar. Quizá haya un plan divino que nadie pueda comprender. Y los fanáticos religiosos quizá NO sean omniscientes, omnipotentes u omnipresentes. Quizá este Dios de pura luz del que hablan haya puesto una prueba. Y la prueba es reconocer el amor puro. Lo diré otra vez por si lo habéis leído deprisa. Quizá el test de entrada fuese reconocer puro AMOR alias LUZ, Infinito y sin prejuicios. Y todos han fallado (POR FAVOR, POR FAVOR, llevad a cabo vuestras amenazas y prendeos fuego. Taaaantos problemas se solucionarían. O quizá yo esté equivocado y estaremos todos fumando mojones en el infierno. Tengo dudas. Felicidades al AMOR por vencer a los anticuados y arcaicos juicios.



Slash (Guns´N´Roses, Slash´s Snakepit, Velvet Revolver, En Solitario):

No soy alguien que practique ningún tipo de religión organizada específica. Pero, al menos, estoy dispuesto a aceptar que hay algún tipo de poder superior.



Jyrki 69 (The 69 Eyes):

La fe, la esperanza y el amor fueron mencionados juntos por primera vez en la Biblia, en el Nuevo Testamento, en las Cartas a los Corintios. Hoy en día vivimos en una etapa muy caótica, tiene que haber algo con lo que poder sobrevivir, tiene que haber algo en la vieja sabiduría que nos ayude a sobrevivir. Estoy interesado en esos temas, pero, por supuesto, serían tratados desde mi visión rockera.

A mediados de los 90 llevábamos ropa con más colores, eso me parece divertido hoy en día. Siempre hemos vestido de negro, yo tenía el pelo muy largo y negro, siempre llevábamos chupas de cuero. Pero justo en aquella época en Noruega empezaron a quemar iglesias y, por nuestro aspecto, la gente pensaba que pertenecíamos a ese grupo que quemaba iglesias. Fue por esa razón por la que cambiamos de look, bueno, por eso y por no vestir siempre de negro.



John Lydon, “Johnny Rotten”, (Sex Pistols, Public Image Limited, En Solitario):

Cuando era niño las mentiras de los demás me dañaron de innumerables maneras. Pero si quieres un ejemplo de mentiras hirientes te diré que yo nací siendo zurdo, pero a los cinco años me mandaron a una estricta escuela católica. Mi madre se encargó de que yo supiera leer y escribir a tan tierna edad, pero ser zurdo en ese ambiente católico tan represivo significaba ostracismo asegurado, aislamiento total, ya que la mano izquierda era el signo del diablo. Así que, durante dos años, hasta que cumplí los siete, me sentaba solo en una esquina de la clase, ignorado y despreciado. A los siete contraje meningitis y estuve tirado en la cama de un hospital durante un año entero. Cuando salí todavía me quedó otro año para recuperarme del todo. Tras todo ese tiempo me quedé sin recuerdos en la cabeza, no quedaba nada, todo había sido borrado, pero el instinto de volver a aprender de nuevo, de leer y dibujar, constantemente implicaba el uso de mi mano izquierda. Las monjas insistían en que nunca había escrito con esa mano, que yo era realmente diestro. Me lo repitieron durante años y años, me hicieron de sentir mal por recurrir a la mano del diablo, me atormentaron haciéndome creer algo que no era realidad, pero nunca acabó de funcionar. ¿Y sabes por qué? Porque era mentira. Pero todas esas mentiras causaron heridas realmente serias en mi interior. Sufrí tanto… ¡Joder! ¡No puedes hacer ese tipo de cosas a un niño! Especialmente basándote en principios religiosos. Eso me acabó de confirmar que las religiones no tienen ningún tipo de principios.



Daniel Gildenlöw (Pain Of Salvation, The Flower King):

Llevo toda la vida en debate con la religión porque para mí significa muchas cosas diferentes. Está el aspecto de la fe, de creer en algo, pero después está la parte más estricta, la de los libros de normas. Aunque estén conectadas, para mí son distintas. Una es una filosofía y la otra es un sistema. Por tanto, tengo la misma relación con las dos facetas. He dicho muchas veces que me hubiera gustado ser más religioso, pero nunca fui capaz. Tengo una parte conservadora, aunque la mayor parte de mí es lo contrario. Hay algo en mí que me hace pensar, a veces: “El pasado es mejor que el futuro”, como si fuera un viejo cascarrabias, lo más curioso es que eso me pasa desde que era un niño, no tiene nada que ver con la edad que tengo ahora. A veces me siento celoso de la rigidez que acompaña a un sistema religioso. Ya sabes, el no tener que preguntarte todo el rato si tal o cual cosa es correcta ya que tienes este libro para decirte qué tienes que hacer y, sin preocuparte, al final irás al cielo y estarás bien. Pero también soy una persona que está en constante conflicto porque sé que mi cabeza produce cosas que la religión castiga, con lo que acabas con un sentimiento de culpabilidad. Si existe un Dios no creo que nos creara con la intención de que nos sintiéramos mal todo el tiempo. Para mí, si existe algún tipo de mandato religioso es: “Sé agradable”. No se trata tanto de actuar bien o mal, sino de sentir en lo más hondo de ti que lo que haces es lo correcto. Lo graciosos de algunas personas muy religiosas es que si hacen una lectura bastante concreta de sus normas pueden llevar a cabo algunas cosas sin sentirse culpables por ello. Es como sucede con la Ley, puedes cometer algunos actos bastante horribles sin saltarte la legalidad vigente y al revés, puedes hacer cosas que estarían bien, desde el punto de vista moral, pero serían ilegales. Creo que nuestra evolución es muy curiosa. Si un mono quiere algo encontrará la forma de conseguirlo, mientras que a los humanos nos traiciona nuestro propio sistema y tenemos que buscar fórmulas para engañarlo. Si durante tu vida haces cosas que no te satisfacen, tu vida se transformará en un infierno para siempre. Así que creo que lo importante es tener una relación con tu conciencia sin importar tu religión, sólo hacer cosas con las que te sientas bien.



Lanvall (Edenbridge, Voiciano):

¡¡Metal Cósmico!! ¡En serio nos llaman así! Nunca lo había oído, pero me gusta esta etiqueta, creo que refleja nuestras inquietudes. Somos seres de energía, provenimos de ella y a ella volveremos. El cuerpo es simplemente un vehículo, un medio para que la energía se mueva por este mundo material.



Neil Peart (Rush):

Hace años hubo una vorágine de acusaciones sobre mensajes ocultos, supuestamente satánicos, que podían escucharse al reproducir canciones al revés. Estos mensajes se daban por supuesto que estaban pensados para inculcar el mal en la juventud. Bandas de Metal como Judas Priest o Black Sabbath eran objetivos naturales para dichas acusaciones, pero esos mensajes ocultos fueron encontrados incluso en temas de los Beatles, Kiss, incluso en Rush. Nuestra estrella de cinco puntas que aparece en “2112” y que, curiosamente, también aparece en la bandera norteamericana, fue interpretada erróneamente como satánica por una ignorante masa de gente que, de inmediato, nos incluyó en el saco del ocultismo y la magia negra. Enfadado por tal acusación, escribí algunas líneas en periódicos dejando claro que no creía en semejantes cosas y que, en la medida en que yo conocía a las otras bandas citadas, pensaba que estaban más preocupadas por la venta de sus discos y de las entradas de sus conciertos que de los mensajes ocultos y, supuestamente, satánicos. Irónicamente, mis palabras decepcionaron a muchos lectores que comenzaron a criticarme por ellas.



Ryan O´Keeffe (Airbourne):

Cuando en el título “Breakin´Outta Hell” decimos infierno no nos referimos a diablos, fuego y cosas así, nos referimos a toda la mierda por la que uno puede estar pasando en su vida. El título significa romper con todo eso, sea un trabajo de mierda o una mala relación personal.



Max Hemman (Motorowl):

Somos un poco hippies. No seguimos ninguna doctrina en concreto,pero sí que nos interesa la temática espiritual. No voy a explayarme desde aquí pero el concepto del álbum, “Om Generator”, está basado en el método descrito en la Cábala de conseguir la Iluminación a través del Árbol de la Vida.



Twan Van Geel (Soulburn, Bunkur, Flesh Made Sin, Legion Of The Damned):

Hay un tema central o nexo que une a las canciones de este disco de Soulburn, tiene que ver con la muerte y cómo cada uno de nosotros reaccionamos ante ella, cómo nuestra manera de vivir se conecta de una manera espiritual con nuestra muerte. El tema “Diary Of A Reaper” es sobre La Parca cuando viene a recoger tu alma y a cruzar el río Estigio mientras que “The Blood Ascedant” es como el zodiaco, pero, en lugar de hablar sobre la vida futura, se muestra como un horóscopo de la muerte escrito con sangre. Uno de mis libros de cabecera es “Así habló Zaratustra, de Friederich Nietzsche, y su manera provocativa de cuestionar el cristianismo me ha influenciado mucho a la hora de escribir. No quiero indicar qué es lo que tiene que hacer cada uno con su vida, sino que les invito a que lean mis letras y, a partir de allí, que elijan su propia manera de pensar y actuar. Rechazo las religiones organizadas, pero creo en la espiritualidad y creo que estamos conectados con el Universo. En este sentido también me influenciaron las obras de Aliester Crowley y las enseñanzas de “Sendero De La Mano Izquierda Y La Magia Del Caos”. Cada cual es su propia deidad, su propio Dios.



Juan Brujo (Brujería):

Crecí en un entorno católico y después empecé a investigar otras alternativas como las religiones precolombinas o el satanismo, pero me di cuenta que hay cosas que me gustan de todas esas creencias y cosas que no me gustan, así que decidí tomar el camino del medio, o sea, el brujerismo.



Ian Gillan (Deep Purple, Ian Gillan Band, Gillan, Black Sabbath, Gillan & Glover, Who Cares, The Javelins, En Solitario):

Cuando tenía 13 años iba a clases de confirmación y el cura decía cosas y yo decía: “Pero, ¿Y esto de los milagros, Padre?” Y él decía: “Dios se mueve de formas misteriosas”. Así que yo decía: “Bueno, ¿Y sobre la Inmaculada Concepción?” Él respondía: “La obra de dios está más allá de toda comprensión. Simplemente ten fe, hijo mío”. Yo pensaba que estaban intentando separar mi inteligencia de mi fe, esto no era más que fe ciega, era basura. Luego me di cuenta de que toda esa gente que era una santurrona, la que iba al cielo, era con la que yo no querría pasar la eternidad. ¡Eso seguro! Todo hizo click para mí y no he mirado atrás. Se hizo obvio para mí que el hombre creó a Dios y que todos los problemas empezaron a partir de ahí, desde los médicos brujos hasta las religiones populares actuales. Todos los enigmas y cosas misteriosas conectadas con Dios de pronto tuvieron sentido. “No Laughing In Heaven” fue la primera declaración pública sobre eso.



Bob Daisley (Kavhas Jute, Chicken Shack, Mungo Jerry, Widowmaker, Rainbow, Ozzy Osbourne, Uriah Heep, Gary Moore, Black Sabbath, Living Loud):

Escribí “Waiting For Darkness” haciendo referencia a la hipocresía dentro de la religión organizada. El lavado de cerebro, la pedofilia, el control mental y la manipulación a través de la culpa. Si eso es lo que equivale a la Luz entonces voy a esperar a la Oscuridad. Cuando desde la revista International Musician le preguntaron a Ozzy de qué iba la canción su respuesta fue: “Sobre una bruja”. Parece que no entendía las letras que yo había escrito para que él cantara, aunque se había acreditado como autor de las mismas.



Carlos Santana:

El mensaje es despertar a cuanta más gente mejor, sin brusquedades, para que descubra su propia luz. Cuando las personas empiezan a aceptar que no son pecadores redomados, seres que no merecen la gracia divina, es cuando uno comienza a generar milagros y bendiciones. En ese momento uno gana mucho poder porque en otro caso queda como una figura patética digna de compasión y nadie le quitará jamás la etiqueta de víctima o villano. La idea de ser un pecador defenestrado, alejado de la gracia divina, se corresponde con lo que Bob Marley denominaba “Esclavitud Mental”. Visto desde otro lado, cuando uno es relevante y determinante, se transforma en un rayo de luz que sale de la misma mente de Dios. Cuando uno acepta esto sus moléculas pueden alcanzar a oírlo y uno comienza a caminar de una manera diferente. También cambia su apariencia y se presenta ante los demás de otra manera.



Al Di Meola (Return To Forever, En Solitario):

Return To Forever no debería haberse roto nunca. Fue el mayor error que cometió Chick Corea. Yo culpo mucho de ello a la Cienciología. Es una religión jodida y el pobre se quedó atrapado en ella. Es una vergüenza porque aquí tienes una banda que debería haber tenido un mínimo de 10 discos más desarrollados después de “Romantic Warrior” sin ningún problema y después pasaron 40 años, pero estábamos tratando con la Cienciología. Una ideología religiosa con la que Chick estaba muy obsesionado a pesar de lo que le perjudicaba, tanto a él como a los fans. Su ego estaba fuera de control y es una pena. Yo le reconozco lo que tengo que reconocerle.



Phil Ehart (White Clover, Kansas):

Desde la salida oficial de Kerry Livgren, en 1983, ha estado yendo y viniendo en etapas puntuales de la banda. Él forma parte de nuestra familia. Hace 7 años sufrió un infarto del que, afortunadamente, se recuperó y ahora hace 5 desde la última vez que subió a tocar con nosotros. En su momento decidió seguir con su vida al margen de Kansas, pero siempre ha tenido la puerta abierta para lo que guste. Igual que otros miembros de la banda, entre los que me incluyo, pasó por momentos difíciles y necesitaba un cambio. En esos años todos consumíamos drogas y, en algún caso, en grandes cantidades. Kerry decidió cambiar de vida, abrazar el cristianismo de pleno y dedicarse a ello. Siempre le interesó el tema de las religiones, era un estudioso, no hay más que fijarse en las letras que escribía.



Rick Astley (FBI, En Solitario):

Ahora ya no creo en Dios. No sé qué hay exactamente. Creo que puede ser una energía o un poder, o ambas cosas, que es en lo que creo. Tal vez las letras de estas canciones puedan ser diferentes al traducirse, pero lo que quiero expresar con ellas era mi sentimiento con el Gospel. Pienso que sólo se trata de cantar y amar el Gospel porque, probablemente, ello te llevará al Blues o al Soul, por ejemplo. en mi vida ha sido algo crucial. Las letras tienen un tinte religioso, un punto de naturalidad.



Morfi Grey (La Banda Trapera Del Río):

El primer disco de La Banda Trapera es como si fuera una Biblia del R&R nacional. Nos persigue para lo bueno y para lo malo. El “Padre Nuestro” es brutal. Hay artistas o grupos que han seguido la misma senda, el mismo “Padre Nuestro” que hicieron delante de la alcaldesa, que fue un gran escándalo, la Trapera ya lo hacía en el 76. No nos sorprende nada de lo que está saliendo a nivel artístico.



James Johnston (Marmaduke Duke, Biffy Clyro):

Siempre nos preguntan por asuntos religiosos cuando sale a relucir nuestro tema “God & Satan”. Estos asuntos son desconocidos para todos nosotros y eso lo hace fascinante. Es un misterio para la humanidad. Nadie tiene la respuesta. No me considero religioso, pero veo la cara más espiritual de las cosas mundanas que nos pasan. No todo en este mundo es un sistema binario, hay algo más. Es una pregunta terrible y muy difícil de contestar.

El hombre de Wee, de la canción “In The Name Of The Wee Man”, hace referencia a no tomar la palabra de Dios en vano. En oposición a decir: “En el nombre de Dios”, nosotros decimos “In The Name Of The Wee Man”. Es una manera de no ofender a la gente religiosa.



Shayley Bourget (Of Mice & Men, Dayshell):

Aunque no soy creyente nuestro disco tiene un fuerte toque religioso. Fue algo que me salió de manera totalmente inconsciente ya que siempre he reflexionado sobre la presencia del mal en la Tierra. Si Dios existe, si es real, ¿por qué permite que exista tanto sufrimiento? El tema “Spit In The Face” es una buena muestra de ello.




Declaraciones y fotos extraídas de: La Heavy, Popular 1, This Is Rock, Heavy Rock, Rock Estatal e Internet. Gracias por seguir estando, o haber estado, en nuestros kioskos durante todos estos años.