jueves, 26 de enero de 2012














PETER PANK: EL GRAN PERSONAJE DE MAX

Aún recuerdo la primera vez que leí las aventuras de “Peter Pank” en la fabulosa revista de cómics “El Víbora”. Rápidamente pensé que aquello se convertiría en algo grande dentro del género a nivel estatal. Así fue. El personaje se convirtió de manera fulminante en icono de punkis de la época mientras jevis, rockers y demás tribus urbanas lo leíamos con verdadera envidia de no tener un personaje tan a las claras con el que identificarnos. La verdad es que, a pesar de su cresta, Peter Pank tenía un poco de cada una de esas tribus. Por esto y alguna que otra cosa más tengo que agradecer a “Ediciones La Cúpula” esta edición integral de las aventuras del personaje más corrosivo que jamás pasó por sus páginas.






Las aventuras de Peter Pank se reducen a tres: “Peter Pank”, “El Licantropunk” y “Pankdinista!”. Todas ellas son correlativas y no podrías entender una independientemente de las otras dos. Max (Francesc Capdevila) llama a la Isla de Nunca jamás Punkilandia. Tanto Peter como Los Niños Perdidos son punkis. Los indios son hippies mientras que el Capitán Garfio y su tripulación son una pandilla de rockers. Campanilla es tan envidiosa y traicionera como puede ser en la obra original de J. M. Barrie y las sirenas son unas ninfómanas que te destruirán haciéndote practicar sexo con ellas de todas las maneras posibles hasta morir de extenuación.




 Es evidente que no os voy a contar las aventuras que corre Peter Pank y todo este elenco de personajes, para eso tendréis que echarle un vistazo a esta edición integral. Pero sí que os adelanto que una vez que empecéis a leer este cómic tendréis la necesidad de saber qué pasa en cada página siguiente. El primer tomo, “Peter Pank”, es la típica presentación de los distintos personajes de la obra original adaptados por la pluma y guión de Max. Por qué Peter se convierte en Licantropunk y viaja por las Highlands escocesas acompañado de una pandilla de skins fascistas es lo que tendréis que descubrir en el segundo capítulo. Para el tomo de “Pankdinista!” Peter vuelve a Punkilandia donde las cosas han cambiado bastante desde su marcha. Los hippies son ahora una pandilla de yuppies, muy acorde con la realidad actual, y los que se han revelado a sus iniciativas han dejado la senda del power flower para ser jevis. Sólo os diré que la maestría de Max y el conocimiento sobre las distintas tribus urbanas lo hacen insuperable.


Una pena que este tipo de personajes se pierdan en los cajones de las editoriales. Cuando todo el mundo conoce a los grandes superhéroes del cómic y, actualmente, de la gran pantalla tipos tan personales y únicos como Peter Pank pasan a ser lo que se conoce como personajes de culto. Muchas veces no sé si este término es para bien o para mal. Me da siempre un cierto tufillo a no reconocimiento cada vez que lo oigo de alguna banda como Ramones o Motörhead, personaje de cómic, como este Peter Pank o Alvar Mayor, o de algún autor literario, Tom Spanbauer por ejemplo. Sea como fuere, os aconsejo que intentéis conocer a este Peter Pank y a todos los personajes de la historieta. Una pena que la saga se acabara con el tercer tomo porque te quedas con ganas de más. A ver si Max se anima y ahora le da por sorprendernos con alguna aventura más. Desde este perdido blog de la red le animo a ello. De todas formas gracias de nuevo, sobre todo por hacerme sentir que los seguidores de las aventuras de Peter Pank teníamos razón al pensar que su personaje es único e irrepetible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario