martes, 10 de marzo de 2015

Javier Domínguez - Adrián Morgade: "Los Suaves, Mi Casa Es El Rock´N´Roll" - Homenaje Mandrílico A Los Suaves









Este artículo dedicado a la banda orensana Los Suaves he querido dividirlo en dos partes. En la primera hablaré un poco del libro biográfico, recién editado, de la banda gallega mientras que la segunda será un sentido homenaje, hecho desde el corazón, a raíz de la triste noticia de su última gira y posterior separación.



Los Suaves son uno de esos grupos con los que he tenido el placer de perder la cuenta de las veces que les he visto. Estuve en la organización en 1992 de su primera actuación por tierras extremeñas. Eso fue en la plaza de toros de Cáceres teniendo de teloneros a los punkarras mangurrinos A Palo Seko. Después de ahí vinieron otras muchas en las que no siempre disfruté de ellos en directo pero nunca deje de seguirlos, es más, algunos de mis grandes amigos dejaron de hacerlo mientras yo insistí e insistí en volver a verlos las veces que hiciera falta. Viví con ellos conciertazos como el que dieron en Las Ventas durante la primera edición de Monstruos Del Rock De Akí o los dos que hicieron en la Disco Teatre de Mérida, mientras que algunas como las de su último Extremúsika o la también última en Madroñera son para olvidarlas. Sea como fuere, siempre los he apreciado, mucho más que eso, han formado parte de la banda sonora de mi vida, he cantado sus canciones en mis noches de alcohol, y sin alcohol, además de tener en gran aprecio a temas como “No Me Mires” o la versión de “Palabras Para Julia”. Una pena el anuncio de su disolución pero como bien dicen: “Las cosas que empiezan continúan y luego tienen su fin”.




El que fuera primer batería de Los Suaves, hermano pequeño de Charly y Yosi, Javier Domínguez, se ha unido al ilustrador pontevedrés Adrián Morgade para ofrecernos esta espléndida e inigualable biografía del grupo de Orense. Sin seguir una cronología podemos disfrutar de todo lo ocurrido dentro y en los alrededores de la banda mediante anécdotas, declaraciones de la mayoría de los componentes y excomponentes además de fans, productores, mánagers y colegas suyos de siempre. Para alguien como yo que siente un gran afecto hacia ellos la lectura se ha convertido en toda una delicia.




En sus páginas te enterarás de quiénes fueron unos y otros en su dilatada carrera, de la importancia de ciertas personas en la misma, por ejemplo el dueño de la tienda de discos “Don Disco”, Paco González, de las distintas colaboraciones que tuvieron en sus trabajos, a destacar la del guitarrista de Orellana la Vieja, Juan Cerro, por ser paisano, de sus celos y rencillas y, en conclusión, de su existencia entregada al Rock&Roll.




Javier comienza hablándonos de cómo era su familia y ciudad cuando los hermanos Domínguez eran pequeños, de los sitios y gentes que frecuentaban y que acabaron, como es normal, marcándolos de por vida, y del nacimiento de su interés por la música, concretamente por el Rock. De aquí pasa a los principios con los primeros conciertos en la Long Play y el éxito con los Ramones que los catapultó definitivamente al panorama primero gallego y luego estatal.




Sale a la calle el primer trabajo, “Esta Vida Me Va A Matar”, y a partir de ahí se nos hará un estudio descriptivo de cada uno de los álbumes que vendrán después además de las giras de los mismos. Se intercalan referencias a los miembros del grupo, a sus aficiones, virtudes y defectos. Tenemos un capítulo dedicado, evidentemente, a los fans que no tiene desperdicio y en el que más de uno y una nos vemos reflejados. Momentos brillantes se mezclan con tensiones, sobre todo entre Yosi y la mayoría de los demás componentes, todos reflejados en esa colección de fotos que Charly, el alma del grupo, ha cedido altruistamente a Javier y que son, a su vez, el alma del libro. No os contaré mucho más porque me gustaría que lo leyerais con detenimiento. Es todo tan ameno a la vez que amargo que no queda otra que quedarnos con esos grandes instantes que hemos vivido, aún nos quedan los últimos, con ellos.




En cuanto a la parte, digamos, negativa, que no mala, se deberán corregir alguna que otra cosilla, propias de la edición, como las distintas repeticiones de declaraciones, alguna fechilla que se les ha extraviado, como la del página 283, o el cambio de ubicación de la sala Razzmatazz a Madrid en la 379. Nada que no se pueda enmendar en próximas tiradas, seguro que las hay, y que hará de esta primera una joya más de Los Suaves para los y las que la hemos adquirido. Muchas y siempre gracias, ya sea por cabrearnos o hacernos reír, por llevarnos al Olimpo del Rock o por hacernos visualizar sus miserias, por habernos tenido siempre en cuenta no como público sino como personas y por olvidaros más de una vez de ello. Mi corazón es de Rock&Roll, mi corazón es, será eternamente, Suave.






HOMENAJE MANDRÍLICO A LOS SUAVES

“Sospecho” que en estas “Vísperas De Destrucción”, “Quizás Esta Noche” en la que “Sólo Pienso En Dormir”, “Cuando Los Sueños Se Van”, no voy a vivir un “Buen Suceso”.



Con vosotros siempre estuve “Preparado Para El R&R”. Ya podíais interpretar “La Peor Canción Del Mundo” que poníais en ella “Corazón De R&R”. Elegisteis el “Camino De Una Dirección”, aquel que, tal vez, recorremos siempre “Con Miedo”. “Otra Noche, Otra Ciudad” de la que jamás volverán los “Mártires Del R&R”. “Una Ciudad Llamada Perdición” habitada por la “Pobre Sara”, “Pardao”, “Frankenstein”, “El Afilador”, “La Santa Compaña”, “Judas”, esa que conocen como “Peligrosa María”, “Luis Y Su Mujer”, “Hendrix” y “Tomás, El Tendero”. Todos “Piensan” en coger “El Último Metro”, dirección: “El Jardín De Las Delicias”. No importa si hay “Tormenta” o si se retrasa más de “11 Minutos”.



Pocos saben que van a “Mear Contra Corriente”, que este tren, que lleva por nombre “San Francisco Express”, tiene por recorrido “Ourense-Bosnia”, que es “Frío Como Una Llave” ya que está repleto de gente “Sin Techo” “Tocando Fondo” “Viajando Al Fin De La Noche”. Gente “Antisocial” “Sin Empleo” como “Lisa 1970-1996”, el “Viejo”, una chica frustrada, “Dolores, Se Llamaba Lola”, o el “Pobre Jugador” al que le gusta  recitar unas “Palabras Para Julia” mientras se martiriza convenciéndose de que está “Harto De Ser Un Hombre”.



Sí, “Como Cada Noche”, “Chou-Chou, Llega El Tren”, el mismo que deja atrás “Dulces Noches De Luna Y Pateras”. Ese en el que “Llegaste A Mí” entregándome el “Dulce Castigo” de, “Por Una Vez En La Vida”, poder olvidar “El Tiempo Perdido” mientras me ofrecías la “Libertad” de vivir esas eternas “Noches De Long Play” “La Víspera De Todos Los Santos” enfundado en mi “Chaqueta De Cuero”.



Ahora que “No Puedo Dejar El Rock”, “Cuando La Música Termina”, “Por Una Vez En La Vida”, “Ahora Que Me Dejas” diciéndome: “No Me Mires” después de un gélido “Adios, Adios”, en estos instantes en los que “Se Alza El Trueno”, en los que “La Noche Se Muere” “Pensando En Ti”, por favor “Miénteme”. No me vuelvas a repetir eso de “Nena, Te Voy A Dejar”, no más “Malas Noticias”.



“Deja De Llorar, Mi Amor” ya que por mucho que sienta que “Esa Noche Te Perdí” nunca te creí cuando, rabiando, gritabas “No Me Gusta El R&R”. Yo bien sabía que “Esta Vida Me Va A Matar”, que sería “Siempre Igual” “Por Las Noches”, las dedicadas “A Caín”. Las mismas que “Han Matado Al R&R” escuchando “La Última Canción” mientras te imploraba que si alguien llamaba a este “Hotel” tú “Dile Siempre Que No Estoy”.



“No Me Grites” más, “No Llores Más Por Mí” pues “Parece Que Aun Fue Ayer” cuando me susurrabas en “Mi Casa”: “Corre, Conejo, Corre”. “Maldita Sea Mi Suerte” cada “Noche” que con “Ojos” de gato negro, “Miau, Miau”, no dejo de pensar que “Ella Arruinó Mi Vida”.




Llegó el minuto de afrontar el “Ya Nos Vamos” cometiendo “El Último Pecado”. “Si Pudiera”, mientras canturreas el “Burro Cansado Blues”, te diría: Sigue, sigue y “Dame R&R”. En estas horas de despedida, “No Me Pesa, Amigo”, no es tristeza ni nada parecido lo que siento pues “Si Yo Fuera Dios” te recordaría eso de: “¿Sabes? ¡Phil Lynott Murió!”. Te suplicaría que, “Si Te Atreves A Nacer”, el día que te atrevas, “Ese Día Piensa En Mí” para que nunca olvides que:

                     “DIOS ES SUAVE”