martes, 2 de junio de 2015

Conciertazo Amstel 2015 Cáceres







El pasado viernes de ferias de San Fernando en Cáceres pudimos disfrutar de la tercera edición del Conciertazo Amstel. Para esta ocasión los encargados de formar el cartel fueron los locales Milana y un compendio de músicos estatales interpretando clásicos del Rock, tanto de aquí como de fuera de nuestras fronteras.



Empezó el evento con la intervención de la All Star Band y desde ese preciso instante nos dejaron claro que, a pesar de los oficiales dentro de dicho cartel, ellos serían los grandes triunfadores de la noche. Nos deleitaron con versiones de clásicos de Queen, Pink Floyd, Guns´N´Roses, Van Halen o The Who, entre otros. Animaron el cotarro entre solista y solista haciendo botar al público con todas y cada una de sus intervenciones. Todo un lujazo de músicos para un elenco de temas de lujo. Mi enhorabuena a ellos de todo corazón.




Como he señalado anteriormente, alrededor de las diez de la noche subieron al escenario la banda cacereña Milana. Tengo que reconocer que era la primera vez que los veía y no es que me volaran la cabeza con su música pero me parece que tienen un gran potencial dentro de lo que hacen. Con un disco debajo del brazo, “Campo Y Piedras”, que podías adquirir dentro del Hípico, nos ofrecieron un setlist basado en este trabajo. Hacen, a mi parecer, un Pop-Rock con bastantes influencias Country y Folk que en pocas ocasiones se ha visto por estos lares. Nos hicieron pasar muy buenos momentos, sobre todo durante la interpretación de “Niña De Arena Y Sol”, su gran single “Tiempo De Lobos” u “Hojas Secas”. Buena actitud encima de las tablas con toda una exhibición de banjos, guitarras y demás por parte de Jesús y mucha entrega en general por todos los miembros. Espero volver a verlos pronto deseándoles lo mejor en su carrera musical.




Siempre precedidos por la interpretación de un clásico por parte de la All Star Band fueron subiendo los encargados y encargada de ofrecer el Conciertazo Amstel de este 2015. La primera en hacer su aparición fue Aurora Beltrán de Tahúres Zurdos. Me hizo una ilusión enorme poder volver a verla encima de un escenario. Siempre he sido un gran seguidor de los Tahúres y desde que se uniera a Rosendo y Barricada en Las ventas no había podido disfrutar de su gran voz y sus enormes interpretaciones. Comenzó con “Tocaré”, de su banda mater, para seguir con las versiones, que también grabó con dicha banda, de Janis Joplin Y Patti Smith, esta última en castellano. Concluyó su intervención con “Let It Be” de los Beatles dejándonos con un sabor de boca inmejorable. Desde aquí quiero mandarle un fuerte abrazo y darle todo el ánimo posible en cualquiera de los proyectos que lleve a cabo. Con toda seguridad, la actuación más entrañable de la noche con diferencia.



Siguiendo con el concierto, se subió al escenario el que otrora fuera bajista de Barón Rojo, Sherpa. Excesivamente chistoso se atrevió con el “Smoke On The Water” de Deep Purple al que sumó “Born To Be Wild” de los míticos Steppenwolf y cerró con el clásico “Los Rockeros Van Al Infierno”. La verdad es que esperaba más de él. Me dio la sensación de que llegó, tocó, bueno, cantó, cobró y poco más. Supongo que tendrá noches mejores.




Después de Sherpa vino, a mi parecer, el gran batacazo de la noche a cargo de Rubén Pozo de Pereza. A mi entender debería haber sido él y no Aurora el que abriera este cotarro. El hecho de que lo metieran ahí en medio hizo que el concierto bajara de intensidad por momentos. No le vamos a quitar mérito en que puso de su parte pero ni con la versiónes de Bowie y Burning que se marcó consiguió hacerse con el público, es más, mucha peña se fue a las casetas durante su actuación bajando considerablemente la afluencia de gente. Los Pereza y sus herederos dan demasiada pereza, es lo que se pudo comprobar.



Pero bueno, para solucionar aquello tuvimos al gran Alejo Stivel de los queridísimos Tequila. Con cuatro trallazos clásicos de la banda como “R&R En La Plaza Del Pueblo”, la eterna “Salta”, “Me Vuelvo Loco” y “Dime Que Me Quieres” las cosas volvieron a su cauce. Grande Alejo y grande los Tequila, banda con la que muchos, siendo aún unos críos, descubrimos que el R&R en castellano estaba aquí para quedarse y divertirnos.



Recordad que entre intérprete e intérprete la All Star Band nos seguían deleitando con sus grandes versiones. De esta forma pudimos disfrutar de la actuación del cantante de los M–Clan, Carlos Tarque. Con él la cosa siguió subiendo como la espuma, sobre todo con su versión de “Let There Be Rock” de, claro está, AC/DC. Se nota que Carlos tiene muchas tablas a sus espaldas. La manera de dirigirse al público, de moverlo y de involucrarse con él lo dejan bien claro. Todo un recital de voz mientras no paraba de moverse de un lado a otro animando. Gran intervención, sin duda.



Cerró las intervenciones el que fuera cantante de los Uzzuahïa, Pau Monteagudo. Siempre que tengo oportunidad, esta no va a ser menos, me gusta recalcar la altísima calidad que tenía este combo valenciano. No puedo dejar de pensar que si en vez de Levante hubieran sido suecos u holandeses estarían en la cima del mundo pero nada, este sitio no sabe, la mayoría de las veces, apreciar la música que se hace en los distintos lugares que lo conforman dando prioridad a bandas guiris de dudosísima calidad antes que a combos como ellos. Su actuación se basó en distintas versiones entre las que destacaré “With Or Witout You” de U2 o “Smell Like Teen Spirit” de Nirvana. Muchos de los asistentes se quedaron sin palabras ante el vozarrón de Pau, no es para menos. Espero que su banda esté verdaderamente en un parón y no sea una ruptura total porque los escenarios de este Estado necesitan de gente como Uzzuahïa para hacernos ver los músicazos que tenemos.



Además de la All Star Band el concierto tuvo su propio presentador, perdonad que no recuerde su nombre, que se marcó una versión del “R&R” de Led Zeppelin de las de quitarse el sombrero. Después hicieron entrega de la guitarra que sortearon durante el evento y salieron todos los músicos a cantar en grupo “Highway To Hell” de AC/DC y “Mueve Tus Caderas” de Burning con la que cerraron esta edición del Conciertazo.




Que coincidiera este espectáculo con la feria y que, encima, lo hiciera con el de Medina Azahara vuelve a poner sobre el tapete la manera de organizar las cosas que tienen en esta ciudad, sobre todo en lo que atañe al Rock. Podrían haber puesto a los Medina otro día pero no, hay que hacer coincidir todo o no tener nada. Acabaré esta crónica recalcando que el Conciertazo Amstel fue lo que se esperaba, una especie de verbena Rock con temas que radian en la emisora patrocinadora. Después de tantos años de verbeneo pachanguero no está mal como idea, de hecho lo disfrutamos bastante. Ojalá podamos seguir haciéndolo muchas ediciones más.