martes, 24 de agosto de 2010

Los Piratas Abandonan El Pueblo













La tercera edición de la exposición “Piratas, Ayer y Siempre” pasó por mi pueblo, La Haba (Badajoz). Para mí ha sido todo un placer haber llevado este trabajo a la casa de cultura de mi localidad natal. Desde aquí agradezco de todo corazón tanto a Elvira, encargada de la casa de cultura, y toda su gente como al ayuntamiento de esta localidad. Además de ofrecerme el espacio, por cierto, una pasada de sitio, ya quisieran muchos teatros tener las instalaciones que tenemos allí, me ha conseguido cierta información y contactos para próximas ediciones de la exposición.

El sábado 31 de julio fue la presentación de la exposición. Con la ayuda de Elvira y de mi amigo Peluso nos dedicamos a colocar los paneles en el hall de entrada de la casa de cultura. Este trabajo no nos resultó difícil, el método de colocación que tienen en este lugar es de lo más práctico, así que en menos de dos horas estaba todo en su sitio. Luego tuvimos el privilegio de asistir a la prueba de sonido de Raúl, guitarra y cantante de El Gitano, La Cabra Y La Trompeta, y sus acompañantes.

Alrededor de las nueve de la noche nos presentamos mi novio y yo en la puerta de la casa de cultura para esperar la apertura de la misma. El acto estaba programado para media hora más tarde pero, como siempre ocurre en estos casos, lo retrasamos como tres cuartos de hora para que la peña pudiera echar una ojeada a los paneles. Sobre las diez y veinte hice la presentación de la exposición. En esta presentación argumento las razones que me llevaron a hacer este trabajo además de hablar, siempre desde un punto de vista de usuario, del tema de la piratería. Una pena que al final no asistiera Jose, el cantante de Mago de Öz; se hubiera creado un debate bastante interesante. Porque otro de los objetivos de esta exposición, además de recordarnos la parte creativa de las carátulas, es precisamente ese, crear debate y saber las opiniones de distintas personas con respecto al tema de la piratería.

Una vez finalizada esta presentación pudimos deleitarnos con la composición de filminas y música de todas las carátulas que me han mandado la peña. La razón de esta proyección no es otra que hacer valer aquellas carátulas que no aparecen en los paneles. En total llevo recolectadas casi 500 carátulas, imposible que todas aparezcan en la exposición, así que decidimos darle cabida a todas de esta forma. Puede que sea el momento más pesadete de la exposición pero bueno, siempre está amenizado con buena música que nunca viene mal.

Una vez hecho el pase de diapositivas subieron al escenario los músicos. Raúl y compañía nos deleitaron con un set acústico basado en canciones de su grupo mater y algunas canciones que irán incluidas en su próximo disco. Por tanto tuvimos la primicia de escuchar esos temas antes de que estén en la calle, todo un detalle por su parte. El guitarra y cantante vino acompañado de Tamara a la voz, Juanjo al cajón flamenco y Rodri a la flauta. Dieron un concierto de una hora con algunos altibajos, quizás debido a la falta de ensayo previo. Pero en general estuvieron bien, buenos temas para su nuevo trabajo que deseo de todo corazón que sea el que, de una vez por todas, les lleve a tener el reconocimiento que realmente se merecen.

Después de todo esto mi novio, mis primas, mi sobrina y yo nos fuimos a cenar a los veladores de la plaza, de ahí un rato a la disco y poco más. Lo positivo de esta edición ha sido estar rodeado de gente que conozco de siempre, familiares y amigos, además de mi novio y su amiga Verónica. Lo peor… pues que debido a que el pueblo es pequeño, 1200 habitantes, esa noche había distintas actividades lúdicas que impidieron asistir a todo el mundo que hubiera querido hacerlo. Pero bueno, Elvira me ha comentado que la exposición ha gustado bastante, que a la gente le sigue picando la curiosidad además de ser todo un referente de lo artista que podemos llegar a ser cada uno y cada una a nuestra manera. Espero que los contactos que me pasó me den la oportunidad de repetirla en más sitios. Eso será otra historia que ya os iré contando. Hasta la próxima edición. El capitán Mandril ha recogido los trastos y ya navega hacia su próximo puerto.