martes, 12 de febrero de 2013

Testament - Tako








Mis recomendaciones musicales para este Febrero vienen a cargo de dos de los grupos con más solera en el mundo del Rock. Testament lanzaron su último trabajo el pasado año titulado “The Darks Roots Of Earth”. Tako hizo lo propio y puso en el mercado “Las campanas de La Vergüenza”.


Hablar de Testament a estas alturas es hablar de una de las bandas pioneras dentro del Thrash Metal. Sobre su historia sólo diré que se formaron en 1982 en aquel torbellino que fue San Francisco para el Rock en general y el Metal en particular. Puede que se tenga en cuenta a otras bandas como referentes de uno de los estilos más cañeros que ha parido la música pero si nos olvidamos de un combo como Testament en dicha conversación esta quedaría a medias. Después de idas y venidas sumadas a los problemas de salud de alguno de sus miembros volvieron a los escenarios en el 2006 en el mítico Dubai Desert Rock, uno de los festivales más particulares dentro del circuito ya que la mayoría de sus asistentes son árabes. Este “The Darks Roots Of The Earth” es el segundo trabajo en estudio después de dicha reunión y os puedo asegurar que es uno de los discos que más escucho últimamente. Podemos decir que otras bandas del género ya no son lo que eran, que suenan mucho más simples o “blandas” pero Testament se reinventa con un disco formado por nueve trallazos de puro Thrash más una serie de versiones entre las que se encuentran “Powerslave” de los Maiden, “Animal Magnestism” de Scorpions y “Dragon Attack” de Queen. Cuando digo versiones lo digo con todas las consecuencias pues es lo que yo entiendo como tal, llevar esas canciones a tu terreno y salir airoso de ello, algo que la banda californiana hace sin demasiados esfuerzos. Lo primero que destacaría de este redondo es su portada. Son de esas que hacen que te sientas atraído por el disco. Toda una obra de arte que nos recuerda que las carátulas forman una parte esencial de cualquier edición discográfica a pesar de que últimamente no se las tenga demasiado en cuenta. Una vez rota la curiosidad despertada por la portada te puedes sentar y agarrarte bien al sillón porque cortes como “True American Hate”, “Rise Up”, con la que abren este trabajo y una de mis preferidas, “Man Kills Mankind”, trallazo directo a la sien, o “A Day In The Death” te harán saltar de tu asiento constantemente. Además de estos cortes el tema “Native Blood” es el elegido para uno de los vídeoclips mejor currados en mucho tiempo. La banda de Chuck Billy y compañía ha vuelto con más fuerza que nunca. Espero que sigan entre nosotros durante mucho tiempo.



Tako es uno de esos grupos que si fueran de más allá de nuestras fronteras estarían mucho más arriba de donde están y no sería por mera coincidencia sino por tantos años de curro, buen hacer y mejores álbumes. Serían al menos una de esas bandas que llamaríamos “De Culto”, a pesar de que yo, personalmente, odie dicho status. La banda aragonesa sigue a pie del cañón después de casi treinta años en el candelero siendo capaces de ofrecernos discos tan repletos de buen Rock como este “Las Campanas De La Vergüenza”. Conocí a Tako hace ya unos cuantos, muchos, años poco antes de la edición de aquel legendario disco “No Son Horas De Pescar”, el cual tengo en vinilo, pasando rápidamente a formar parte de la lista de mis grupos estatales favoritos. Con este trabajo no han hecho otra cosa que reafirmarse en su estilo particular de Hard Rock con tintes unas veces progresivos otras rayando el pop. Así es Tako, pura frescura para oídos sin  prejuicios a cargo de canciones con unas letras llenas de fuerza y compromiso. No tienes más que escuchar “Llueve En El Sur”, “Princesa Acurrucada”, qué buena, “Miénteme”, toda una declaración de principios, “La Tienda”, puro sonido Tako, o “2007” para saber que aquí de culto hay bien poco, lo que hay es un pedazo de grupo con mayúsculas. Además de los cortes antes mencionados destacaría el que da nombre al disco, con una letra para escuchar detenidamente y un estribillo pegadizo pero sin tapujos, y, evidentemente, “El Alma Atada” acerca del cáncer de mama y del que han realizado un clip que merece mucho la pena ver.



Dos bandas, dos grupazos, para que no paséis mucho frío este Febrero. Espero que os gusten, si no es así pues conque al menos le echéis una escucha será suficiente para que sepáis que el Thrash no sólo se cierne a los Big Four y el Rock estatal tiene más que escuchar que aquellos que están continuamente en los carteles de cualquier festival del país.