miércoles, 9 de septiembre de 2015

Lo Dicho... Ramones










En todas las declaraciones que he encontrado de los Ramones pocas hacen referencia a un trabajo discográfico suyo en concreto. Esto ha hecho que este artículo no tenga la misma estructura que cualquiera de los anteriores de esta sección del blog. Así pues, lo dividiré partiendo de cada uno de los distintos componentes de la banda neoyorkina. Una vez aclarado esto, diré que Ramones siguen siendo uno de mis grupos preferidos, que por mucho tiempo que pase, cada vez que los escucho me pongo a botar como un loco y que sí, que le doy la razón a tod@s l@s que siempre han pensado que son un grupo malo, machacón y repetitivo, musicalmente hablando, pero que se trataba de ser eso. Hazlo tú mismo, hazlo tal como salga, disfruta de ello y que les den, de esto también se trataba. Con esta filosofía crearon toda una corriente llamada Punk. Una pena que para much@s sean una marca de zapatillas o camisetas pero es lo que tiene la ignorancia. Por eso, que suden vuestros ojos leyendo estos párrafos porque aquí no hay descanso que valga. One, two, three, four… hey, ho,  let´s goooo!!!








JOEY RAMONE

Sobre sí mismo:

De crío siempre odié ser tan alto. Siempre destacaba y la gente me lo hacía pasar mal. Cuando eres crío todo lo que te hace diferente te complica la vida. Más adelante aprendí a disfrutarlo.

Comienzos:

Cuando empezamos la formación era diferente. Yo era el batería, Dee Dee tocaba la guitarra rítmica y John la solista. Dee Dee cantaba pero no podía cantar y tocar al mismo tiempo.
Al principio no teníamos ni idea de  lo que estaba sucediendo en la época. Has de recordar que en el 74 todo era Disco Duck, Convoy, I´m A Woman y Don´t Rock The Boat, Baby. ¡Nosotros sí que la estábamos liando, estábamos reventando la fiesta! Lo llamaron Punk Rock.

Primera canción:

Acabábamos de comprar nuestros instrumentos. Tomamos como referencia algunos discos de bubblegum y dijimos: “”Probemos a tocar esta música”. Yo pensé: “¡No puedo tocar eso, no sé ni por dónde empezar!”. No sabía tocar canciones de otra gente, por lo tanto tampoco podía desarrollar un estilo como otra gente. Aprendí desde cero. La primera canción que escribimos fue “I Don´t Wanna Walk Around With You”.

Origen del nombre Ramones:

Dee Dee empezó a llamarse a sí mismo Dee Dee Ramone. Era fan de Paul McCartney. Cuando McCartney se registraba en un hotel empleaba el alias de Ramone, Paul Ramone. Antes de que los Ramones fueran banda Dee Dee ya empleaba ese nombre.

El CBGB:

Fuimos una de las primeras bandas que tocamos allí. Cuando lo encontré era un tugurio que no colaba como bar bluegrass. La primera vez que hablé con Hilly Kristal me dijo: “No le vais a gustar a nadie, tíos, pero os volveré a llamar”. Estaba ese tipo, Terry Ork, que representaba a Television y les conseguía las mejores noches. Los primeros espectadores para los que tocamos fueron el camarero, su perro y dos tipos de las Cockettes.

Teloneros de Black Sabbath:

No encajábamos allí. Era como los Ramones e ignorancia pura. Nuestro nuevo agente de contratación pensó que aquello ampliaría nuestro público. El promotor lo anunció como una batalla de las bandas. Allí, en San Bernardino, hay un montón de granjeros paletos moteros que seguían a muerte a Black Sabbath. Son fans muy leales, como los de los Ramones, pero nuestro público entonces era muy reducido. Empezamos a tocar y la gente con botellas de whisky haciéndonos ver que nos las iban a tirar. Al cabo de 20 minutos empezó a caernos encima medio mundo: botellas, bujías, carburadores. Fuimos capaces de esquivarlo todo y nadie salió herido pero les dijimos: “¡Qué os jodan!” y nos largamos.

Relación de la banda con su público:

Está basada en la sinceridad y la honestidad. Los Ramones somos un grupo que golpea de veras y eso le llega ala gente que tiene algo dentro, algo que es original, divertido y explosivo. Esto le llega a la gente que se siente joven con independencia de la edad que tengan.
Los chavales del Medio Oeste se sentían estafados porque mucha gente no pasaba por allí. Nosotros llegamos a todos los rincones y agujeros. Mientras que muchas bandas importantes sólo tocaban en estadios con capacidad para 20.000 nosotros tocábamos para la gente. Nosotros tocábamos para la gente mientras que ellos lo hacían por la pasta sin que les pudiera importar si los chavales bailaban.

El Punk:

Básicamente el Punk es rebelión. Es introducir un cambio donde ese cambio resulta necesario. Es una actitud, ya sean los Ramones, Elvis Presley o Jim Morrison. Las cosas estaban paradas, habían perdido fuerza, la verdadera esencia y el movimiento desaparecieron. Lo que nosotros hicimos fue recuperar el entusiasmo, la sencillez y la provocación. Todo el mundo estaba tocando R&R que era el término generalizado. Punk parecía resumirlo todo para la gente que no sabía qué estaba pasando.

Evolución de la banda:

Somos la única banda que se ha mantenido fiel a su ideal inicial. Los demás se pasaron al sonido de Bruce Springsteen o Elvis Costello, o al disco o al reggae. Somos la única banda que no se desvió dela idea original. Nunca fuimos en la dirección de The Clash. Nunca quisimos entrar en las discotecas desesperadamente. Eso es una mierda.






La MTV:

MTV es hipocresía. Es la mediocridad para las masas, no valen nada. Todo lo que se ve y se escucha allí está pagado y comprado. No hay nada que sea de verdad, auténtico.

Vídeo “Psycho Therapy”:

Se prohibió en toda América. Tampoco fue emitido en Londres y Europa. Dijeron que era ofensivo. Estuvo en la MTV por un tiempo pero lo cortaron. No hay nada violento en el vídeo. Es muy artístico. Vetarlo fue una censura.

Nirvana:

En lo que concierne a honestidad, Ramones y Nirvana tenían mucha similitud. Yo intuí después de la sobredosis en Roma que Kurt se iba a suicidar, sobre todo teniendo que hacer una gira como la del Lollapalooza todo el verano. No me sorprendió cuando lo supe. Su muerte es una gran pérdida para el mundo del Rock porque Nirvana eran de verdad no como un montón de bandas que son artificiales. Hablo, por ejemplo, de Blind Melon, Stone Temple Pilots o Smashing Pumpkins.

Pantera:

Son muy buenos, gente de puta madre. Están enfermos de la cabeza pero son divertidos.

Gobierno Bill Clinton:

Noto que estamos un poco mejor en el terreno de la censura. Los stickers que se pegaban en las distintas portadas de los discos están desapareciendo pero la derecha nos sigue tocando los cojones. Afortunadamente, ahora les preocupa más el tema del aborto que censurar la música. Curiosamente, ahora mismo la censura está más en organismos como la MTV que en la política. En la MTV no quieren poner a grupos como nosotros o Motörhead, prefieren a Maria Carey.

Tiempo libre de la banda:

A mí me gusta ir a ver boxeo y levantamiento de pesas. Johnny es el gran fanático de los deportes, tenis, beisbol y fútbol americano. CJ prefiere siempre el hockey sobre hielo y Marky lo  único que quiere siempre es estar con su mujer. Bueno, también le gustan mucho los coches.

Fin de la banda:

Después de hacer algo por mí consideraría hacer algo por ellos. Tras 22 años de giras constantes con gente a la que no aprecias ya tenía suficiente. Me gustaban mucho ciertos aspectos de la banda, las actuaciones, los fans, pero ya había tenido mi ración. Era tiempo de tener una vida y ahora soy mucho más feliz.

Epitafio para su tumba:

Fue un tipo jodidamente grandioso. Os amo a todos.


JOHNNY RAMONE


Sobre sí mismo:

No falté un solo día durante los cuatro años que fui al instituto. No me convertí en delincuente hasta que salí del colegio. Tuve una carrera delictiva de dos años. Iba por ahí pegando a los chavales para quedarme con su dinero, robando carteras. Hacía el mal las veinticuatro horas. Era terrible. No sé cuál era mi problema. Las cosas que entonces me divertían eran chungas. Si me encontraba un televisor en la basura me subía con él a un tejado, esperaba que pasara alguien por la calle y entonces le dejaba caer justo en sus narices. Era la monda ver cómo se quedaban al advertir que un televisor se les venía encima desde una altura de 10 metros. Yo me partía, aunque fueran actos terribles. También descubrí un modo de detener el ascensor. La gente chillaba y pulsaba la alarma pero yo los dejaba allí. A los 20 años dejé de beber y de meterme drogas, encontré un curro e intenté ser normal.

Dee Dee:

Era un personaje único, el bajista Punk más influyente. Marcó las reglas que buscan todos los bajistas de Punk Rock. Sus canciones no se parecían a nada, eran una pasada. Fue tan prolífico que escribía letras continuamente. Creo que influyó en todos los bajistas que le vieron tocar.






Telonear a U2:

Una experiencia distinta pero, en general, preferimos tocar para los fans de Ramones. No lo hicimos ni por dinero ni por el placer de tocar sino simplemente por la experiencia de estar en estadios. Queríamos tocar en un estadio y para gente que no son nuestros fans.

The Beatles:

En mi opinión la única banda que introdujo cambios con éxito a lo largo de los años fueron los Beatles. Eran capaces de cambiar disco a disco y ser tan buenos o mejores. No creía que nosotros fuéramos capaces de hacer eso. Los Beatles eran de una categoría única.

Ante la posibilidad de telonear a Gun N´Roses en Buenos Aires:

No creo que necesitemos abrir para ellos. A lo mejor puede que ocurra lo contrario. En otro lugar que no fuese BB.AA. tal vez nos interesaría pero aquí no. Respetamos lo que hacen, parecen buenos chicos.

Baladas:

¿Baladas que son temas lentos? Sí, tocamos el “Have You Ever Seen The Rain? de la Creedence pero entonces ya no es una balada.

Comienzos:

Tommy era nuestro consejero y nos insistía a Dee Dee y a mí para que montásemos una banda. Yo le decía: “Pero si no sé tocar” y él te salía con: “Oh! No te preocupes por eso”. Tommy siempre tuvo intuición. Yo curraba en la  construcción como yesero. Dee Dee y yo trabajábamos en el mismo edificio. Él trabajaba en la sala de correos y siempre comentábamos la idea de formar un grupo pero pensábamos que era un mal rollo y no nos decidíamos. Entonces, de pronto, lo vi todo claro. Pensé en comprarme una guitarra y buscarme algo que hacer hasta que encontrara otro trabajo.
Empezamos queriendo ser una banda de bubblegum. Veíamos a The Bay City Rollers como nuestros competidores. Nos creíamos un grupo para colegialas pero estábamos chiflados. ¿Cantar sobre un tipo que vuelve del Vietnam y se convierte en chapero y asesina a gente? Para nosotros era lo más normal mientras que los Bay City Rollers cantaban “R&R Love Letter”.

Imagen:

Para enero del 75 sonábamos y lucíamos como los Ramones. Teníamos la imagen lista. Tommy y yo hicimos muchos cambios. Refinamos la imagen. Hicimos que Dee Dee tocara con púa, que Joey se quedara de pie agarrado a la barra del micro. Hicimos grandes cambios.

Primeros conciertos en el CBGB:

Cuando dimos uno de nuestros primeros conciertos en CBGB, Alan Vega de Suicide vino a vernos y nos dijo a Dee Dee y a mí: “Esto es estupendo, era lo que estaba esperando”. Le dije a Dee Dee: “Este tipo está chalado. Si podemos engañarle a él puede que podamos engañar a mucha gente”. Cuando empezamos a hacernos grandes yo seguí diciendo a Dee Dee: “No puedo creerme que se la estemos pegando a tanta gente”.

Solos de guitarra:

Había visto a los New York Dolls y me parecía que estaban muy interesados en las canciones. Hubo un periodo de los 60 con grandes canciones en las que la guitarra jugaba un papel secundario. Nos habíamos librado de los solos. Al final de los 60, con el auge de las drogas, atravesamos por el abuso de los solos. Yo quería volver al hecho básico de tocar canciones. Tommy habló durante dos años de montar una banda con Dee Dee y conmigo. Yo no quería estar en una banda. Pensé que aquello no era normal. Entonces tropecé con Dee Dee un par de años después y estuvimos hablando de música.

El Punk:

El R&R estaba hecho para los punks desde que comenzó a mediados de los 50. Punk es tan solo Rock rebelde para todos los chavales no una pandilla de viejos tocando para los padres y las madres. En los 70 llamaban Rock a Styx, Kansas, Foreigner y cosas así. ¡Eso no es Rock! Eso es lo que escuchan tus viejos.

Pinhead:

En 1977 estábamos en Cleveland con Roy Buchanan y nuestro concierto fue suspendido por la lluvia. Fuimos al cine, vimos “Freaks” y escribimos una canción sobre pinheads. Ya teníamos una canción sobre pinheads de modo que necesitábamos a uno. Un pipa llamado David Moon fue el Pinhead original.

Primera gira por Europa:

La primera vez que fuimos a Europa fue alrededor de Julio del 76. Estuvimos allí dos días, el 4 de Julio en el Roundhouse y el 5 en Dingwalls. Era una gira compartida con los Flamin´Groovies y se había acordado que nos fuésemos turnando en el orden de aparición. Cuando llegamos allí se negaron e insistieron en acabar ellos todos los shows. Nadie podía tocar detrás nuestro. Cualquier banda haría mejor en tocar antes que nosotros pero si queréis ser vosotros los últimos, adelante. Todo el mundo fue allí para vernos. La gente se largaba después de nuestra actuación.
Los Damned, Clash, Sex Pistols, Chrissie Hynde, todos tenían nuestro disco y se habían propuesto ensayar después de nuestro bolo. Pasamos todo el tiempo junto a los Damned y los Clash, se estaban preparando para empezar a ensayar. Dijeron que habían formado sus bandas aquella misma semana y estaban esperando para vernos.

Sex Pistols – The Clash:

Fuimos a una universidad a las afueras de Londres y vimos allí a The Clash y a Sex Pistols. The Clash me parecieron muy buenos y los Pistols me decepcionaron un poco. The Clash mejoraban cada vez que les veía. Hubo un momento en que pensé que eran nuestros iguales. En el Palladium, después del segundo álbum pensé: “Mierda, estos tíos son tan buenos como nosotros”.

La salida de Tommy:

Fue una sorpresa porque no me había dado ninguna indicación de que fuera a dejarnos. No podía entender que alguien dejara la banda. Yo estaba un poco preocupado acerca de la química de la banda. Sentía que me entendía con Tommy y que él comprendía lo que estábamos haciendo. No sabía lo que iba a pasar.

Dee Dee:

Cuanto más empeoraba Dee Dee más grave era el problema. Al principio, hubo una temporada en la que llegaba sobrio a los conciertos pero empezó a aparecer con resacas de pastillas y alcohol. En los comienzos todos estábamos sobrios siempre, al menos durante los conciertos. Incluso cuando estaba fatal Dee Dee siempre tocaba. Nunca se tuvo que cancelar ningún concierto por su culpa. Dee Dee estuvo de gira con hepatitis y seguía tocando bien.

Reagan:

Pensaba que Ronald Reagan era el mejor presidente de nuestra época.






Banda de culto:

Ya me había resignado al status de culto. Ver que las bandas nos tenían en cuenta fue importante. Pearl Jam nos pidió ir de gira con ellos. White Zombie hizo lo mismo y también Soundgarden. Hasta entonces nadie nos había pedido nada parecido. Esa fue una sensación muy reconfortante en los últimos años.

Último concierto:

Celebramos el último concierto en L.A. porque era donde acababa la gira y yo estaba afincado allí. Habría preferido planearlo algo mejor, hacer algo un poco más grande, anunciar que iba a ser nuestra última actuación y tocar en el Universal Amphitheater.

Carrera en solitario:

No quiero tener una carrera en solitario. Cuando acaben los Ramones acabará esto para mí.

DEE DEE RAMONE


Cambio en el sonido de la banda:

Mira, lo que pasa es que la gente no sabe en realidad lo que Ramones son. Todo el mundo ve una foto que proyecta la imagen de fuera pero pocos conocen lo que hay dentro. La verdad es que no es cierto que andemos todo el rato con el Punk Rock. Nosotros también escuchamos a los Stones, Jimi Hendrix, Blues y música negra. Si por mí fuera tocaría Blues, no es que el Punk Rock sea mi vida, lo que sí es mi vida es todo el R&R. Yo no le veo nada de malo a que tú escuches otras cosas y si la gente no ve la música como algo cool, Punk, Rock, o lo que sea, es ya problema de ellos.

“Now I Wanna Sniff Some Glue”:

No es una canción sobre ponerse ciego. El segundo verso es “Ahora quiero tener algo que hacer”. Ya lo ves, es sobre un chaval y estar aburrido.

“Too Tough To Die” (Demasiado Duro Para Morir):

Yo lo llevaba tatuado junto a un diablo y un tridente porque así es como siempre había sentido a los Ramones. Siempre pensamos que estábamos luchando por aquello en lo que creíamos y nuestra manera de pelear era no rendirnos. Especialmente durante el periodo de los primeros 80, lo estábamos pasando mal pero no podíamos rendirnos.

Salida de la banda:

Creo que ya habíamos tocado demasiado y todo estaba en su lugar. Era hora de que hiciera algo por mí. Estuvimos juntos mucho tiempo y, la verdad, es difícil que la gente pueda convivir tanto sin que surjan problemas.

Motörhead:

Por supuesto que me considero un fan de la banda, siempre me han gustado muchísimo, sobre todo Lemmy como bajista. Le conozco personalmente y es un gran tipo, todo un carácter.

Influencia de bandas Punk a la hora de escribir sus propias canciones en solitario:

Me siento influenciado con la actitud Punk en general pero a la hora de componer y de hacer música no te sabría decir. Cuando hice mis primeras canciones con los Ramones en 1976 ni siquiera existía el término Punk. No lo sé, de verdad, no te sabría decir. Yo cuando hago música me limito a coger mi guitarra  y contar una historia.

Grunge:

Esos grupos, en general, son los más opuesto a lo que debe ser el R&R. Son demasiado cerrados, se copian unos a otros y no son reales. No me transiten absolutamente ninguna sensación de credibilidad. No es música que venga de la calle, de donde venía el Punk. De ese saco sólo me parecían auténticos Nirvana, ellos sí que eran una banda de verdad. Tenían muy buenas canciones.






TOMMY RAMONE


Comienzos:

Monte A. Melnick y yo decidimos abrir un estudio de grabación y ensayo llamado Performance. Este fue un negocio muy productivo. Despegamos de inmediato y las mejores bandas de Nueva York solicitaban nuestros servicios. En ese punto decidí dedicarme a la representación de bandas y di un toque  a mi amigo de instituto John Cummings con el que había coincidido en varios grupos antes. Le dije que era el momento de que moviese el culo y empezara a tocar música de nuevo. Pensaba que él era el músico más carismático que conocía y, aunque se sacaba un buen sueldo trabajando en la construcción, sabía que el corazón lo tenía en la música. Lo mismo sucedía con Dee Dee y Joey, también personalidades dinámicas que necesitaban proyectarse creativamente. Así nacieron los Ramones.

Cosas sobre Johnny:

Conocí a Johnny en la cafetería durante mi primer año de instituto. Nuestra conexión es la música.
Cuando éramos críos a Johnny le encantaba ir por ahí con su parafernalia de derechas. Una vez hizo una declaración que a mí me resultó divertida. Dijo: “Si acabo sin dinero seré comunista. Si acabo rico seré capitalista”.

Cambios en la formación:

Dee Dee era el cantante solista pero chillaba y se quedaba afónico al cabo de dos canciones. Entonces Joey cogía el micrófono de la batería y cantaba “I Don´t Care”. Había sido batería en otras bandas y era el batería de un grupo glam al que nunca había visto. Tenía buena voz pero no era buen batería. Entonces tuve esa idea: “Guau, estaría bien si Joey cantara”. Le comenté que se pasara a cantar pero entonces nos quedamos sin batería.

Buscando batería:

Publicamos un anuncio en el periódico y probamos a varios baterías en los estudios Performance. El estilo de la época era el Heavy Metal, como John Bonham o Carmine Appice, y eso no encajaba para nada con nuestra música. Yo no sabía tocar la batería pero me senté en ella y les expliqué cómo debían tocar esas canciones. No eran capaces de pillarlo. Entonces los otros empezaron a decir: “¿Por qué no tocas tú la batería?”. Lo probé para divertirme y de alguna manera salió bien. Sabía cómo debían sonar. Así que decidí hacerme batería. Me llevó un tiempo hacerlo bien pero desde el primer momento tuve una buena vibración. Al principio tenían un sonido destartalado pero cuando yo empecé a tocar les di un punto más fluido. La música necesitaba ser algo más marchosa.

Filosofía de la banda:

Nuestro lema era que el virtuosismo no contaba, lo importante eran las ideas por sí mismas, lo cual era algo revolucionario en la época. Incluso los Dolls y los Stooges intentaban ser bandas de verdad. Fuimos la primera banda que enarboló la noción de que el virtuosismo no solo no es necesario sino que podía ser un obstáculo. Aquella era una idea totalmente original. Los Ramones estaban inspirando a muchas bandas incapaces de dominar sus instrumentos. De pronto decían: “Quizá no tenga que ser tan bueno. Quizá pueda montar una banda”.

Consecuencias de dicha filosofía:

No solo se formaban bandas a nuestro rebufo en ciudades enrolladas como Londres o Los Ángeles, sucedía en cada ciudad en la que tocábamos. Tocamos en Cleveland y a la semana siguiente surgieron Pete Ubu. Fuimos a Boston y entonces apareció DMZ y Real Kids. La historia venía de antes, desde Nueva York, porque cuando tocamos allí por primera vez David Byrne y Chris Frantz estaban entre el público y luego empezaron con los Talking Heads.

Primer concierto:

El primer concierto fue en el CBGB teloneando a Blondie que por aquel entonces se hacían llamar Angel And The Snake. No había otro sitio donde tocar a excepción del CBGB, en consecuencia empezamos a organizar conciertos en los estudios Performance. Allí disponíamos de un escenario, amplificadores y un sistema de iluminación casero.

Comienzos del Punk:

Cuando aparecimos no había nadie como nosotros. Pensábamos que el pastel era nuestro y, de golpe, los Pistols. ¿Qué es esto? ¿Tenemos competidores? Nosotros ni siquiera habíamos cruzado la puerta. Los Pistols iban a ir a un estudio de primera, tenían detrás una gran producción y cantidad de pasta.

Teloneros de Johnny Winter:

Cuando aún nos encontrábamos buscando contrato discográfico, Danny Fields era un buen amigo de Steve Paul, que tenía el sello Blue Sky, en el que estaba Johnny Winter. Así que, para probarnos, para ver si podíamos volar, nos puso como teloneros de Johnny Winter en Waterbury, Connecticut. Nadie nos había oído nunca y salimos tocando canciones de los Ramones. Empezaron a tirarnos todo lo que pudieron, botellas, petardos. Nos echaron del escenario a gritos. Horrible.

Dee Dee:

Gran parte de la conducta de Dee De ese debía a las drogas. Era el tipo de persona a la que no puedes ofrecer una copa porque beberá hasta perder el sentido. Con las drogas pasaba lo mismo. Tomaba muchas drogas y algunos de sus problemas podrían deberse a los daños causados por tantos años de consumo. Dee Dee y yo manteníamos una extraña relación. Nunca pudo entenderme. No podía entender que a mí me bastara una cerveza. Para él yo era muy disciplinado y no es así. Pensaba que era asombroso que yo pudiera cocinar hamburguesas.

Abandono de la banda:

Siempre estaban paranoicos, pensaban que yo quería mandar y esa no era mi intención. Tenían un conflicto respecto a mi papel en la banda. Estaban intentando crear una fantasía de lo que los Ramones eran y parte de esa fantasía consistía en que mi contribución no contaba o algo parecido. De algún modo Joey y Dee Dee presintieron que iba a dejarles y dijeron: “No te vayas”. Les expliqué que veía forzado a hacerlo. Intentaron convencerme de lo contrario, sin demasiada convicción pero lo intentaron. Johnny estaba consternado y sorprendido pero no montó ningún número. Les dije que no quería salir de gira nunca más. “No necesito tocar la batería. Puedo enseñar a alguien cómo hacerlo y podéis seguir sin mí. Seguiré trabajando con vosotros en el estudio”. Todo estaba saliendo bien hasta que el último día me la jugaron. Trabajamos mucho tiempo en “Road To Ruin”, varios meses. Puse mucho trabajo en aquellas canciones y se suponía que iba a recibir una cuarta parte de los derechos de autor. El último día John seme acercó y me dijo: “No vas a recibir derechos”. Su excusa fue que yo iba a recibir un porcentaje de la producción. Cobré algo pero no mucho.






MARKY RAMONE


Primer contacto con los Ramones:

Wayne County fue el primero que me hizo escuchar el primer álbum de los Ramones. Estaba en la planta superior del Max´s, donde Wayne pinchaba por la noche, y tenían ese disco. Los había visto en directo pero no era un fan todavía. Cuando escuché el disco pensé: “¿Qué coño es esto?”. Nunca había oído nada como aquello. Yo estaba metido en un rollo muy técnico, tresillos, redoble de dos y dos, diferentes tipos de compases, y al oír aquello supe al momento que iban a cambiar las cosas. No importaba que fuera simple, aquello sonaba como un maremoto, un tren, una fuerza intensa y eléctrica, un muro desmoronándose encima de ti. Richard Hell tenía algo pero lo de los Ramones era lago especial.

Incorporación a la banda:

Yo había visto a los Ramones un par de veces en el CBGB. Entonces descubrí a través de Dee Dee que Tommy iba a dejar la banda. Me preguntó: “¿Te unirías a los Ramones?”. Recordé la gira que acababa de hacer con Richard Hell y The Clash y de lo mucho que Richard odiaba salir de gira, por no hablar de lo que le fastidiaba el pogo y que le escupieran. Richard era más poeta y escritor. Pensé en ello y respondí: “Sí, supongo que lo haría”. Un mes después estaba esperando a que Johnny me informara de mi situación en la banda, los pros y los contras. Me dijo: “Danny y Linda quieren que hagas una prueba pero creo que estás dentro”.

La prueba:

Había 20 baterías esperando en un enorme sofá. Me senté a la batería y toqué “I Don´t Care”, “Sheena Is A Punk Rocker” y “Rockaway Beach”. Lo siguiente fue una llamada de aprobación. Una vez en la banda ensayamos en Daily Planet y conocí a Monte. Tommy estaba sentado detrás de mí en la batería y repasábamos “Road To Ruin” y su repertorio en directo. Tuve que cambiar mi estilo de tocar. Aquello era la simplificación llevada al extremo.

Primer concierto:

Mi primer concierto con ellos fue en Poughkeepsie, Nueva York. Estaba nervioso pero salí airoso. Tras el concierto Dee Dee estaba muy contento. Sabía que yo estaba en la banda, de modo que ahora tenía a alguien con quien compartir priva y fiesta.

Salida de la banda:

Teníamos una noche libre de modo queme tomé unas copas. Lo siguiente que supe es que estaba bebiendo con Roger Maris, de los New York Yankees. La Banda se largaba a la mañana siguiente para un bolo en Virginia Beach, donde yo debía encontrarme con ellos. Cuando al final me desperté le dije a aquella groupie: “Vamos al concierto”. Me dijo que no sabía conducir. Nos habíamos puesto tan ciegos la noche anterior que prometió llevarme sin acordarse de que no conducía. ”¿Y ahora cómo coño vamos a llegar allí?”. Empecé a alucinar. Fuimos al aeropuerto a intentar alquilar un avión privado pero el tipo me vio tan pasado que seguramente pensó que iba a querer pilotar el avión. No lo conseguí, de modo que el concierto se canceló. Tuve que pagar todas sus dietas de aquel día. Volvía a casa y al cabo de una semana recibí una llamada de Joey y Dee Dee diciéndome que no podía seguir en la banda.

Vuelta a la banda:

La novia de Richie era amiga mía y me contó que les había dejado. Llamé a Monte para enterarme de lo que había pasado y luego tuve un encuentro con John. Volví a la banda pero, para entonces, Joey bebía y se metía coca. Joey y John estaban dejando de hablarse y Dee De ese encontraba en un planeta desconocido. Se metía psicodrogas, yerba, vestía chandals Adidas, playeras y cadenas de oro. Estaba en su fase Rap.

R&R High School:

Cuando la hicimos la gente nos daba a Dee Dee y  a mí pastillas y mierdas a través de la verja del plató y también había alcohol. Por la noche los fans hacían guardia en el Tropicana. Iban allí después del rodaje. A las 6:30 dela mañana nos tomábamos media Quaalude con café. La escena en al que nos subimos a un coche y vamos a un cine fue filmada a las 7 de la mañana después de una noche de priva, groupies y drogas. Cuando veo la película sé si yo estaba de resaca y si Dee Dee estaba todo pasado y puedo recordar lo que hicimos la noche anterior. Él acabó en urgencias  y le hicieron un lavado de estómago. Vaya locura.

Salida de Dee Dee:

Cuando él lo dejó fue como si Paul McCartney dejara los Beatles. Era una parte esencial de la banda. Johnny y yo hablamos y nos preguntamos qué hacer, si debíamos poner fin a la banda o no. John dijo que buscaríamos un sustituto y seguiríamos. ¿Quién iba a llenar el vacío dejado por Dee Dee? ¿Quién iba a componer como él?

Ceremonia R&R Hall Of Fame:

Lo típico, nos volvimos a encontrar todos, nos dimos la mano, nos saludamos, hablamos… Mi mujer y yo compartimos mesa con Tommy. La noche fue muy especial para mí pues me rencontré con Dee Dee que era mi mejor amigo. Después fuimos a una fiesta organizada por Phil sector hasta las 4 de la mañana y luego a dormir.

Discos tributo:

Siempre está bien saber que te están haciendo un disco tributo, que la gente graba cosas pensando en ti es algo magnífico. Tampoco creo que el mundo necesite tantos discos tributo a nosotros pero bueno, está bien. Lo mejor sería un nuevo disco de los Ramones aunque, por razones obvias, esto es imposible.

Joey:

Mucha gente no quería sentarse al lado de Joey durante los vuelos. Aquello me sentaba mal. Pensaban que su aspecto era demasiado extraño. Probablemente le sentaba mal a él también. Monte era el único que se sentaba a su lado. Entonces volábamos en clase turista donde todo era muy estrecho. Joey se embutía en aquellos pequeños asientos con las rodillas pegadas al pecho. Después pasamos a clase business y fue mucho mejor para él.






Johnny:

John se burlaba siempre de Joey. A mí no me habían educado de esa manera. “Aquí viene el chaval judío de dos metros andando por la calle”. El cabrón estaba cargado de prejuicios. Cuando un negro cruzaba por delante de nuestra furgoneta decía: “Mira ese colgado, arróllalo”.

Muerte de Dee Dee:

Sin lugar a  dudas puedo afirmar que con su muerte se ha ido el mejor compositor de Punk Rock de todos los tiempos. Sus letras basadas en experiencias de la vida misma han llegado hasta un montón de compositores. Era único, muy original.

Visión de la música actualmente:

Después de la generación de Pearl Jam no ha habido nada que valga realmente la pena. Todo esto del Rap Metal realmente es algo que lo encuentro una porquería y qué decir de Britney Spears o Back Street Boys, ¡vaya mierda! Que quieres que te diga, prefiero todo lo antiguo de los 70s., eso era música potente y con energía por eso Ramones eran tan especiales.

Descargas en la red:

Creo que está bien. Si un grupo quiere poner sus temas en internet para que la gente los descargue me parece magnífico. Creo que estamos en un periodo de transición y no hay nada que hacer. Siempre ha habido copias piratas y siempre las habrá pero si quieres que te diga la verdad es algo que no me importa.

Influencia de los Ramones en otras bandas:

Posiblemente sería más fácil nombrar a las formaciones que no se vieron influenciadas por los Ramones así que no me puedo poner a enumerar pero siempre es gratificante escuchar que hay bandas, grandes y pequeñas, que hacen canciones del grupo. Por supuesto, las más grandes siempre acaparan la atención pero eso no es lo importante. Siento la esencia de Ramones en los jóvenes que cogen un instrumento y hacen lo que les place consiguiendo ser creativos. A veces el apartado técnico es prescindible, simplemente hazlo, eso es lo importante.

“Adiós Amigos”:

Ese disco con los dinosaurios en la portada, con esos sombreros. Gran álbum, horrible portada.

Final de la banda:

Después del concierto en L.A., eso fue todo. Se había acabado. No me despedí de nadie. Quería salir de allí. Me largué, me compré un helado, volví al hotel y me puse a ver la tele.

Últimos días de Joey:

En cierto modo no debería hablar de ello. Debemos respetar la intimidad de Joey y su familia. Joey tenía cáncer y perdió la batalla. Todos perdimos a una gran persona. Algunos se referirán a él como el cantante de los Ramones, para otros era un amigo, un hermano o hijo. Le visité y es duro ver a alguien enfermo. Toqué en algunas canciones de su álbum en solitario. Teníamos en mente hacer algo con los Misfits y de repente todo se fue al garete. Desearía que estuviera aún entre nosotros para que pudiera recibir ese MTV Music Award y la nominación en el R&R Hall Of fame.





RICHIE RAMONE


Incorporación a la banda:

Es una historia divertida. Debo decir que no era un gran fan de la banda hasta entonces. Me gustaban y les había visto varias veces en el CBGB, club del que era cliente habitual. Uno de mis amigos en el club era Little Matt, rodie de Ramones, y un día me informó de que estaban buscando un nuevo batería, que ya estaban con las audiciones. Me animé y le pedí que me consiguiera una así que me aprendí casi todos los discos de la banda y allí me presenté. Desde el primer momento con el que hice mejores migas fue con Joey que se quedó impresionado por mi manera de tocar. Lo pensaron un poco y me confirmaron para el puesto. Es una historia de estas de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Todo esto ocurrió a finales de 1982.

“Somebody Put Something In My Drink”:

Estoy muy orgulloso de esa canción y nunca falta en mis shows. Muchos fans me han comentado que es una de sus favoritas. Fue muy fácil de componer. La letra habla de lo que ocurre después de que alguien echara LSD en mi copa, no es una gran historia. No deja de sorprenderme el reconocimiento que tiene. Me gusta mucho la versión de Children Of Bodom, le dan una nueva dimensión.

Joey:

Joey era mi hermano, mi mejor amigo, él me animó a componer. Salimos juntos prácticamente cada noche durante los cinco años que estuve en la banda. Aunque no tocáramos quedábamos para dar una vuelta por Nueva York. Le echo tanto de menos…

Johnny:

Nunca fuimos amigos. Johnny no tenía amigos ni dentro de la banda ni fuera de ella, me atrevería a asegurar. La nuestra era una relación estrictamente profesional. No voy a soltar mierda sobre él porque ya no está entre nosotros para defenderse y eso no me parece justo. Era una persona con la que era difícil tratar. Cuando entré en la banda todo parecía ir bien, teníamos una relación cordial aunque nunca he estado seguro de que me aceptara como miembro. Tuvimos muchas diferencias tanto musicales como de negocios. Joey y Dee Dee me apoyaron a muerte. Monte Melnick, el road manager, también pero él no. Mi único propósito era que la banda se mantuviera fiel a su estilo, algo en lo que Joey y Dee Dee estaban de acuerdo. Me emocioné mucho cuando Joey dijo, y lo hizo también en público, que yo había salvado a la banda, que era la última gran cosa que le había sucedido a los Ramones.

Dee Dee:

Al igual que con Joey, también salí muchas veces con Dee Dee. Había dos Dee Dees, el tío más cool del mundo, el artista con un talento inmenso, un ser especial, un poeta, y la persona atormentada que afloraba de vez en cuando. Algo así como Jekyll y Hyde. Cuando se convertía en Hyde era difícil, sus demonios le vencían y necesitaba medicarse mucho para contenerlos. Un amigo muy querido.

C.J.:

Le conocí hace poco cuando nuestras respectivas bandas tocaron en la fiesta del 60 aniversario de Mosrite en Nashville. Luego hemos vuelto a coincidir alguna vez como en el Joey Ramone Birthday Bash. Es un tío estupendo. Me cae genial.






Marky:

Nunca he hablado con él, nunca nos hemos conocido.

Grabaciones delos discos en los que participó (“Too Tough To Die”, “Animal Boy” y “Halfway To Sanity”):

No fueron muy tensas, en general. Ramones ensayábamos muy poco, a veces sólo un día a la semana y de las tres horas que alquilábamos el estudio, yo creo que lo que se dice ensayar no llegaría ni a una. Me gusta mucho cómo quedaron esos discos, hay grandes canciones ahí y no suenan como ninguno de los anteriores. Luego, cuando Dee De se fue, sus álbumes perdieron todo atisbo de calidad. Él era el principal compositor y el más talentoso de todos. Me gustó mucho trabajar con Tommy, el batería original, que produjo “Too Tough To Die” junto a Ed Stasium. A Tommy le encantaba como tocaba y me dio una libertad creativa absoluta.

Abandono de la banda:

Parte diferencias creativas y parte por tema económico. Johnny se negaba a hacerme partícipe de una parte de las ventas del merchadising. Joey y Dee me apoyaban, como siempre, pero Johnny no hubo manera. Mi nunca existente relación con él estaba muy deteriorada. Yo tenía 29 años y un hijo y no me parecía justo cómo me estaba tratando ese hombre así que la finalizar un show me fui para la limusina que nos esperaba y allí dejé todo, a mi banda, a mis amigos y a ese tipo. No sé si tomé la decisión correcta pero no me arrepiento, ya no valen las excusas. Siempre estaré orgulloso de ser un Ramone, es un honor.

Positivo y negativo de haber estado en Ramones:

El simple y a la vez complicado hecho de haber formado parte de la familia Ramone ya supone una bendición eterna. A ellos les debo mi carrera musical y mi paso de la juventud a la madurez. Lo negativo es que mis hermanos Joey y Dee Dee no están aquí, se fueron demasiado pronto. Sueño con ellos muchas veces y siento su presencia alrededor mío en muchos momentos sonriendo y diciéndome: “Lo estás haciendo bien, Richie”.

CJ RAMONE


Entrada en la banda:

Para la prueba tocamos “I Wanna Be Sedated” tres veces y la clavé. Dijeron que me llamarían. Volví a casa pensando que aquello había sido una pasada. Llamé a todo el mundo que conocía diciendo que había tocado con los Ramones. Nunca esperé que me volvieran a llamar. Una mañana me desperté en casa de mis padres al escuchar que llamaban a la puerta. Era la pasma, venían a buscarme por haber desertado. La segunda noche en el calabozo un guardia me dice: “Ward, Tienes una llamada”. Yo pensaba que era mi madre y que iba a sacarme de allí. Me puse al aparato y oí: “Chris, soy Johnny Ramone, ¿cómo te va?”. Le dije: “Lo siento, debí habéroslo dicho pero no quería fastidiarla. Me ha caído un mes de calabozo”. Pensaba que se mosquearía ya que en un par de semanas salían de gira. Me dijo: “Cumple tu arresto y cuando salgas tendrás un trabajo”. ¡Hostia puta! Le dije a todos los de la celda que era miembro de los Ramones pero nadie me creyó.

Sentimiento dentro de la banda:

Tal como yo lo veía, mi situación era que tenía aquello con lo que soñaban millones de personas. Si mi mayor responsabilidad del día era estar en el vestíbulo del hotel a la hora señalada y no podía cumplirla es que era un puto mierda.
Siempre me trataron bien pero nunca me sentí parte de la banda porque yo había sido un fan de ellos durante muchos años antes de entrar. Era imposible que me sintiera realmente parte de la banda. A veces notaba que cierta gente que había estado cerca de la banda desde el principio me trataba como un advenedizo. Estoy seguro de que esto pasaba porque era joven y un poco memo. Yo estaba encantado de todo. En menos de dos meses pasé de estar en la cárcel a formar parte de uno de mis grupos favorito de todos los tiempos.

Relación con otras bandas:

Johnny nunca hablaba con las bandas con las que íbamos de gira. En Lollapalooza empecé a hablar con todo el mundo nada más llegar. Finalmente conseguí que Johnny se uniera a las conversaciones y, por primera vez en toda su vida, creo que fue consciente del impacto que causaba.

Sobre el equipo que llevaba la banda:

Lo que tenían en común el equipo y la banda es que todos eran putos inadaptados. Era una banda de inadaptados.

Una regla:

Había una regla, nada de beber antes del concierto. Estábamos en Australia y yo me encontraba muy afectado por el jet lag. Bajé al vestíbulo del hotel, me tomé un gin-tonic y me pillaron. Johnny se puso en plan: “Ya conoces la puta regla, esto y aquello”. Podía fumar yerba, podía fumar cigarrillos. Nuestro acuerdo es que si me perdía un concierto me penalizaban con la paga de una semana.





Viajes en avión:

Cuando me uní al grupo todavía existía la sección de fumadores y yo me sentaba en la parte de atrás con los pipas, fumando y privando. Nos fumábamos una tonelada de yerba antes de subir al avión y entonces peleábamos y montábamos batallas de almohadas y comida. Si alguien se dormía le cubríamos de mierda.

Mondo Bizarro:

Yo acababa entonces de entrar en la banda. Había un gran revuelo y todo el mundo estaba convencido de que ya lo tenían, de que aquello les iba a introducir en la radio y en la MTV. Pensaron que lo iban a conseguir haciendo que todo sonara más bonito pero resultó no ser así. En mi opinión suena demasiado insustancial. Las canciones que a Joey y a mí nos parecía que sonaban mejor con mi voz fueron las que yo canté.

Último concierto:

Fue ridículo. Somos una banda neoyorkina por excelencia y dimos nuestro último concierto en L.A. porque Johnny vivía allí.

Textos y fotos extraídos de: Heavy Rock, Popular 1, FullMetal y el libro "De Gira Con Los Ramones" de Monte A. Melnick y Frank Meyer. Gracias por su aportación