martes, 31 de enero de 2012

Anthrax - Envidia Kotxina


                                       


                                           


Me despido de este tumultuoso mes de Enero con un par de recomendaciones, una estatal y otra guiri, como siempre. En cuanto a lo de fuera os hablaré del nuevo álbum de Anthrax, “Worship Music”, y en lo referente al tema estatal comentaré el último trabajo de Envidia Kotxina, “Cuando Las Bocas Comen Silencio”.

Quien en el mundo del Thrash Metal no conozca a estas alturas a la banda de Nueva York Anthrax es porque o no se entera de qué va este tema o es mejor que se dedique a escuchar otro tipo de música. Con esto quiero decir que no merece la pena hacer ningún tipo de presentación porque su propio nombre forma parte de la historia del género. En este “Workship Music” hemos podido volver a escuchar la voz de Joey Belladona. Realmente si no fuera porque tenemos a la guitarra a Rob Caggiano nos encontraríamos ante la formación clásica de la banda neoyorquina. En cuanto al álbum deciros que es un trabajo cien por cien Anthrax. En alguna entrevista he podido leer las palabras de Belladona diciendo que ha hecho lo que le ha dado la gana en este trabajo. Si realmente es eso lo que ha hecho solo puedo decir que no se ha notado en exceso porque su voz suena como en otros trabajos de la banda con él al frente. La base rítmica, con Frank bello Y Charlie Benante al bajo y batería respectivamente, sigue siendo una verdadera apisonadora, cosa a la que nos tienen bien acostumbrado. En cuanto a las guitarras, con Scott Ian al lado de Caggiano, suenan directas al cerebro y tan contundentes como siempre. La lista de temas no tiene desprecio alguno aunque, como siempre, me gustan unos más que otros. A parte del primer single “Fight´em ´Til You Can´t”, que suena totalmente Anthrax, destacaría “In The End”, a pesar de ser un tema un poco largo me gusta el ritmo de este corte, “Revolution Screams”, con la que cierran este disco, qué falta hacen unos cuantos gritos revolucionarios, “Crawl”, tema a medio tiempo muy especial, y “Earth On Hell”. Quizá el corte más llamativo de este redondo sea el tema dedicado a Judas Priest que lleva ese mismo nombre, no es que sea el que más me mole pero siempre está bien hacerle un homenaje a los padres del Metal.







 Envidia Kotxina son una banda de Madrid que comenzó su andadura allá por 1994 aunque su primera maqueta no apareciera hasta tres años después. Actualmente la componen son Zicu a la voz y guitarra, Ángel “Agüelo” a la otra guitarra, David “Txafas” al bajo y Hugo Laborda a la batería. Entre todas las bandas punks que rulan por el estado ellos siempre me han parecido algo realmente especial. Puede que sean sus letras directas y cortantes como cuchillas o la voz de Zicu, inconfundible, pero la verdad es que cada vez que sacan un nuevo trabajo, como este “Cuando Las Bocas Comen Silencio”, me gustan más. Han pasado ya unos cuantos años desde aquella mítica maqueta “Kuerpos Sanos, Mentes Enfermas” pero siguen sonando igual de bien y sin cortarse un gramo que es lo que importa. Temas como “Por Lo Visto”, “Qué Nos Queda”, mi preferido de este disco, “Cubos Rotos”, un buen corte; rápido y contundente, “Daños Colaterales”, con esa visión típica del “No Future”, y “A Mi No Me Toreas”, que yo os podéis imaginar de qué va, hacen de este disco un paso adelante en uno de los grupos más interesantes de la escena punk de este país.





Pues nada, espero que disfrutéis del último trabajo de Anthrax y que le echéis un vistazo a los Envidia Kotxina porque si uno son unos clásicos, a los que deseo muchos años más de vida, los otros son esa banda que se hace indispensable y más en estos tiempos tan gavioteros que corren.

                                                             

jueves, 26 de enero de 2012














PETER PANK: EL GRAN PERSONAJE DE MAX

Aún recuerdo la primera vez que leí las aventuras de “Peter Pank” en la fabulosa revista de cómics “El Víbora”. Rápidamente pensé que aquello se convertiría en algo grande dentro del género a nivel estatal. Así fue. El personaje se convirtió de manera fulminante en icono de punkis de la época mientras jevis, rockers y demás tribus urbanas lo leíamos con verdadera envidia de no tener un personaje tan a las claras con el que identificarnos. La verdad es que, a pesar de su cresta, Peter Pank tenía un poco de cada una de esas tribus. Por esto y alguna que otra cosa más tengo que agradecer a “Ediciones La Cúpula” esta edición integral de las aventuras del personaje más corrosivo que jamás pasó por sus páginas.






Las aventuras de Peter Pank se reducen a tres: “Peter Pank”, “El Licantropunk” y “Pankdinista!”. Todas ellas son correlativas y no podrías entender una independientemente de las otras dos. Max (Francesc Capdevila) llama a la Isla de Nunca jamás Punkilandia. Tanto Peter como Los Niños Perdidos son punkis. Los indios son hippies mientras que el Capitán Garfio y su tripulación son una pandilla de rockers. Campanilla es tan envidiosa y traicionera como puede ser en la obra original de J. M. Barrie y las sirenas son unas ninfómanas que te destruirán haciéndote practicar sexo con ellas de todas las maneras posibles hasta morir de extenuación.




 Es evidente que no os voy a contar las aventuras que corre Peter Pank y todo este elenco de personajes, para eso tendréis que echarle un vistazo a esta edición integral. Pero sí que os adelanto que una vez que empecéis a leer este cómic tendréis la necesidad de saber qué pasa en cada página siguiente. El primer tomo, “Peter Pank”, es la típica presentación de los distintos personajes de la obra original adaptados por la pluma y guión de Max. Por qué Peter se convierte en Licantropunk y viaja por las Highlands escocesas acompañado de una pandilla de skins fascistas es lo que tendréis que descubrir en el segundo capítulo. Para el tomo de “Pankdinista!” Peter vuelve a Punkilandia donde las cosas han cambiado bastante desde su marcha. Los hippies son ahora una pandilla de yuppies, muy acorde con la realidad actual, y los que se han revelado a sus iniciativas han dejado la senda del power flower para ser jevis. Sólo os diré que la maestría de Max y el conocimiento sobre las distintas tribus urbanas lo hacen insuperable.


Una pena que este tipo de personajes se pierdan en los cajones de las editoriales. Cuando todo el mundo conoce a los grandes superhéroes del cómic y, actualmente, de la gran pantalla tipos tan personales y únicos como Peter Pank pasan a ser lo que se conoce como personajes de culto. Muchas veces no sé si este término es para bien o para mal. Me da siempre un cierto tufillo a no reconocimiento cada vez que lo oigo de alguna banda como Ramones o Motörhead, personaje de cómic, como este Peter Pank o Alvar Mayor, o de algún autor literario, Tom Spanbauer por ejemplo. Sea como fuere, os aconsejo que intentéis conocer a este Peter Pank y a todos los personajes de la historieta. Una pena que la saga se acabara con el tercer tomo porque te quedas con ganas de más. A ver si Max se anima y ahora le da por sorprendernos con alguna aventura más. Desde este perdido blog de la red le animo a ello. De todas formas gracias de nuevo, sobre todo por hacerme sentir que los seguidores de las aventuras de Peter Pank teníamos razón al pensar que su personaje es único e irrepetible.


viernes, 6 de enero de 2012

Pearl Jam Van Por Los Twenty






Pearl Jam publicaron el pasado mes de septiembre un documental sobre sus veinte años de carrera. Este proyecto ha sido dirigido por el director americano Cameron Crowe, gran seguidor de la banda de Seattle. Como podréis imaginaros, el documental hace un recorrido a la historia del grupo.

Os recomendaría que os hicieseis con la edición especial que consta de tres DVDs. En el primero podréis disfrutar de todo lo acontecido durante la trayectoria de la banda mediante declaraciones de los miembros de la misma y algún que otro allegado. Empiezan hablando de la escena de Seattle justo antes de la explosión del Grunge. Hacen referencia a la banda Mother Love Bone, liderada por el cantante Andrew Wood y donde militaban tanto Jeff Ament y Stone Gossard. Al morir Andrew por sobredosis de droga este grupo se disuelve. Una vez pasado un tiempo de bajón, por la pérdida de este, tanto Jeff como Stone empiezan a plantearse volver al mundo de la música. De todo lo demás os podréis enterar viendo esta primera parte de “Twenty”, título del documental. Destacaría el hincapié que se hace entre la relación de Eddie y Kurt Cobain además del grado de superación y madurez que la banda va adquiriendo con el tiempo.

En el segundo DVD los verdaderos protagonistas son los seguidores del grupo. El director se ha encargado de ir entrevistando a miles de ellos para luego seleccionar unas cuantas declaraciones y montar esta segunda parte del proyecto. Bastante curioso el tema de las estadísticas que se curra uno de los fans de la banda. Parece mentira que haya alguien que pueda hacer estas cosas y que luego resulten tan interesantes. Como parte un poco más triste todo lo referente a la muerte de un seguidor en Dinamarca. Seguro que la mayoría de aquellos a los que nos mola esta banda hubiésemos querido salir en esta parte, yo encantado de poder haberlo hecho.

En cuanto al tercer DVD es una compilación de canciones en directo grabadas en distintos lugares y distintas épocas de la banda. No lleva un orden cronológico pero es curioso ir comparando sus actuaciones en vivo durante sus veinte años de carrera.

Pearl Jam es una de mis bandas favoritas. Los he visto tres veces en directo, la primera en San Sebastián y las otras dos en Madrid. Son de esos grupos que casi nunca defraudan en directo. El problema que tienen es que nunca tocan el mismo set-list con lo que te puedes encontrar que un día toquen canciones que te gustan y otras veces te quedes con las ganas de ello. Una de las ventajas que tiene este grupo es que ha editado todos sus conciertos en directo, desde sus inicios hasta estos días. Esto es siempre de agradecer porque… a quién no le gustaría tener en disco todos los conciertos a los que ha ido. Con Pearl Jam podrás hacerlo, de cada uno de ellos si quieres.

Espero que disfrutéis de este interesante documental. Quizá lo peor sea que se dedica demasiado tiempo a sus primeros años pero, por lo demás, no tiene desperdicio. A ver si apuntan alguna fecha por estos lares en su próxima gira europea para este año y podemos verlos de nuevo, sería un puntazo.