lunes, 31 de agosto de 2015

Festival MusiKceres









El pasado sábado, 29 de Agosto, se celebró, dentro del programa del Festival de Cultura Urbana, en la Plaza de San Jorge de Cáceres el Festival MusiKceres. El cartel quedó definitivamente compuesto por las bandas Farragua, de Plasencia, Black Angel´s, de Le Mans, Ilex, de Cáceres, y Uncensored, de La Roche-Sur-Yon, ciudad hermanada con la capital cacereña. Todo comenzó con un poco e retraso, algo de agradecer por el calor que aún hacía en la parte antigua. A pesar de ello, el calor junto con un ambiente que se fue caldeando cada vez más fueron las dos cosas más significativas del entorno.




Llegué a San Jorge cuando estaban probando sonido Black Angel´s así que opté por ir a tomar algo mientras aquello tomaba forma y para cuando volvimos ya estaban encima de las tablas los placentinos Farragua. Con un estilo bastante parecido al de Extremoduro descargaron durante su tiempo la mayoría de los temas de su trabajo “Ahora Sí Que Estamos Bien”. A pesar de la poca afluencia que había en esos instantes por allí lo dieron todo con su Rock Urbano de letras afiladas. Destacaría un tema que me gustó bastante y creo que llevaba el título de “En carne Viva”. Estuvieron despidiéndose, todo hay que decirlo, durante unas cuantas canciones para hacerlo definitivamente con la homónima del grupo. Un buen rato que dejó gran sabor de boca entre los y las presentes. Espero que sigan adelante con su proyecto deseándoles lo mejor.





Sin apenas darnos un respiro, esta fue otra de las características del encuentro, subieron a escena los franceses Black Angel´s. Tengo que reconocer que estábamos bastante interesados en ver y oír a estas bandas galas. Nos ofrecieron un show de puro Hard y Heavy Metal con una buena puesta en escena. Con ellos el sonido fue mejorando poco a poco algo que también influyó en el público que comenzó a calentarse con los de Le Mans. Junto a sus temas propios se marcaron dos versiones, “Knocking At Heaven´s Door” original de Bob Dylan y reinterpretada por Guns N´Roses, y el mítico “Highway To Hell” de AC/DC. Buenos esto Black Angel´s que nos hicieron pasar un gran momento.





Después de cambiar instrumentos y demás siguió el concierto con la actuación de Ilex. Tenía muchas ganas de verlos pues he tenido varias oportunidades en el pasado de hacerlo y, por una razón u otra, nunca se llevó a cabo. Pusieron toda la carne en el asador y, con el mejor sonido del festival, nos ofrecieron un concierto redondo en todos los sentidos. Me gustaron mucho tanto en el plano musical, unos bestias, como en la conexión con el público, el hecho de jugar en casa también influyó, supongo. Desgranaron su trabajo “Quercus” con potencia y saber estar. Se les vio felices durante toda su actuación delante de un público formado por bastantes más de los que estábamos al principio. Invitaron al guitarrista de Uncensored a compartir escenario como gesto de buen rollo entre las bandas. Enhorabuena a Ilex por su concierto, espero que sigan así y tenga muchas más oportunidades de demostrar lo que son y valen que es mucho. Para mí lo mejor de la noche.





Cerraron este festival los también franceses Uncensored. Caña, caña y más caña a base de Harcore y Thrash Metal. Después de haberse metido unas cuantas de horas de bus, parecía que esto les había venido hasta bien. Otros que nos deleitaron con los temas de su trabajo “The Strongest Hate” y que devolvieron la invitación a Ilex haciendo subir al cantante de estos durante su actuación. Con el público ya totalmente entregado fueron unos cuantos los que, a petición de la banda, se subieron al escenario y compartieron momento con el grupo, en plan Maiden, vamos. Felicitaciones para Uncensored por su música y conexión. Esperamos volverlos a ver pronto por aquí.






Hasta aquí este Festival del que destacaría dos cosas. La primera el esfuerzo de los Ilex por organizarlo, espero que la cosa siga adelante y disfrutemos de alguna edición más, y la segunda el haber disfrutado de nuevo de un concierto en la Plaza de San Jorge. Con toda la polémica que ha levantado lo de la apertura de la cafetería en dicho lugar de la parte antigua creo que quedó demostrado este sábado que ambas cosas son perfectamente compatibles. Ojalá siga así para otros festivales y encuentros y esperemos que sigan respetando los precios. ¡Hasta el próximo año, MusiKceres!!


lunes, 24 de agosto de 2015

Aturo Arnalte: "Redada De Violetas. La Represión De Los Homosexuales Durante El Franquismo"









Releer es quizás un placer mayor que la propia lectura. Puedes volver a entrar en contacto con asuntos que te parecieron interesantes en su día así como darte de bruces con otros que puede que se te pasaran por alto en tu primera leída. Eso es lo que me ha ocurrido con “Redada De Violetas” de Arturo Arnalte. Si ya me resultó extraordinario cuando lo leí por primera vez, ahora me atrevo a decir que me ha parecido más  impactante aún.




Editado en el 2003, poco antes de la aprobación del matrimonio homosexual en este Estado, debería ser lectura obligada en todo lo relacionado con los derechos humanos de dicho Estado. Arturo Arnalte, valenciano, doctor en Historia Comtemporánea y periodista, además de recoger una serie de declaraciones de distintos homosexuales que sufrieron la represión franquista por su orientación sexual sobre las que gira esta obra, hace un largo e intenso recorrido por lo que fue dicha represión incluso antes de la subida al poder del dictador. En dichos testimonios podemos encontrar desde personas que voluntariamente se prestaron a terapias para “curar” su homosexualidad hasta los que pasaron por colonias penitenciarias como la de Tefía en Fuerteventura o las cárceles de Huelva y Badajoz además de las de Barcelona, Carabanchel o Valencia.




La ley republicana de Vagos y Maleantes fue aplicada por el régimen franquista tal cual hasta su reforma en 1954. Durante esta época se puede decir que la mayoría de las personas enviadas a cárceles eran militares que por dichos actos homosexuales eran reprimidos por ataque al honor de la patria. No olvidemos que en muchos casos lo propios mandos, favorecidos por sus acciones durante la contienda civil, hacían uso de su poder para obligar a soldados y otros rangos inferiores a complacer sus deseos. Lo grave de esto es que, una vez destapado todo este entramado, eran acusados tanto el que obligaba como el obligado. Así de justa ha sido siempre la ley en estos casos.




Después de dicha reforma de 1954 la ley comenzó a aplicarse directamente contra homosexuales pillados en redadas o in fraganti durante sus relaciones sexuales. Estos acabarían en las secciones especialmente pensadas para ellos en la Modelo de Barcelona, Carabanchel y en la cárcel de Valencia, entre otras. Pero no fue hasta la llegada de la Ley De Peligrosidad Social, aprobada en 1970, cuando la represión se hizo más palpable pues los homosexuales tenían dos destinos claramente “especializados”, Huelva y Badajoz.




Esto, ampliamente documentado, como todo el libro, podríamos decir que sería la parte dedicada al Derecho pero no sólo de esto se alimentan estas páginas. Si ya de por sí son espeluznantes los testimonios de los presos que pasaron por dichas cárceles, los argumentos de muchos médicos insistiendo en su saber curar la homosexualidad de mil maneras infames pone sobre la mesa su falta de profesionalidad y sus ansias de fama. Esos psiquiatras obsesionados en comparar homosexualidad con trastornos de conducta debieron ser más peligrosos aún que la propia ley que lleva por nombre la peligrosidad. La ciencia, enfrentada por siglos a la religión, influyó masivamente en toda esta represión para al final convertirse en dogma y acabar reprimiendo de igual manera o peor que su propio enemigo. Una lo hace con la lapidación o la hoguera, la otra con descargas, terapias aversivas o pastillas y tratamientos. Si la psiquiatría fuera realmente una ciencia donde los resultados la hicieran avanzar habría desechado todas estas barbaridades una vez vistos los resultados de las mismas. Por el contrario se empeñó, y se empeña, en cerrar un camino para abrir otro, cambia el nombre del sendero y a otra cosa, todo es válido antes que reconocer que está en un error y que no tiene nada que curar allí donde la enfermedad es inexistente.



Suelta esto y coge los argumentos de esos grandes jueces y pensadores que mediante párrafos y párrafos de pura verborrea justifican una ley tras otra. Leyes que, al igual que las terapias, poco sirven a la hora de “hacer bien” a los que aplasta su dura losa. Aquellos apoltronados en sus asientos de Tribunales y Juzgados crean teorías y maneras para aplicarlas que son puramente injustas y deberían ser rechazadas por la propia ley ante su ineficacia. Pero claro, cómo estas élites van a reconocer un error, eso nunca, mejor crear una ley más represiva aún que la anterior, con justificaciones nuevas y expectativas todavía más rimbombantes. Como veréis la represión no sólo vino por parte del Estado y la religión, todos estos señores médicos y jueces se encargaron de crear un ambiente de falsa esperanza sólo para justificar lo injustificable. No tienen desperdicio ni una ni la otra parte del texto.



Ahora bien, otra de las características de la obra de Arnalte es toda esa información que pone a nuestro alcance acerca de la cultura homosexual en este Estado desde finales del XIX – principios del XX hasta finales de dicho siglo. Esta es, sin duda, la parte, digamos, más lúdica del libro. Te enterarás del porqué de “violetas”, cuáles fueron las primera obras de temática homosexual en esta época, de aquellos autores, poetas, novelistas o actores, que nunca renegaron de su condición y aquellos que la tuvieron siempre oculta o entre bambalinas. Los que sufrieron represión o exilio, o ambas cosas, por ser homosexual y los que se doblegaron antes de asumirlo. A este aspecto le sumas la lucha de los colectivos homosexuales a partir, sobre todo, de la muerte de Franco y llegas a otro de los apartados más instructivos del libro. No debemos olvidar que hasta Enero de 1979 no se eliminó la mención de la homosexualidad de la Ley de Peligrosidad Social y que las últimas sentencias que hacen referencia a dicha tendencia sexual son de Junio de 1981. Os sorprenderá todo el proceso de lucha para llegar a este final sobre todo por parte de socialistas y comunistas.




Después de releer una obra como esta te paras a pensar y te preguntas si tanto ha cambiado todo para la comunidad LGTBI en este Estado. Está claro que no irás a la cárcel por ello pero con los datos en la mano, esos que ponen de manifiesto que la mayoría de las agresiones en este país tienen relación con la sexualidad del atacad@, me atrevo a afirmar que en este caso la propia ley va por delante de la sociedad. Esa misma sociedad que ha exigido cambios laborales, de libertad individual y colectiva, que sale a la calle para reivindicar y criticar a gobiernos corruptos y alejados de sus habitantes se sigue escandalizando de la homosexualidad de muchos y muchas de sus ciudadanos. Raro es el gay, la lesbiana, transexual o bisexual que en su día a día no tiene que sufrir el ataque verbal directo o indirecto por ser como es y si no tienes suficiente con ello te encuentras de frente con la hipocresía del “yo tengo un amigo” o “conozco a muchos gays”. Esta sociedad todavía se sigue escandalizando al ver a dos hombres o dos mujeres abrazados por la calle, ya no digo besándose, y si vives en ciertos entornos rurales más aún. El “si se quieren casar que se casen” no es suficiente cuando no te dejan expresar libremente algo tan humano como es la sexualidad paseando por un parque, en un concierto o durante una cena. Por ahora, como dije con anterioridad, la ley, paradójicamente, ha ido, y va,  por delante de la sociedad.




Por último, quisiera cerrar esta crónica en primer lugar agradeciendo a tod@s aquell@s que, con sus testimonios, forman parte de esta “Redada De Violetas”, al autor por su gran trabajo y a Pedro Zerolo por ese epílogo que resume perfectamente todo lo leído anteriormente. Es de obligación no olvidar que todo lo que te vas a encontrar en estas páginas sigue sucediendo en la mayoría de los lugares del mundo, algunos con leyes más represivas aún que las descritas aquí. Una vez conocido todo lo vivido y sufrido por estos lares deberíamos ser mucho más solidarios con aquellos que no tienen posibilidad de vivir libremente tal y como son. Que todo se quede solamente en la superficie material de diez días gastando sin parar en Barcelona o de miles de personas inundando un barrio de Madrid no puede hacernos olvidar todo  lo sufrido y luchado para llegar a ello y, sobre todo, todo lo que están viviendo nuestros compañeros y compañeras en muchos de los rincones del planeta. En este caso no se trata de no olvidar para que no vuelva a suceder sino de no olvidar para evitar lo que ya está sucediendo. Nadie tiene derecho a reprimir por amar, ni religiones, ni justicias, ni ciencias pues todas y cada una son creaciones humanas y el amor estará siempre por encima de cualquiera de ellas.

lunes, 17 de agosto de 2015

Steven Tyler: ¿Acaso Molesta El Ruido Que Retumba En Mi Sesera?





Tengo que admitir que me gusta más saber acerca de la historia de las bandas que conocer las distintas biografías de alguno de sus componentes. Esto cambia cuando lees la historia de un integrante que o es el más destacado del grupo o es uno de los principales como es el caso que nos ocupa con Steve Tyler y Aerosmith.



Steven Víctor Tallarico cambió su nombre Steve Tyler para convertirse en el cantante de una de las bandas más aclamadas de la historia del Rock en general y del americano en particular. En las primeras páginas de esta obra podrás conocer un poco más toda su trayectoria vital, comenzando por su nacimiento en un hospital del Bronx, su relación con la naturaleza y Sunapee o cómo el hecho de nacer en el seno de una familia de músicos llegó a marcarle de por vida. También conocerás sus primeros escarceos con la música en vivo, te sorprenderás al saber que tocaba la batería, las drogas y esa especial relación que tenía con su madre, algo que le marcó para siempre. Para mí esta parte es quizá la más interesante pues refleja todas esas vivencias que pocas veces conocemos de esas estrellas de la música y que son esenciales para comprenderlas.



Harto de pasar de una banda a otra, consiguiendo cierto repunte con alguna de ellas, conoce al guitarrista Joe Perry, al bajista Tom Hamilton y a Joey Kramer, al que, según el propio Tyler, ayudó más de una vez con las baquetas. Junto a ellos iría Ray Tabano, viejo amigo de andanzas juveniles de Steve, que sería pronto sustituido por Brad Whitford a la guitarra rítmica. Su primera decisión es irse a vivir todos juntos a Boston creando así la banda que los ensalzaría para siempre. Sabrás quién y cómo puso el nombre de Aerosmith a estos cinco locos, sus primeras giras y líos en la carretera y sus primeros éxitos. Muy interesante todo lo referente a la composición de “Dream On”, por poneros un ejemplo de esta etapa.



Una vez llegado el éxito, tampoco tardó demasiado en hacerlo, comienzan la verdadera relación con las drogas, el sexo diario, los managers y las discográficas. A partir de aquí se puede decir que la obra no es que pierda intensidad sino que pasa a ser un continuo ir y venir de búsqueda de sustancias de muchos tipos, no sólo de cocaína y alcohol viven estos músicos, las relaciones con sus distintas parejas y de estas con cada uno de los demás componentes y sus primeros fracasos en ventas. Quizá lo que más resaltaría son las reflexiones que hace el propio Tyler acerca de las exigencias que se le hacen siempre al cantante del grupo. Es verdad que si al guitarrista se le rompe una cuerda o su instrumento no funciona siempre tiene a alguien que le entrega otra guitarra o le cambia las cuerdas, igual pasa con el bajo o la batería, siempre habrá alguien que los haya probado antes para dejártelos tal y como tú quieres pero qué ocurre con las cuerdas vocales, con las piernas o los brazos del frontman.



Este cúmulo de cosas, sumado a sus relaciones personales que tampoco han sido demasiado relajadas, ha llevado a Steve a entrar y salir de varios centros de rehabilitación durante toda su vida. Mientras sus compañeros estaban igual de necesitados que él de estos lugares al cantante siempre se le dice que tiene que estar en plena forma. Los demás pueden salir a escena como quieran pero un voceras borracho o puesto no es la imagen que se quiere dar de ningún combo. Aquí te podrás encontrar con el tipo de centros a los que acudió, las causas que le llevaron a recaer y las personas que le ayudaron o no en estas situaciones.



Otro de los tramos a destacar es las razones que llevaron a Perry y Whitford a dejan la banda por algún tiempo y ser sustituidos por Rick Duffay y Jimmy Crespo, todo en medio de la grabación de su disco “Night In The Ruts”. La relación entre Joe y Tyler es otro de los ejes donde orbita esta biografía. Esa mezcla de admiración y desprecio es algo que se repite a lo largo de las páginas. Los gemelos tóxicos nunca se llevaron ni tan bien ni tan mal como te puedes imaginar. Esa opinión de que la banda está por encima de sus componentes les ha salvado muchas veces de la propia ruina. Luego vendrá la vuelta de los hijos pródigos y los éxitos cosechados con álbumes tan grandes como “Permanent Vacation”, “Pump” o “Get A Trip”.



A parte de lo estrictamente musical y lo relacionado con drogas y sexo, Steve hace un repaso a sus relaciones personales tanto con sus distintas mujeres como con sus hijos. No sé si por el tipo de relación que es pero cuando habla de estos temas se percibe una sinceridad fuera de lo común. Supongo que después de tantos enredos no estará para muchas mentiras. Esta es otra de las partes desconocidas de él que más me ha gustado. Puede que sea porque percibes al ser humano y dejas atrás la estrella de Rock subida en el Olimpo de la vorágine de luces y vatios.




De todas formas hay algo que el cantante repite con asiduidad, esto es todo lo referente a sus lagunas de memoria, normal en una persona que ha llevado una vida de excesos como la suya. Ante esto siempre te queda la duda de si todo lo que nos cuenta es lo suficientemente verosímil o si es sólo su versión de los hechos. Sea como sea, os aconsejo esta biografía pues, además de conocer un poco mejor a uno de los mejores cantantes del mundo, tendréis ante vosotros un documento que os hará ver cómo ha cambiado tanto la industria discográfica y sus relaciones con los grupos como los intereses ocultos de las mismas y de los managers por tener unas gallinas de huevos de oro que produzcan hits sin parar mientras están totalmente narcotizados y así no conocer ni ganancias ni beneficios de los mismos. Esto siempre te lleva a reflexionar sobre si a las grandes compañías realmente le interesan los grupos o sólo están por la pasta.



Entretenimiento no te va a faltar en estas páginas. Hay momentos dulces, risas y escenas bastante duras, con alguna muerte incluida. Así es cómo nos cuenta Steve Tyler su periplo por los años pues, como él mismo dice, “We Livin´ On The Edge”.