jueves, 23 de septiembre de 2010

Crímenes Deshonrosos



Crímenes de género, femicidio en países como México, asesinatos de honor; ¿cuántos nombres tenemos que usar para encubrir la muerte de millones de mujeres en el planeta? Este artículo viene a raíz de otros tres aparecidos hace menos de una semana en la prensa. Podríamos llenar páginas, si quisiéramos, con los nombres de todas las niñas, mujeres o ancianas que mueren al día a manos de sus familias, maridos, novios, amigos o vecinos, pero todos ellos llevan el mismo nombre grabado en la frente: asesinos.

Como podremos comprobar a continuación, esta clase de delitos no tiene nada que ver con un tipo u otro de religión, quizá salga a relucir la islámica por ser a la que más bombo se le da. Tanto cristianos, qué ridículo utilizar este término en casos como estos, hindúes, judíos o, en muchos casos, aquellos que se definen como ateos entran a formar parte de este macabro juego.

Si empezamos por las estadísticas, y sus fríos números, podemos darnos cuenta que tan sólo hacen referencia a la punta del iceberg, que están totalmente maquilladas por los gobiernos y que, en la mayoría de los casos, ni siquiera se pueden tomar en serio porque muchos de los grupos, tribus o pueblos llaman a estos asesinatos suicidios sin más. La ONU nos habla de 5.000 muertes al año. La Comisión De Derechos Humanos de Pakistán de 1.000 por año. En Turquía los datos de la propia policía son de 480 asesinatos en el periodo comprendido entre el año 2.000 y el 2.006, pero las asociaciones de mujeres del país afirman que son cerca de 200 al año. En el Kurdistán irakí entre 1.991 y 2.007 la cifra está en 12.500, lo curioso es que en este periodo sólo hubo cinco condenas, mientras que en diez días del mes de mayo del 2.008 murieron 14 mujeres. En Irak mueren 15 mujeres al mes por infligir el código del vestido islámico. En Afganistán murieron más de 40 mujeres en menos de dos meses a manos de los talibanes. En 2.000 las autoridades kurdas decretan que el asesinato o abuso de mujeres con el pretexto de subsanar el honor no se considera una circunstancia atenuante. La nueva ley no ha cambiado nada. La comunidad cristiana copta de Egipto se niega a que se investiguen crímenes de honor. La mayoría por matrimonios mixtos. En Jordania, a pesar que el 90,7% de su población está en contra de estos crímenes, las mujeres solteras que dan a luz reciben la visita la policía por ley. Pero, cabe destacar que, en este país la comunidad minoritaria cristiana está implicada en más crímenes de honor que la mayoría árabe. La mayoría de los casos por intentos de matrimonios mixtos. A la lista podemos sumar países o territorios como Gaza, Cisjordania, Rusia, Bélgica, Canadá, India o Chechenia. Ante todo esto, presidentes de países como Pakistán llegaron a afirmar que no se hizo nada para remediar estos delitos porque no había suficiente dinero para ello pero sí que lo había para su carrera armamentística nuclear, por ejemplo. Incluso el presidente checheno, electo por Rusia, llegó a animar a realizar este tipo de agresiones en algunas de sus intervenciones al respecto. Y si hay un dato realmente espeluznante es que el 70% de estos casos fueron por simple sospechas, sin juicio previo, tampoco es que les hubiera servido de mucho, en Pakistán si la familia perdona al asesino la justicia lo deja en libertad, por denuncias de vecinos o por el simple hecho de reírse en la calle.

Tal vez este sea el párrafo que más cruelmente nos haga ver la realidad pero creo que es necesario poner todos estos ejemplos para que nos hagamos una idea de la brutalidad de los asesinos y las razones, aquí aparecen entre paréntesis, que los llevaron a realizar este tipo de actos. Viola a su propia hija, esta se queda embarazada y luego la mata (Trabar amistad con chicos). Violada por tres hombres, enterrada viva y lapidada (Tener una relación fuera del matrimonio). Enterradas con vida (Intentar escoger a su propio marido). Asesinada por su padre, 1º la durmió con somníferos y luego la estranguló (Escapar con un hombre) “El honor es lo único que le queda a un hombre”, declaró su progenitor. Degollada por su padre (Deshonrar a la familia). La madre y el hermano lo perdonan y queda libre. Disparadas (Cuestiones de herencia). Sentenciada a ser violada por cuatro hombres mientras un ciento jadeaba la acción (Su hermano de 11 años paseaba con una mujer de 30 de una tribu que no era la suya, su hermana de 18 pagó por ello). Atacada con ácido por su marido (Abandonarlo y volver con su madre). Disparada por su hermano delante de la policía al salir de un juzgado (Negarse a seguir la tradición de casarse con el hermano mayor de su marido fallecido y casarse con otro hombre). Deficiente mental violada por un funcionario, fusilada para preservar el honor de la familia. Violada por tres hombres (La asesinan sus familiares por haber denunciado el crimen). Enterrada viva bajo el gallinero (Relación fuera del matrimonio). Escapa a un refugio de mujeres (Enamorarse de un chico de su escuela), recibía sms de sus hermanos y tíos animándola a suicidarse, lo intentó pero no lo consiguió. Disparó 7 veces a su hermana (Fugarse con su novio), los vecinos no le dirigían la palabra, el imán le decía que desobedecía a dios si no mataba a su hermana. Violada por un ladrón, para salvar su vida tuvo que casarse con él. Degolladas en una plaza pública. Una de ellas fue sujetada por sus hermanos mientras su primo adolescente la degollaba. Atropelladas por un tractor. Disparos de su hermano. Apuñalada por su padre, la atacó con un hacha y un cuchillo de cocina mientras estaba en el baño (Hablar con chicos en la calle). Intentan suicidarse para impedir pasar las pruebas de virginidad impuestas por el gobierno turco antes de casarse. El ministro de Asuntos Familiares defiende este tipo de exámenes. Obligadas a suicidarse con aceite ardiendo. Disparada 7 veces (Le descubrieron un número desconocido en su móvil). Apuñalada por sus hermanos (Era divorciada y se había echado un amante). Disparada por Hamás (Pasó el día con su prometido fuera de casa. “Comportamiento inmoral”. Ella pertenecía a la organización). Aporreada con una cadena de hierro por su padre hasta la muerte (Sospechaba que se comunicaba a través del móvil con un hombre ajeno a la familia). Degollada por su padre (Estaba embarazada de su primo). Asesinada por su familia (Negarse a casarse con el hombre que esta había elegido para ella, también creían, erróneamente, que no era virgen). Asesinados, hombres y mujeres, por tener relaciones y pertenecer a castas diferentes. Asesinada por sicarios contratados por su familia (Llevar minifalda), San Petersburgo. Disparada por su hermano (No querer casarse con el hombre elegido por su familia), Bélgica. Degollada por su cuñado (Negarse a un matrimonio concertado) Toronto, Canadá. Asesinada por orden de su suegra (Escapar de su marido violento), Gran Bretaña. Torturada y asesinada por su padre (Era chií y se quería casar con un suní), Londres. Quemada viva, ella y sus cuatro hijos (Tener costumbres occidentales) Accrington, Gran Bretaña. Asesinada a tiros al salir de un juzgado, el juez no dijo nada. Decapitada por su padre (Tenía un novio). Electrocutada por su padre (Recibir una llamada telefónica de su novio). Y así hasta llegar a miles y miles de casos, muchos de ellos ocultados, en todos los lugares del planeta.

Desde este blog quiero denunciar profundamente cada uno de este tipo de asesinatos, los que han ocurrido mientras escribía este texto, los que ocurrirán mientras vosotros lo leáis, los anteriores a todo esto y los que, tristemente, ocurrirán en el futuro. Hay que dejar claro que el único “delito” que cometieron estas personas es simplemente ser mujeres, querer vivir, sentir, disfrutar y desarrollarse como tales. Mientras haya una parte de la humanidad que no respete a la otra, de nada me vale que me cuenten que en comunidades como la kurda o los palestinos, países como Afganistán o India, Turquía o Egipto, Perú o Guatemala, Nigeria o Ruanda, Chechenia o Kosovo se tenga que luchar por los derechos humanos. ¿Derechos humanos para quién, sólo para sus hombres? Y que no me vengan con el cuento de que esto sea por cultura o tradición porque no hay nada peor que llamar cultura a un asesinato. Mientras a las mujeres del mundo se las siga viendo como mano de obra esclava, objetos sexuales o algo menos que un camello no tiene sentido hablar de derechos humanos. Este es el mayor de los crímenes de la historia de la humanidad desde hace siglos. Un alto porcentaje de las veces esos crímenes los han sufrido las mujeres ¿Cuántas Miguel Ángel, Einstein, Galileo Galilei, Mozart, Velázquez o Cervantes han sido asesinadas o masacradas? Este mundo necesita a las mujeres, pero, sobre todo, necesita que puedan decidir por sí mismas, en definitiva, necesita que sean mujeres libres.