jueves, 8 de marzo de 2012

Ozzy Osbourne: Bendito Documental







Hace escasos días que se editó este documental que lleva por título “God Bless Ozzy Osbourne” en nuestro Estado, en los USA se estrenó el pasado mes de agosto. Lo primero que diré es que cuando se abre el menú principal del DVD piensas que aquello debe ser la ostia sabiendo que Ozzy no es un cualquiera dentro del Rock y el Heavy Metal en concreto. Pues bien, te pones a ver la película y empiezas a sentirte un tanto raro. Al menos eso me pasó a mí. Quizá el hecho de pensar que me van a contar toda su trayectoria musical con curiosidades y detalles que nunca antes hubiera escuchado me pudo poner de antemano en situación equivocada.



El documental se centra en la persona de John Michael Osbourne y no en el personaje de Ozzy Osbourne. Esa es la verdadera esencia de este proyecto y, sin duda alguna, lo que le hace novedoso y atrayente. Nos cuentan la procedencia obrera y pobre de este cantante pocas veces tenida en cuenta cuando se habla de él. Sus primeros problemas con la ley y sus entradas y salidas de mil y un trabajo tanto como la relación con su padre y el entorno de ese Birmigham de posguerra también afloran como parte importante de la personalidad de Ozzy. Hay una acción de su progenitor hacia él que será clave en todo lo que le sucederá en su vida. Cuando veáis el documental os enteraréis de qué hablo. Este tipo de declaraciones son las que te empiezan a meter cada vez más en el film porque empiezas a descubrir un parte que nadie nos había contado hasta ahora del cantante de Black Sabbath.



Es ahí donde continúa, con la época de Black Sabbath. Su ascenso explosivo, la originalidad en la temática de sus letras con temas no tratados hasta ese momento y por qué lo hicieron de esa forma, su relación con las drogas y la industria musical además de la propia relación entre los miembros de la banda. Aunque puedes pensar que toma protagonismo el personaje de Ozzy en esta parte nunca deja de estar por detrás de lo que le ocurría a John en esos momentos. Su primer matrimonio, las sensaciones que tuvo cuando fue expulsado del grupo o su crecimiento personal siempre están en primer plano.



Está claro que si hay alguien clave en la vida de este señor es Sharon Osbourne. Una vez que Ozzy es expulsado de Black Sabbath es cuando entra verdaderamente en escena  esta mujer, así hasta nuestros días. En esta parte del documental comenzamos a saber más de su carrera en solitario. Si hay un hecho importante en esta etapa de su vida es la muerte en accidente de avioneta de Randy Roads. Presenciar cómo muere alguien querido delante de tus narices, sea de la forma que sea, debe ser bastante duro y difícil de olvidar. El apoyo de Sharon después de este hecho es clave para que Ozzy continúe hasta llegar a nuestros días siendo quien es. Incluso así, nunca deja de estar en primera línea John. Sus abusos durante los ochenta y los noventa, la relación con sus hijos, su desequilibrio emocional y los sucesos matrimoniales, violentos en algunos casos, siguen siendo el centro de atención del documental.



De esta guisa llegamos a conocer más a John que a Ozzy. Esa era la pretensión de Jack Osbourne cuando presentó el proyecto a su padre y tengo que darle la enhorabuena porque lo consigue con creces. Muy interesantes los extras con ese final alternativo. Si queréis saber más de la persona y no del personaje, de este ya se han escrito y hemos leído miles de páginas, no dejéis de ver este “God Bless Ozzy Osbourne”. Espero que os guste tanto como me ha gustado a mí.