lunes, 30 de marzo de 2015

Lujuria, Omnia Transit Y Mind Traveller En Cáceres








Gran concierto el ofrecido el sábado pasado en la sala Barroco de Cáceres por las bandas Mind Traveller, Omnia Transit y Lujuria. Quiero comenzar esta crónica con un toque de atención a la sala cacereña. No acabo de entender cómo es posible que no se puedan llevar un mísero CD de algún, o algunos, grupo rockero para ponerlo entre banda y banda. Si ya de por sí nos meten la clavada del siglo por las bebidas, esos precios para esta ciudad son un poco caros, podían hacer un pequeño esfuerzo en ese sentido. No es la primera vez, esperemos que sea la última, que tenemos que aguantar esa música que no pega para nada con un concierto de este calibre. Como último detalle, a ver si se estiran un poco más con el diseño de las entradas que parece que con poner un sello con los nombres en pequeño de las bandas sobra.





Esta es la segunda vez que veía a Mind Traveller desde aquel concierto también con Lujuria y Adarel en Madroñera. Muchas cosas han variado en la banda durante estos años. Han cambiado de batería, están a punto de sacar un nuevo trabajo y se despiden de su guitarra Pablo con este concierto. La verdad es que no gozaron de buen sonido en ningún momento de su actuación. Al vocalista, David, no se le escuchaba como debía pues todo sonaba demasiado enmarañado. Si a esto le sumas la corta duración de su concierto podemos decir que, con toda la entrega del mundo, cuando nos quisimos dar cuenta se estaban despidiendo de los pocos que en ese momento estábamos dentro de la sala. Han recrudecido bastante su sonido desde aquella vez que los vi, espero que sigan adelante con fuerza y poder disfrutar de ellos en nuevas citas.





Los pacenses Omnia Transit, para mí, fueron la sensación de la noche. A pesar de llevar ya unos añitos, no los conocía de nada. Practican un Heavy bastante clásico bien hecho con un sonido muy compacto en el que resaltaría la pegada de Juanma y la voz de Víctor. Si a esto le unes el gran potencial que tienen sus guitarras Jorge y José A. y la gran maestría de su bajista Antonio da por hecho que sus actuaciones, al igual que esta que nos concierne, deben ser bastante cañeras. A versiones de Ángeles del Infierno, Barricada, con estas terminaron su show, y Guns´N´Roses le sumaron, como es normal, sus propios temas entre los que destacaría “El Torito” o “Cuenta La Historia”. No me gusta hacer comparaciones pero no sé por qué en algún momento me recordaron a la gran banda, pacense también, Masadá. Los tendré en cuenta de aquí en adelante. Desde aquí mi recomendación a todos y todas los que podáis asistir a sus conciertos. Caña de toda la vida que os hará pasar un gran rato.






Hablar de un concierto de Lujuria es hablar de fiesta, cachondeo, buena música y de los grandes “discursos” de Óscar. Desde el inicio, con su nuevo tema “Esta Noche Manda Mi Polla”, pudimos intuir que aquello iba a ser un verdadero desmadre. Venían precisamente a presentarnos su último EP que lleva por título el mismo que la canción antes mencionada. Durante su show no faltaron clásicos del calibre de “Corazón De Heavy Metal”, todo un himno, “Mozart Y Salieri”, una de mis preferidas, “Cae La Máscara", tema que no puede faltar, “Joda A Quien Joda”, os podéis imaginar el desmadre de la peña con esta, o “Estrella Del Porno”, con esa megapolla hinchable pasando de mano en mano del público. Óscar es todo un showman que, como es normal en él, no deja títere sin cabeza entre canción y canción. Mete caña a todo dios que se lo merezca, razones para ello no le faltan, y conecta de tal forma con el público que estas constantemente pendiente de sus charlas. Como siempre, unas están un poco subidas de tono, algo que a mí personalmente no me importa, como la dirigida con el tema de la música entre bandas a la dirección del local, otras te hacen destornillarte de risas y algunas, dentro de la ironía, son mucho más serias de lo que aparentan. Unos músicos entregados con una sonrisa que no desapareció de sus caras en todo momento. Grandes guitarras a cargo de “Chepas” y Seoane que con un bajo, Santi Hernández, en todo momento en su sitio, y unidas a esa gran labor a las teclas de Ricardo y al aporreo brutal de Maikel “El Tanque” nos llevaron al final de la actuación con ese tema que le censuraron hace ya tiempo y por el que tuvieron que pagar una multa y que, parece ser, tenían prohibido tocar, este no es otro que “Dejad Que Los Niños Se Acerquen A Mí”.





En general salimos con muy buen sabor de boca del evento además de con el último disco de Lujuria en el bolsillo, te lo regalaban enseñando la entrada hasta agotar existencias. Detalles como éste o el que dejen entrar gratis a la peña que está en paro en algunas de sus actuaciones dicen mucho de cómo trata, y cómo deberían tratar otros, la banda a su público.  Luego tocó acabar la noche en el pub Dio de Cáceres por donde aparecieron “Chepas” y “El Tanque”. A ver si la ciudad se va animando y repetimos más veces jornadas tan rockeras como esta.