domingo, 3 de enero de 2016

Gol (Miguel Gómez Andrea): "Cervantes, La Ensoñación Del Genio".









El próximo mes de Abril, el día 22, para ser más exactos, se celebrará el cuarto centenario de la muerte de uno de los genios, reconocido mundialmente, de la literatura en lengua castellana. Nos estamos refiriendo, evidentemente, a Don Miguel de Cervantes. Ante tal efeméride, el guionista y dibujante de cómics Miguel Gómez Andrea, conocido popularmente como Gol, publica una biografía del gran escritor complutense. Además de dedicarse al mundo de las viñetas, donde sigo destacando la serie “Cruz Negra” junto a Pedro Camello, este autor madrileño afincado en Extremadura tiene editada una larga lista de obras teatrales, así como libros. Aprovechando esa soltura que tiene en el mundo del teatro, Gol nos presenta la carrera del escritor basada en seis momentos de su vida. Estos acontecimientos se recogerán en otros tantos actos que hacen de este cómic algo propio del mundo escénico.





Después de un fantástico prólogo a cargo del catedrático José Manuel Lucía Megías nos adentramos en el primer acto de esta obra teatral desarrollada en viñetas por boca y buen hacer, no podía ser de otra forma, del narrador de la misma. Aquí nos encontraremos con la aparición del padre del insigne escritor, Rodrigo, abogado de poca fortuna dedicado a la profesión de sangrador y afeitador de barbas con la que intenta saldar sus muy numerosas deudas. Para esquivar a sus acreedores se apoyará en su hija Andrea, bien acostumbrada a las tristes maniobras financieras de su progenitor. Aparecerá por primera vez un joven Cervantes que, por circunstancias del momento, se verá impulsado a viajar a Italia para luego alistarse en la armada, dirigida por Don Juan de Austria, contra los turcos en la famosa batalla de Lepanto.





A la vuelta de dicho batalla Cervantes será apresado por los piratas y permanecerá cautivo en Argel durante casi cinco años. Esta etapa de su vida estará reflejada en el segundo acto. Conoceremos su relación con Hassan Baja, gobernador de este territorio, el cual se encuentra prendado de Zoraida, hija de Hayyí Murad, y aprovechará el ofrecimiento que esta le hace a cambio de perdonarle la vida a nuestro insigne escritor para conseguir lo que pretende.





Una vez de vuelta en la península, Cervantes seguirá escribiendo, no con mucho éxito, una serie de obras teatrales, además de poesía y su primera novela, que no tendrán demasiada repercusión en la capital del reino. Por una serie de circunstancias dará con sus huesos en el pueblo toledano de Esquivias. Aquí se casará con Catalina de Salazar de Palacios, mujer culta, a pesar de su origen campesino. Este acto le acarreará el odio de algunos de los nobles de la comarca, algo que, junto a la vida ociosa que nuestro escritor no buscaba, le llevará a abandonar el lecho conyugal.






El cuarto episodio nos relata una de las etapas más oscuras de Cervantes. Después de abandonar las tierras manchegas aceptará ser recaudador de impuestos a los campesinos andaluces con el fin de abastecer a la que, a la postre, sería mal llamada Armada Invencible. Por sucesos relacionados con esta actividad acabará de nuevo con sus huesos en la cárcel. Se dice que es en este periodo penitenciario cuando empieza a fraguar la que será su obra culmen.




Con el traslado, por razones caprichosas, de la corte de Madrid a Valladolid la familia cervantina buscará residencia en dicha ciudad. Esta familia estará compuesta por el propio escritor y una serie de mujeres emparentadas con él, además de una criada, que acabarán recibiendo el apodo de las Cervantas. Habladurías y malas acciones hacía ellos harán que pasen penurias y alguna que otra nueva pérdida de libertad. Lo positivo de este tiempo es que, por fin, el Quijote será editado. A pesar del gran éxito de la obra, esta no aportará demasiados beneficios a la familia, pero le servirá para salir de su pobreza además de darles la oportunidad de volver a Madrid una vez que la Corte se reinstale allí.




Cierra este trabajo un sexto acto donde sobresalen las discusiones de Cervantes con su editor, Francisco Robles, así como las reflexiones tanto del autor como de sus dos personajes principales, Quijote y Sancho. Interesante el punto de vista de este último ante la descripción de ambos tanto en la obra original como en la de Avellaneda. A esto le sigue un epílogo donde destacaría la anécdota de la conversación entre unos nobles franceses y uno español con respecto al trato que se le dio al mayor genio de las letras de estos lares.






No encontraréis una biografía exuberante ni pomposa en este cómic. La intención es festejar una fecha con una serie de pasajes de la vida de Cervantes. Con ello Gol nos acerca mucho más a la persona que al escritor, algo siempre recomendable. Cuatrocientos años de la muerte de alguien que será, junto con sus dos grandes personajes, por siempre inmortal.