jueves, 11 de agosto de 2011

Tardi - Vautrin Rememoran La Comuna




Habiendo sido editado previamente en cuatro volúmenes llega a mis manos el tomo integral de esta obra de Tardi y Vautrin, “El Grito Del Pueblo”. Sobre el maestro del cómic francés poco os voy a contar que no podáis encontrar por la red, simplemente recordaré que es uno mis autores preferidos. En cuanto a Jean Vautrin os diré que, además de colaborar con Tardi en esta magnífica obra encargándose del guión, es director de cine (“Adiós Amigo” o “El Huevo”), que fue asistente de Rossellini en “India, La Madre Tierra” y escritor. Desde luego, su labor de investigación para la realización de este cómic es para quitarse el sombrero.

La Comuna fue un movimiento con tintes anarquistas que surgió a primeros de la década de los 70 del siglo XIX en Francia. Tuvo su mayor repercusión con el levantamiento del pueblo de París durante la primavera de 1871. Todo vino a raíz de la caída de Napoleón III y la guerra franco-prusiana que dejó al país galo bajo mínimos, con una población totalmente sumida en la miseria y desesperación. Fue realmente un movimiento muy avanzado para su época y del que apenas se habla en los libros de la historia, debido, sobre todo, a lo efímero del levantamiento, tan solo dos meses. Pero realmente fue algo grandioso donde se vio la capacidad de todo un pueblo, obreros, maestros y parte del ejército, para enfrentarse a los tiranos corruptos que los gobernaban. Cabe destacar la gran participación femenina que tenía La Comuna. Hombres y mujeres luchaban codo a codo en las barricadas parisinas además de formar parte de manera igualitaria del movimiento.

En este entorno rememorado por la pluma de Vautrin es Tardi quien, con su toque personal, crea una de las mejores obras de su dilatada carrera. Aprovechando todo lo que de referencia histórica tiene el cómic, el maestro francés nos adentra en lo que mejor se le da, intrigas amorosas, casos de asesinatos resueltos por falso policías o compañeros corruptos del cuerpo, mafias barriobajeras y, lo mejor de todo, el reflejo en sus viñetas de todas esas miserias que el pueblo parisino sufría en esa época. Desde luego le siguen viniendo como anillo al dedo todos estos conflictos sociales mezclados con guerras urbanas, hambruna, prostitución y desamores. A parte de ser una obra bastante instructiva, antes de leer el cómic yo desconocía este movimiento francés, me sigue fascinando cómo Tardi puede crear un ambiente propio en algo tan grande como fue la lucha de La Comuna.



Una de las cosas que también me ha traído a la mente esta obra es la situación que estamos viviendo en estos momentos a nivel mundial. No veo tan distante todo aquello por lo que los parisinos lucharon y murieron en 1871 de lo que realmente pedimos el pueblo estos momentos. Nuestros gobernantes siguen siendo iguales o peores que aquellos emperadores, estos empeñados en ser los reyes del mundo y aquellos en ser los reyes de nuestras vidas llevándonos cada vez más deprisa a la ruina económica y social. Durante estos días de revueltas en las ciudades de Inglaterra, manifestaciones en España o Grecia, Portugal sumido en una recesión sin precedentes y la “gran” Italia a la deriva y sin rumbo podemos pararnos a pensar en revoluciones como las de La Comuna y ver si realmente lo único que ha cambiado es que aquella fue una revolución urbana y esta es, y debe ser, una revolución global.

Espero que disfrutéis de esta magnífica obra de dos grandes autores galos. ¿Se atreverá algún día Tardi a dibujar algún guión de Vautrin sobre los apaches? Yo encantado de que así fuera.
“Sí… pero está con un pie en el aire
Los malos días acabarán
Y ojo con la revancha.
¡Cuando los pobres se unan!"