martes, 31 de enero de 2012

Anthrax - Envidia Kotxina


                                       


                                           


Me despido de este tumultuoso mes de Enero con un par de recomendaciones, una estatal y otra guiri, como siempre. En cuanto a lo de fuera os hablaré del nuevo álbum de Anthrax, “Worship Music”, y en lo referente al tema estatal comentaré el último trabajo de Envidia Kotxina, “Cuando Las Bocas Comen Silencio”.

Quien en el mundo del Thrash Metal no conozca a estas alturas a la banda de Nueva York Anthrax es porque o no se entera de qué va este tema o es mejor que se dedique a escuchar otro tipo de música. Con esto quiero decir que no merece la pena hacer ningún tipo de presentación porque su propio nombre forma parte de la historia del género. En este “Workship Music” hemos podido volver a escuchar la voz de Joey Belladona. Realmente si no fuera porque tenemos a la guitarra a Rob Caggiano nos encontraríamos ante la formación clásica de la banda neoyorquina. En cuanto al álbum deciros que es un trabajo cien por cien Anthrax. En alguna entrevista he podido leer las palabras de Belladona diciendo que ha hecho lo que le ha dado la gana en este trabajo. Si realmente es eso lo que ha hecho solo puedo decir que no se ha notado en exceso porque su voz suena como en otros trabajos de la banda con él al frente. La base rítmica, con Frank bello Y Charlie Benante al bajo y batería respectivamente, sigue siendo una verdadera apisonadora, cosa a la que nos tienen bien acostumbrado. En cuanto a las guitarras, con Scott Ian al lado de Caggiano, suenan directas al cerebro y tan contundentes como siempre. La lista de temas no tiene desprecio alguno aunque, como siempre, me gustan unos más que otros. A parte del primer single “Fight´em ´Til You Can´t”, que suena totalmente Anthrax, destacaría “In The End”, a pesar de ser un tema un poco largo me gusta el ritmo de este corte, “Revolution Screams”, con la que cierran este disco, qué falta hacen unos cuantos gritos revolucionarios, “Crawl”, tema a medio tiempo muy especial, y “Earth On Hell”. Quizá el corte más llamativo de este redondo sea el tema dedicado a Judas Priest que lleva ese mismo nombre, no es que sea el que más me mole pero siempre está bien hacerle un homenaje a los padres del Metal.







 Envidia Kotxina son una banda de Madrid que comenzó su andadura allá por 1994 aunque su primera maqueta no apareciera hasta tres años después. Actualmente la componen son Zicu a la voz y guitarra, Ángel “Agüelo” a la otra guitarra, David “Txafas” al bajo y Hugo Laborda a la batería. Entre todas las bandas punks que rulan por el estado ellos siempre me han parecido algo realmente especial. Puede que sean sus letras directas y cortantes como cuchillas o la voz de Zicu, inconfundible, pero la verdad es que cada vez que sacan un nuevo trabajo, como este “Cuando Las Bocas Comen Silencio”, me gustan más. Han pasado ya unos cuantos años desde aquella mítica maqueta “Kuerpos Sanos, Mentes Enfermas” pero siguen sonando igual de bien y sin cortarse un gramo que es lo que importa. Temas como “Por Lo Visto”, “Qué Nos Queda”, mi preferido de este disco, “Cubos Rotos”, un buen corte; rápido y contundente, “Daños Colaterales”, con esa visión típica del “No Future”, y “A Mi No Me Toreas”, que yo os podéis imaginar de qué va, hacen de este disco un paso adelante en uno de los grupos más interesantes de la escena punk de este país.





Pues nada, espero que disfrutéis del último trabajo de Anthrax y que le echéis un vistazo a los Envidia Kotxina porque si uno son unos clásicos, a los que deseo muchos años más de vida, los otros son esa banda que se hace indispensable y más en estos tiempos tan gavioteros que corren.