sábado, 6 de agosto de 2011

Los Suaves En Madroñera






Este sábado volví, después de unos cuantos años, a ver a Los Suaves en Madroñera. Al igual que aquella ya lejana vez la asistencia de público fue más bien escasa, sobre trescientas personas, y eso que el pueblo estaba en fiestas. En cuanto a la organización, pues más de lo mismo. El señor este que trae los concierto al pueblo extremeño, ya sea en la sala Karibia ya en el campo de fútbol, como es el caso, ni se preocupa por cómo saldrá el evento. Solo diré que ayer no había ni servicios para ir a mear. Esto a nosotros tampoco nos supone un gran problema pero que se lo digan a ellas.



A parte de Los Suaves tocaron otra tres bandas locales, Manzinguer Panzeta, Suizicio y Bellota Negra. Tampoco es que se pueda destacar mucho de ellas. Cuando entramos al recinto, del cual se podía entrar y salir llevando una pulsera del ¡¡Extremúsica!!, si es que este hombre lo aprovecha tó, estaban en escena Manzinguer Panzeta. Es una banda joven que basaron su repertorio en versiones de Reincidentes, Extremoduro y grupos parecidos. Le siguieron Suizidio que iban más o menos del mismo palo. Sonaron un poco mejor que los anteriores pero a sus pocos temas propios le sumaron versiones de El Ultimo Ke Zierre, por ejemplo. Por último se hicieron con el escenario Bellota Negra. Estos sí estuvieron un poco mejor. Fue la única banda de las tres que tocaron temas exclusivamente suyos. Se nota que llevan ya unos cuantos conciertos a la espalda. Quizá el único pero que les pondría es la similitud de la voz del cantante con el vocalista de Marea. A parte de esto se dejaron escuchar.




Sobre la 2,00 de la madrugada hicieron su aparición los de Orense. Empezaron fuerte, con temas como “Preparado Para El R¨N¨R” y “Cuando Los Sueños Se Van”. El sonido fue bastante bueno durante todo el concierto aunque la puesta en escena un poco sobria, un telón detrás con el eterno gato y poco más. Fueron dejando caer la mayoría de sus grandes temas “Esta Vida Me Va A Matar”. “El Afilador”, con una parte cantada en gallego, “Dulce Castigo”, siempre es una caña escucharla en directo”, “San Francisco Express”, “¿Sabes? ¡Phill Lynott Murió!” o “Dolores Se Llamaba Lola”. Tengo que decir que me gustó el concierto aunque se echaron en falta algunos temas como “Siempre Igual” o “Pardao” pero de eso te sueles dar cuenta cuando acaba el mismo. Fueron grandes momentos de participación del público cuando tocaron “Malas Noticias” o “Peligrosa María”.



Se puede decir que lo peor del concierto sigue siendo Yosi, mucho más delgado y con mucha más barba, la verdad es que tenía un aspecto de homeless total. Este hombre parece que no va a cambiar nunca. Después de una temporada que parecía estar un poco más tranquilo pudimos volver a ver una de sus peores caras. No es que estuviera tan borracho como otras veces, al menos no se le olvidaron las letras y se le entendió cuando cantaba, pero cuando se dirigía al público podíamos notar perfectamente su estado de embriaguez. Es más, tengo que decir que sólo hicieron un bis porque la banda se quedó tocando en el escenario mientras que él desaparecía por completo, no salió ni a despedirse. Con esta actitud deber ser muy difícil trabajar con alguien así. No me extraña que Alberto Cereijo esté un poquito hasta los mismísimos.



La anécdota del concierto la protagonizaron aquellos que, bien por confusión o por cachondeo, me pidieron hacerme fotos con ellos y ellas porque decían que me parecía a Yosi. Nos reímos todos un rato con esto. También me hizo mucha ilusión encontrarme con peña que no veía hace tiempo, eso siempre es agradable. Esperemos que el próximo concierto en Mérida sea mejor que el de anoche, al menos que Yosi esté un poco más entregado. A este iré acompañado de mi novio que ayer no pudo asistir porque hoy curraba. Ya os contaré qué tal se nos da el evento en la capital extremeña.