viernes, 29 de enero de 2010

Pifia Scorpions


Este es del tipo de noticias que me sientan bastante mal. Si ya de por sí el enterarme de algo como la separación de una de las bandas más grande que ha dado el heavy metal a nivel mundial, Scorpions, es mala, que sigan ocurriendo cosas como estas es como mínimo una falta de respeto a la misma. No sé qué le ocurre exactamente a la prensa de este país a la hora de informar a cerca de cualquier cosa concerniente al Rock que la mayoría de las veces acaban metiendo gambas como esta. No puedo creer que una música tan extendida y con tantos adeptos en todo el mundo como es el Rock&Roll no haya llegado a los oídos de nadie de la redacción de los distintos periódicos, tanto nacionales como regionales, del estado. Puede ser que estén tan acostumbrados a informarnos de guerras, desastres y cosas de esa índole que no tengan tiempo de poner atención a algo tan importante en nuestras vidas como es la música, sea del palo que sea.

No voy a ponerme ahora a contaros la biografía de Scorpions ni nada parecido pero decir que la banda se formó en 1985 es no tener ni la más remota idea al respecto. El grupo se formó a mediados-finales de los 60 en Hannover. Su primer disco es del 72, “Landsome Crow”, con unas de las portadas más míticas del Rock. Para 1985 ya tenían editados 11 discos en dos etapas bien distintas, una con el guitarrista Uli Jon Roth y otra, con el también guitarra, Matthias Jabs. Ese año editaban su segundo doble en directo, “World Wide Live”, que junto con el anterior, “Tokyo Tapes”, es uno de los discos en vivo mejores que he escuchado. Estaban inmersos en la que, sin duda, sería una de sus mayores giras mundiales, trayéndolos dos veces a España y actuando en el primer Rock In Rio, en la edición más rockera de la historia del festival, junto a bandas como AC/DC, Iron Maiden, Yes o Queen. Están a punto de editar su doceavo disco después de 1985, la separación sería después de la gira de su disco “Sting In The Tail”, triste noticia.

Señores periodistas, ya vale de meter gambazos como este. Pongan un poco más de atención a la música. El Rock hace ya tiempo que forma parte de la cultura mundial, ya es hora de hacerle caso, porque, a pesar de que le sigan tratando con lindezas como esta, es algo muy importante en la vida de millones de personas. Y si algo está claro es que sin ser la música que más repercusión tenga en los medios, ya sea televisión, radio o prensa, sigue teniendo miles de seguidores en todo el planeta, entre los que, por supuesto, me incluyo.