martes, 29 de marzo de 2016

Rock/Bear XIV Edición: Crónica






Por fin pudimos celebrar la tan ansiada XIV edición del Rock/Bear. Tenemos que agradecer tanto a los dueños y camareros del Bears Bar de Madrid como a nuestros patrocinadores la comprensión y confianza que han depositado en nosotros. Nuestro agradamiento también va dirigido a l@s que asististeis el viernes 26 de Marzo a dicho pub madrileño con la intención de pasar una noche inolvidablemente rockera. Destacaré que hubo muchas caras nuevas y la vuelta de algunas de las que nos acompañan desde el principio de esta aventura.




Desde la organización tenemos que reconocer que hace ya un tiempo que habíamos decidido hacer sólo una fiesta al año. El esfuerzo que suponía montar todo este embrollo, sumado a ciertas crisis internas que no vienen a cuento y de las que con mucho gusto daré mi versión en persona, nos llevaron a tomar esa decisión. ¿Por qué entonces hemos accedido a hacer dos esta temporada? Pues, por un lado, porque no queríamos dejar pasar más tiempo sin celebrar la fiesta y, en segundo lugar, porque para ésta ya teníamos todo el curro hecho después de la anulación del pasado Halloween. ¿Seguiremos entonces celebrando esta edición de primavera? Dad por hecho que así será. Las razones que nos han llevado a esta conclusión no son otras que el apoyo, sobre todo por parte de ciertas radios, y las ganas de la gente. Eso sí, desde ahora os anunciamos que la fecha cambiará, con toda seguridad, de Semana Santa a otra que ya anunciaremos a su debido momento. Como supondréis, todo lleva una inversión económica y, que quede claro que nunca hemos pretendido vivir de esto, mientras no perdamos más de lo debido estaremos al pie del cañón. Lo que ocurre es que durante las fechas elegidas hay demasiada competencia en el mundo osuno, kdds y fiestas en ciertos puntos del mapa estatal nos quitan público, que unida a la ya de por sí dispersión del personal hacen que esta edición primaveral, a veces, sea un poco ruinosa. Cuando menciono ruinosa lo hago en el más estricto sentido económico pues en lo musical y vital está a igual altura que la de otoño.




Una vez dicho esto pasamos a lo que fue la noche del XIV Rock/Bear en sí. Tras decorar, como siempre, el local con distintos posters pertenecientes a algunas de las revistas mensuales que los miembros de la organización adquirimos, nos metimos de lleno en la pinchada de vídeos. Durante las primeras dos horas de evento pudimos disfrutar de la primera sesión por parte de Mandril Vj. que se centró, como es habitual en esos momentos, en una mezcla de nuevos valores del Rock, tipo Butcher Babies, con clásicos como Iron Butterfly, y algún que otro valor estatal, refiriéndonos a Vitaimana, por ejemplo. Todo para ir calentando el ambiente ante la continua llegada de la peña.




Poco antes de las diez de la noche entró en acción Vj. Alghalord, nombre de batalla de mi querido colega y amigo Javi Cristiano. Mientras él estuvo al mando de la música fue cuando más gente hubo en el local. Alghalord nos volvió a deleitar con una sesión profundamente metalera donde confluyen viejas glorias del estilo, hablamos de King Diamond, Anthrax o Rainbow, entre otros, con grupos en alza o poco conocidos como son Lords Of Black o Holy Grail. Con este tipo de sonidos llegaron las primeras peticiones y reencuentros entre la peña. Mucha conexión por parte de Javi con l@s presentes, tanto dentro como fuera de la cabina, mientras esperábamos la llegada del sorteo.




Alrededor de la medianoche, más bien pasada un poco, procedimos a dicho sorteo de camisetas, chapas y el increíble cuadro que nos cedió Sergio. Parece que el diseño motero de las camisetas de esta edición gustó bastante mientras que en lo referente a las chapas los gustos se dividieron entre las de Eddie con el logo del Rock/Bear y las cedidas amablemente por Iván de su programa de radio Rockanbolesque. Este es uno de los momentos más distendidos y alegre de la noche. A las ya de por sí tonterías que Andrés dice durante el mismo se añaden alguna que otra burrada por parte de l@s asistentes siempre dentro del buen rollo y la expectativa que crea la extracción de números por parte de Jose y Manolo, el nuevo secretario de esta edición. Estamos pensando en cambiar el funcionamiento del sorteo, no por ninguna razón en concreto sino por mejorar el desarrollo del mismo, ya os iremos informando. El cuadro de Sergio fue a parar a una de las chicas, Silvia, esta vez, en comparación con otras ediciones, tuvimos una buena asistencia femenina, que regaló la obra a un compañero del nutrido grupo de cordobeses que había en esos instantes en el local.




Una vez finalizado el sorteo volvió a pinchar Madril VJ. para acabar la jornada a base de todo tipo de estilos dentro del Rock, desde el Punk de Ramones o Sex Pistols, pasando por bandas estatales como Leize o Sober, hasta sonidos más crudos como los de Satyricon o Venom. Como suele pasar, después del sorteo hay una especie de estampida, no es que se vaya todo el mundo, pero se nota el bajón de personal, que hace que nos quedemos un poco más que en familia. Esto da pie a la avalancha de peticiones que fueron desde temas de Red Fang, Clutch o Thin Lizzy hasta Rosendo, por recordar algunas. Para cuando nos quisimos dar cuenta teníamos la hora de cierre encima, habíamos pasado la anhelada edición XIV sin darnos cuenta. Es lo que tiene el estar viviendo algo a gusto y en buena compañía.



Ya estamos preparando la que será la XV edición que no será la niña bonita pues no pega con Halloween. Como os he dicho, habrá alguna que otra novedad, sobre todo en el momento del sorteo. Intentaremos sorprenderos de nuevo con nuestro cartel, nuestras camisetas, algún regalo inédito y algo que ponga la guinda al mismo. Gracias de nuevo a tod@s los que estuvisteis por allí, también a l@s que no pero somos conscientes de que nos apoyan, al Bears Bar y a nuestros patrocinadores. ¡Nos vemos después del verano en la noche más terroríficamente rockera del ambiente! ¡Id preparando vuestras indumentarias! ROCK FOREVER.