miércoles, 24 de abril de 2013

Beartoncity: Una Gran Serie De Daniel Mainé








 No es normal que, en ese humilde blog, haga referencia a dos obras, a pesar de ser de la misma serie, de golpe. En este caso haré una excepción debido, sobre todo, a que he descubierto “Beartoncity” de golpe y por partida doble con lo cual merecía la pena hacer esta crónica de los dos primeros números de la saga creada por Daniel Mainé. He de reconocer que nunca fui un lector de cómics de superhéroes, como ya he señalado en otras ocasiones. Poco o nada me he sentido atraído por esos personajes de capa y poderes más allá de lo humano. No puedo decir que los desconozca del todo, menos ahora que la gran pantalla parece haberse adueñado de muchos de ellos y ellas, pero nunca fueron mi fuerte. Me es difícil recordar a qué edad empecé a leer cómics, esto puede que sea porque no recuerdo mi vida sin ellos, pero mis superhéroes siempre fueron Astérix y Obélix, Mortadelo y Filemón, Lucky Luke, los personajes de Dysney del mítico Don Miki o “antihéroes” como Corto Maltés o Alvar Mayor, para que os hagáis una idea.





El caso de Daniel Mainé es totalmente contrario al mío. Este andaluz nacido en San Fernando, Cádiz, controla los personajes tanto de Marvel como de DC a la perfección, algo muy valioso a la hora de crear Beartoncity. ¿Pero qué es eso de Beartoncity? Pues es, nada más y nada menos, que una ciudad donde la mayoría de su población es gay y un porcentaje bien alto son osos. Pero no sólo de Bears se alimenta el mapa de estas historias. Podemos encontrar sitios tales como Gainish Village, donde se instala la redacción de la revista “Bold”,  Coñi Island D.C., perteneciente al Archipiélago de Lesbos, Nasgard, ciudad de origen de Bhor, Heteronia, donde reside la minoría hetero, o Villacornaleja del Condado. Pues bien, es en estos lugares donde transcurren los hechos tanto de “El Abominable Hombre Del Cuarto Oscuro”, primer número de la serie, como de “Crisis En Tierras De Cruising”, segunda entrega de la misma.



Para luchar contra ese Abominable Hombre del Cuarto Oscuro el comisario Pepe solicita la ayuda de los superhéroes más famosos de Beartoncity entre los que se encuentran Ironbear, Bhor o Green Lighter además de los aspirantes Bestia y Rainbow Kids. Como dije anteriormente, Daniel sabe usar a la perfección la comparativa con los superhéroes de toda la vida otorgándoles así a estos suyos una serie de poderes que acabarán utilizando para dar con la clave de quién es ese misterioso hombre que deja seco a sus víctimas de una muy “placentera” felación. Que como lo consiguen, si es que lo consiguen, es algo que deberéis descubrir vosotros. En la Crisis en esas Tierras de Cruising aparecen en escena tanto nuevos superhéroes, caso de Wonderbollo o Rocketbear,  como esos supervillanos, los Siete Mortíferos, sin los que la existencia de aquellos no se entendería. Estos son El Manolín, Pop-Eye, Demoledor, Pink-Panther, Cool-Hunter o  Sinesbro. A ellos deberán enfrentarse los defensores de Beartoncity para que Heteronia no acabe imponiendo sus ideas sobre el mundo.




Así contando puede que esta serie no aporte nada nuevo. Os aseguro que esto es algo totalmente incierto. Además de darle esos poderes especiales, siempre basados en los originales, a cada supervillano y superhéroe de  manera excelente, Mainé usa un lenguaje cargado de referencias al mundo osuno que pone de manifiesto su sabiduría Bear. Me parece que se sale cuando utiliza tanto expresiones propias del ambiente como bautizando lugares tan concurridos como saunas, “Sudá” o “El Edén Port Culo”, pubs Leathers, “Pissamme”, o sitios de  recreo, “Marica-Dor. Sus dibujos son muy personales, con un estilo que los hacen reconocibles una vez hayas leído las primeras páginas del cómic. Las viñetas están repletas de detalles a los que hay que prestar mucha atención y que arrancan más de una risa al lector. Es evidente que en un tebeo gay no pueden faltar las escenas de sexo. En Beartoncity las hay, muy bien reflejadas, en su debida medida y, lo más importante, como parte esencial de la trama que Daniel nos quiere contar.





Así que ya veis, no sé a qué esperáis para echar un vistazo, o dos o tres, a estos personajes y sus historias. Yo ya estoy deseando que salga el número tres para seguir disfrutando con ellos y sus Bearaventuras. ¡Arriba Las Barrigas!!!!