miércoles, 9 de diciembre de 2015

Lo Dicho... Ted Nugent










Empezaré el presente artículo de esta ya larga sección aclarando un par de cosas. En primer lugar, debo reconocer la gran valía de Ted Nugent como guitarrista y músico. A continuación, he de admitir que nunca, por su manera de ver las cosas, ha sido una persona de mi agrado. Añado que, si esta sección está dedicada a las declaraciones de alguno, o algunos, de nuestros músicos preferidos, alguien como él, con esa boca chanclas que tiene, no podía faltar. Como veréis, pocas veces habla directamente de sus trabajos con lo cual encontraréis pocas referencias a los mismos. De lo que sí le gusta hablar, como comprobaréis, es de muchos de sus compañeros de profesión. Queda en el aire la eterna pregunta de si hay que mezclar política y música. Adelante, abrid bien los oídos porque esta vez sí que sus palabras no tienen desperdicio.

VARIOS


Origen del nombre:

¿No sabías que Ted viene de Theodore? ¿Te ha decepcionado que tu ídolo de hierro se llame Teodoro? Vamos, vamos, no es para tomárselo así.

Sus comienzos:

Empecé a tocar R&R basado en una única premisa. Lo tocaba porque me suponía un intangible estremecimiento. Podía emocionarme y también confundirme un poco por tener tanta energía y, ciertamente, yo no quería temporizarla. No me di cuenta hasta que tuve 18 años que sería un lugar sagrado para mí y que no podría apartarme de ello. Y aquí estoy, muchas lunas más tarde. Me maldeciría si no me levantara cada mañana con esta dureza y si no tuviera en la cama una chica al menos dos veces al día. Entonces sabría que estoy jodido.

El sonido de The Amboy Dukes:

El sonido que tienen sus discos no es mi sonido. Ya podías hacer en el estudio lo que te diese la gana que a la hora de las mezclas ellos te lo jodían todo. Creían que la base para triunfar era que el disco tuviese un sonido como el de los Beach Boys y te hacían sonar limpito, como una fiesta de cumpleaños, ¿entiendes? Nada de “Wild Sound”, nada de salvajadas.




John Sinclair (Encargado de los negocios de MC5) habla sobre lo que era un concierto de The Amboy Dukes:

Imagínate un local en el que se han metido ocho mil personas cuando el sitio no tiene capacidad para más de cuatro mil. Imagínate una nube de marihuana flotando ahí, tan espesa que podías apartarla con la mano como si fuera una cortina. Imagínate a parejas echando polvos en los lugares más insólitos. No hablo ya de los lavabos sino de, por ejemplo, debajo del escenario o detrás de los amplificadores. Todo eso como decorado de fondo. Se apagan las luces y, por encima del bramido general de la basca, una guitarra. Una guitarra imponiéndose sobre todo los ruidos. Haciendo estallar sus notas contra las paredes, rebotando de un lado a otro, haciendo saltar los tímpanos y volviendo majara al tipo más cuerdo. Ahí estaba Ted, aplastando a la gente con su sonido y dándoles lo que pedían multiplicado por diez. Parecía que la capacidad de resistencia física de ese hombre no tenía límites. Donde otros tipos se derrumbaban, o se retiraban agotados, él parecía fabricar más energía. Parecía como si hubiese hecho un pacto con el mismísimo demonio. El caso es que Ted no se retiraba hasta estar absolutamente seguro de que todo el mundo había quedado satisfecho. De no ser así, podía seguir toda la noche hasta hacer suyo a tío más escéptico de la sala.

Sus recuerdos de The Amboy Dukes:

Fueron maravillosos, sorprendentes, una bendición. Todos los que pasamos por el grupo éramos gente de mucho talento. Jóvenes músicos creciendo y aprendiendo juntos. Honestamente, pienso que “Journey To The Center Of The Mind” es uno de los mejores discos de todos los tiempos. Había grandes músicos en aquel tiempo, 1968, caso de Jimi Hendrix o Jeff Beck, por mencionar sólo dos, pero nadie fue capaz de grabar un álbum tan bueno como ese. Me encantaba tocar con Steve Farmer. Nos compenetrábamos muy bien y, además, es un gran, gran compositor. Todavía mantengo el contacto con alguno de aquellos chicos y somos unos cuantos los que pasamos por la banda, pero el único que aparece en todos los discos soy yo. Estoy orgulloso de ello.

Escena musical en Detroit en la época de The Amboy Dukes:

No sólo en Detroit, en toda el área de Michigan había grandes bandas, grandes músicos. Ahí estaban MC5, Iggy Pop & The Stooges o Brownsville Station, pero creo que los más recordados, los más famosos, éramos nosotros, aunque esté mal decirlo. De verdad que lo pienso.

Las radios en U.S.A.:

En EE.UU. las radios, y hay cuatro emisoras por cada ciudad por muy pequeña que sea, están programando un tipo de Rock muy especial. Creo que Ted Nugent ha estado demasiado tiempo funcionando y ha superado, de alguna manera, las reglas del R&R, ha sobrevivido a esas reglas. Judas Priest tocan solos de guitarra en plan Ted Nugent, Def Leppard también, y Quiet Riot muchos más. Yo también estoy tocando con mi estilo que es algo que ha pasado ya a la historia y que, por lo tanto, me pertenece tanto a mí como a los demás.

Secreto de su supervivencia:

Pienso que se debería analizar mi estilo de vida. Las temporadas que paso cazando en los bosques, las giras y todo eso. Pienso que de ahí sale mi energía. Yo mismo me sorprendo cada noche porque estoy más marchoso que nunca, cada vez tengo más energía. No lo entiendo, pero está muy bien.

La vida en el campo:

No me importa quien seas o cuales sean tus convicciones morales o religiosas, si yo te llevo a una cacería y no te gusta, entonces no deberías continuar con vida. Todo el mundo tiene ánimo depredador. Ya sea de matar algo o de cualquier otro tipo de salida de energía. No hay duda de que si tu mente se muestra débil serás vigilado.

¿De dónde sale toda esa energía?:

No lo sé. Si lo supiera la embotellaría y la vendería. Hay gente que se atreve a decir que me he suavizado. A veces me cuesta llegar a entender cómo la gente puede ser tan estúpida. ¿Suavizarme? Me doy más marcha encima de un escenario durante dos horas que la que la gente se da en toda su vida. Qué les jodan.

Rutina en el mundo del R&R:

No me aburro, me sigo divirtiendo. Si no fuera así lo hubiera dejado. Nadie tiene ni idea de los sitios donde he tocado. A finales de los 60 hacías giras increíbles. Nos metíamos en una camioneta, zumbábamos como locos por las autopistas, llegábamos al lugar y montábamos el equipo. Conocíamos a las chicas de los alrededores, tocábamos dos o tres horas y volvíamos a desmontar. Nos metíamos de nuevo en la camioneta y salíamos zumbando otra vez. En aquellos tiempos tenía 17 años y no tomaba drogas, sólo chicas. Luego llegué a hacer 300 conciertos al año. No iba a casa para nada, ni siquiera lavaba la ropa. Cuando se ensuciaba la tiraba a la basura y compraba otra nueva.





Lo que opina de:

Joey Perry:

No está mal el tío ese. Es un buen guitarrista en conjunto, pero no como líder. Le faltan ideas brillantes. Además, se marca demasiadas poses.

Donald “Black Dharma” Rosser (Blue Öyster Cult):

Ese es un buen colega mío. Técnicamente es algo fuera de serie. Por cierto, desde que ha tirado para adelante como artista en solitario no hay forma de que le vea el pelo y me gustaría marcarme unas buenas jams con él. En la época de B.O.C. nos lo pasábamos fenomenal.

Ritchie Blackmore:

Aunque a uno no le guste Ritchie y su estilo, él ha entrado por derecho propio en la leyenda. Fue uno de los primeros guitarristas de Hard Rock que consiguió hacer triunfar este estilo a nivel mundial de un modo arrasador. Eso tiene su mérito. Para mí sigue siendo uno de los guitarristas más creativos que existen.

Rick Nielsen (Cheap Trick):

Es un majareta muy simpático. He estado en su casa y tiene la colección de guitarras eléctricas más alucinante que he visto en mi vida. En el sótano tiene una sala inmensa llena hasta los topes de guitarras de todos los modelos, marcas y formas imaginables. Pero él, como solista, no es gran cosa. Normalillo. Es mejor con la guitarra rítmica.

Jimmy Page:

La gente le ha dado más importancia de la que realmente se merece. Su único mérito es haber sido, en su momento, un guitarrista innovador que fue capaz de crear un sonido propio, el sonido de Led Zeppelin. Pero, repito, se le ha sobrevalorado.

Fred “Sonic” Smith (MC5):

Mucho ruido y pocas nueces, para mí, lo que hacía entonces era sólo ruido. A veces acudía a alguno de los conciertos que concedía su banda y la mayor parte del tiempo el menda ponía los dedos en el mástil de cualquier forma. Lo único que hacía era ruido. Después ha sido peor, pura basura. Encima está enmierdado con las drogas hasta el cuello.

Pat Travers:

Otro de los pocos guitarristas que me merecen un poco de respeto. En una época actuaba de telonero para mis conciertos y reconozco que lo hacía muy bien. Me preparaba al público a las mil maravillas. Su único defecto es que no tiene estilo propio. Técnicamente es superior, pero como guitarrista tiene poca personalidad. A la mínima que te descuidas el tío ya está enrollándose con los típicos solos de Blues.

Steve Hunter (Lou Reed, Alice Cooper):

Ha tenido épocas en las que, con un poco de suerte, podría haber llegado arriba del todo. No ha tenido esa oportunidad y ahora ya ha perdido la carrera. Se ha quedado en la cuneta por ser sólo un mercenario que alquila su hacha al mejor postor. Una verdadera lástima, un desastre.

Jeff Beck:

Un innovador. Un maestro del toque suprasensible. Ha sabido dar siempre a su música una sensibilidad y emotividad a través de una ejecución musical muy fluida.

Jimi Hendrix:

El maestro artesano. El artífice de un modo de tocar que ha influido, influye, e influirá en muchas generaciones de músicos. Un pilar en la historia del Rock en su versión más actual. El único que se ha acercado a las tremendas dimensiones de la capacidad formal y lírica del instrumento.

Eric Clapton:

El guitarrista que ha reorganizado definitivamente el Blues blanco. Le han querido imitar muchos, pero él se ha convertido en un mito vivo.

Eddie Van Halen:

Un líder contemporáneo. Ha causado en la música actual más impacto que cualquier otro, exceptuando a Jimi Hendrix. Fue innovador cuando la innovación era ofuscada y se sufría una regresión de los estilos. Fuente de inspiración para aquellos guitarristas que quieren llevar la interpretación lírica del instrumento mucho más allá de sus confines.

Yngwie Malmsteen:

Un técnico sensacional. Aumenta y renueva el barroco en el R&R.

Gary Moore:

Desgraciadamente, no se le valora lo suficiente. Poseía un amplio repertorio de estilos que habría que escuchar mucho más. Era un guitarrista sensacional.




Dave Maniketti:

Alguien con fuego en las manos.

Vivian Campbell:

Nunca le di la importancia debida cuando me telefoneaba en 1977 pero le escuché con Dio y me sorprendió bastante.

Angus Young:

Si se puede superar la energía de la técnica, su interpretación es una de las mejores y excitantes de su género.

Rudolph Schenker/ Matthias Jabs:

Excitantes. Los alemanes que mejor adaptan las influencias americanas.

Sammy Hagar:

Tiene alma. Toca muy tradicionalmente y sabe darle gustillo al público.

Billy Gibbons:

Es mi guitarrista favorito de todo el mundo. Muy, muy tradicionalista, pero con más alma que cualquier negro que haya escuchado.

Ace Frehley:

Estaba siempre tan frío y petrificado que no se podía descifrar lo que tocaba, aunque las noches que era brillante era fantástico.

Keith Richards:

El maestro del chapoteo. Cuando toca parece que sus dedos chapotean cobre las cuerdas. Su sonido es el más marrano y gruñón que se ha escuchado nunca.

Pete Townshend:

El guitarrista rítmico por excelencia. Cada vez que hace un solo se te revuelven las tripas, pero cuando lleva el ritmo te arrastra. Inventó unos acordes potentes.

B.B. King:

Un portavoz de la generación de creadores del Blues que establecieron la guitarra eléctrica definitivamente. Todos los músicos le deben su herencia musical.

Mark Knopfler:

Es maravilloso. El único que se revuelca por el Country.

Chuck Berry:

Sin palabras. A su edad sigue siendo “Papá Berry”.

Tommy Bolin (Deep Purple):

Siempre he tenido problemas con tipos como Tommy “Bolinga” porque era un gran guitarrista, pero se agarraba tales pedos que nunca se podía apreciar el enorme potencial que llevaba dentro.






Si no tocara R&R qué haría en la vida:

Probablemente lo que hago siempre que puedo, huir a los bosques y vivir de lo que cazo. Es una auténtica emoción para mí, un estilo de vida de retorno a las raíces y me encanta. Voy con arco y flechas y tengo que cazar para alimentarme y vestirme. Toda la ropa que solía llevar en el escenario era de animales que había matado yo. Mientras desee seguir cazando, te lo aseguro, querré seguir tocando R&R., hay muchas similitudes entre los dos. Para mí son los dos mayores mogollones que existen.

Cambios continuos de miembros en su banda:

Encuentro muy estimulante trabajar con músicos diferentes y a ellos les pasa igual trabajando conmigo. La verdad simple es que yo puedo quemar una banda mucho más rápido que ningún otro hombre sobre la tierra. Ellos van con el viejo Ted a la carretera durante algunos meses y luego están listos para ingresar en la clínica de reposo.

Acerca de su sordera de un oído por tocar tan alto:

Sí, tengo un problema con uno de mis oídos, pero es una de esas cosas que probablemente cambiaría si dejase de tocar un año o dos. Para mí no vale la pena. No oír demasiado bien por un oído es un precio alto, pero merece la pena por tocar como un quiere. Entre nosotros, he empezado a usar tapones para los oídos en mis shows. No bajando el volumen puedo mantener mi yankín y frankín hasta siempre.

Cambio de imagen:

¿Por qué debería hacerlo? Hay más gente tocando R&R bueno, duro y alto ahora que nunca y la mayoría llevan el pelo largo y cuero. Si lo miras de este modo, yo ahora soy mucho más hippie de lo que fui nunca. Además, si no he cambiado en tanto años ¿para qué carajo voy a cambiar ahora?

Rockstar:

Me hace mucha gracia cuando me dicen que soy un rockstar. ¡Yo no quiero ser esa mierda! ¿Rockstars? No creo en los rockstars. Veamos, ¿qué significa ser un rockstar? Ser mono, cuidar tu cabello y estar a la moda, agujerearte el cuerpo haciéndote estúpidos piercings, ¡no! Lo mío es trabajar duro, tocar aún más duro, amar a mi familia y cazar.




Músico que se dedica a la política o político que se dedica a la música:

Soy simplemente un hombre americano. Eso es una suerte, un privilegio, el haber nacido en este gran país. Creo que todo buen americano debería sentirse como yo, todos tenemos una responsabilidad por ello. En estos tiempos que vivimos ahora, cuando todo el mundo va a lo suyo, sin pensar en los demás, se necesita más que nunca un líder capacitado para recuperar los valores tradicionales de la familia y vivir la vida de manera sana, compartiendo aficiones y experiencias con tus allegados, amigos y vecinos. Vivimos en un mundo donde la apatía es general, controlados por políticos inútiles y las grandes corporaciones. Yo creo en el individuo por encima de todo esto y el individuo necesita compromiso. Si no te comprometes eres un mal americano

Tommy Shaw (Styx) habla del nacimiento de Damn Yankees:

Ted y yo llevábamos como dos años de contactos. Nos gustaban nuestros respectivos estilos. Un día empezamos a componer juntos y nos enteramos de que Night Ranger se habían separado por lo que preguntamos a Jack si quería unirse a nosotros. En cuanto a Michael, tocaba en mi banda poco antes de irnos de teloneros de Rush. Cuando Ted y Jack lo escucharon fue incluido en la banda de inmediato.

Tommy acerca de las diferencias, como guitarristas, entre él, Jack y Ted en Damn Yankees:

No es en absoluto una alianza extraña. Precisamente por ser tan diferentes tenemos esa química que funciona a la perfección.

Jack Blades (Night Ranger) sobre quién tiene la última palabra a la hora de grabar los temas en Damn Yankees:

Tommy y yo somos unos auténticos viciosos del estudio. Nos podemos pasar horas y horas ahí. Ted es completamente opuesto. Casi no hay forma de que entre en el estudio, prefiere el aire libre. El papel de Ted es más bien el de conseguir que los temas no acaben demasiado bonitos. La presencia de Ted se nota claramente en nuestros discos.

Posible reunión de Damn Yankees:

Espero que pueda producirse, sí, lo veo. Jack, Tommy y Michael son buenos amigos además de grandes músicos. Nos vemos muy a menudo y lo hemos hablado alguna vez y estamos de acuerdo. El problema es compaginar nuestras agendas, todos estamos con otros proyectos. Ten por seguro que cuando ocurra crearemos unas geniales canciones. Los discos que hicimos me parecen fabulosos y contienen alguna de las canciones más difíciles de tocar entre todas las que escrito en mi carrera. Ojalá suceda, lo digo de corazón.

Su música:

No obligo a nadie a que le guste lo que hago, pero sí que exijo respeto, el mismo que yo tengo con quien no me gusta o no estoy de acuerdo. La música me llega al corazón y si te metes con mi música me estás ofendiendo e hiriendo mis sentimientos. Aprendí de los más grandes, de gente como Little Richard, Bo Diddley o Chuck Berry. Mi intención cuando salgo a un escenario es superar la energía que desprendían esos colosos.

A qué banda le gustaría pertenecer:

A los Rolling Stones. No creo que encajáramos mucho en el aspecto personal, pero en lo musical seguro. Son, quizá, la mejor banda de R&R que ha existido, en mi opinión.

Recuerdos de sus conciertos por España:

¡Muy buenos! La última vez fue en un festival y cayó una tormenta enorme. Recuerdo estar excitado en ese concierto. El público español es inteligente y sabe apreciar lo bueno. Os gustan mucho los guitarristas americanos, lo sé, y me siento muy respaldado y valorado cuando actúo allí. He disfrutado mucho en España. Me gusta la comida, la simpatía y la amabilidad de la gente. Lo que no me gusta es que hay un aspecto en que os parecéis a los americanos, os gusta mucho beber, no concebís la idea de una fiesta sin alcohol. Eso no va conmigo, ya sabes.

Sobre si es consciente de que mucha gente no escucha su música por su manera de ser:

Mi música, mi forma de vida y mis opiniones son la misma cosa, la misma unidad, forman parte de mí. Soy un hombre libre, norteamericano, no me gusta la constitución ni el actual sistema de gobierno. Cualquier persona cabal se da cuenta de que lo que esta administración está haciendo es llevar al país a la ruina, económica y personal. La gente joven ya no tiene valores porque el gobierno no quiere que los tenga. Yo estoy muy orgulloso de haber educado a mis hijos como lo he hecho y no permito que nadie me diga cómo he de vivir mi vida o cómo debo pensar. Sé que mucha gente conecta conmigo por la música, pero otra mucha ha conocido primero mis ideas y gracias a ellas ha conocido después mi música. Lo que ves es lo que hay.

Se ve como presidente de EE.UU.:

¡Por supuesto! ¡Quiero ser presidente de EE.UU.! De esta manera todo el mundo podrá ver que existen personas reales, con valores, a los que no les importa el dinero. Con respeto por la historia y la tradición, un mundo mejor es posible. Mucha gente no está de acuerdo con mis ideas y me parece bien, pero nadie puede negar que le gustaría vivir como yo lo hago, en paz y armonía conmigo mismo, mi familia y la naturaleza, alimentándome de productos naturales controlados por mí, no por ninguna empresa, y sin envenenar mi cuerpo, lo más preciado que tengo.




Opinión sobre Barack Obama:

Ya lo he dicho otras veces, ese hombre es el diablo en persona. Va a acabar destruyendo todo por lo que luchamos. Odia a los emprendedores, a la gente de éxito, no acabo de entender el porqué, pero pone mil trabas a la gente que intenta producir riqueza y sin eso no se pueden crear puestos de trabajo. Si hablamos del tema de la salud pública, ahí es todavía peor. Prometió una serie de cosas de las cuales no ha cumplido ninguna. Siempre he pensado que el auto-gobierno era la mejor solución para el pueblo, pero desde que este hijo de puta llegó al poder estoy más convencido que nunca.

Acerca de Michael Moore:

“La conciencia de América” ¡Ja! Ese es aún peor que Obama porque no es nadie. Ha engañado a mucha gente pero a mí no. Es un jodido gordo que gracias a su verborrea se ha hecho rico, pero en realidad no es más que un drogadicto. Habla de humildad, de valores, presume de ser un hombre del pueblo, pero manda a sus hijos al colegio más caro y se gasta indecentes cantidades de dinero en drogas. Le conozco desde hace muchos años, es del área de Michigan, y siempre fue un puto hipócrita. Es basura, un error humano.

Los que más detesta en el mundo de la música:

Te puedo decir dos mega estrellas que, en mi opinión, no deberían estar ahí: Dave Matthews y Bruce Springsteen. No me entiendas mal, no les odio, pero están sobrevalorados.

Experiencia en el reallity show “Supergroup”:

¡Muy Bien! Muy divertido. Una nueva experiencia que me sirvió para hacer nuevos amigos y convivir con otros artistas, todos ellos gente con mucho talento, en unas circunstancias distintas para mí. Procuro obtener un beneficio personal en todo lo que hago y esa experiencia me resultó enriquecedora. Cumplí mis expectativas, por eso entré en la casa, para vivir una nueva experiencia que confiaba que podría salir bien. Sólo lamento que la música que hicimos no tuviera más repercusión, pero considero que es buena.

Bandas nuevas:

No escucho muchas cosas nuevas, pero, por ejemplo, me gusta mucho Bruno Mars.






PENETRATOR


Posible cambio de estilo:

No creo que mi música haya cambiado. Pienso que hay algunas ideas nuevas, algunos elementos nuevos, pero básicamente sigo haciendo lo que siempre he hecho, Rock Duro y veloz. Quizá influya la voz de Brian Howe que sabe ligar unas melodías increíbles.

Puro sonido Ted Nugent:

He grabado tantos discos que sería estúpido seguir grabando siempre la misma canción. Este disco contiene el tipo de música en la que siempre he creído, de corazón, el tipo de canciones que siempre he escrito, las que me salen del alma y de los cojones.

Un trabajo más suave:

No entiendo cómo la gente puede decir que estoy suavizando mi música. Este disco es tan suave como un perro ladrándote el culo. En serio, qué se jodan. Está muy claro que este trabajo escupe fuego y caña como el que más.

Bajada en las ventas:

Nunca espero nada de cómo va a ir un disco mío. No daría un trozo de pingüino muerto por lo que dicen los críticos o por lo que le parece a las compañías discográficas. Yo hago la música para mí.  Amo cada álbum que hago y no sé por qué unos venden más y otros menos. Llevo en este negocio lo suficiente como para saber que todo se mueve en círculos y lo que es leche cortada un día es helado al siguiente.


DON´T TREAD (DAMN YANKEES)


Tommy Shaw habla del cambio de sonido:

Después de unos cuantos años juntos y casi 300 conciertos juntos es normal que se madure, que surjan cambios. Seguramente en el siguiente disco ocurrirá lo mismo, habrá otros cambios. Además, eso es bueno.

Tommy comenta cómo Ted Nugent se ha amoldado a este proyecto:

Él ha sabido amoldar su estilo y virtuosismo con el sonido que requiere esta banda. Hay que tener en cuenta que esta no es la banda de Ted Nugent. Somos cuatro músicos con nuestra voz y nuestro voto. Además, tenemos la suerte de contar con un guitarrista soberbio y con renombre. No hay más misterio que ese.

Tommy acerca de su inclusión en el disco “Barcelona Gold” (Canciones de los JJ.OO. de Barcelona):

Es fabuloso que nos hayan incluido sobre todo si piensas que ha servido para dar ánimos a los atletas. La verdad es que nos encanta el deporte y hemos seguido todas las jornadas de los juegos.




ULTRALIVE BALLISTICROCK


Comparación con otros álbumes en directo:

Me encanta publicar discos en directo, pero tienen que estar muy cuidados, reflejar la experiencia de un concierto de Ted Nugent. ¿Qué significa eso? Pues ser sincero, desnudar tu alma ante el público y, por supuesto, tocar como si fuera la última vez que lo fuera a hacer todas las canciones que la gente quiere escuchar. A alguna gente le parecen condiciones tontas, pero eso es porque son unos ignorantes.

Formación en la grabación de este disco:

Con Derek St. Holmes, Greg Smith y Mick Brown ahora tengo la mejor banda que jamás hubiera podido soñar. Nadie se lo cree cuando lo digo, pero soy un soñador, en la más amplia expresión de la palabra. He tenido una carrera tan maravillosa que ni en mis mejores sueños lo hubiera imaginado. Con estos chicos estamos ofreciendo los mejores conciertos de toda mi carrera, los más intensos y enérgicos. Somos una puta máquina de maniacos del Rhythm & Blues al servicio de las mejores canciones de las que un rockero puede disponer.

Fotos y declaraciones extraídas de: Heavy Rock, Popular 1, Metal Hammer y Full Metal. Gracias por estar ahí o haber estado.