lunes, 11 de julio de 2011

AC/DC En Argentina



El pasado mes de mayo la banda australiana más grande de todos los tiempos publicó su último DVD titulado “Live At River Plate”. Este concierto está grabado durante las tres actuaciones que el grupo dio en el mítico estadio, que nos está en altas horas en la actualidad, de Buenos Aires. Después de unos 13 años sin pisar suelo argentino los seguidores de ese país tuvieron la oportunidad de disfrutar de nuevo de Angus Young y compañía.

Antes de seguir con el comentario de este video tengo que aclarar que soy un gran fan del grupo. Nunca me gustó eso de responder a la típica pregunta “¿Cuál es tu grupo preferido?” aunque por dentro siempre respondía AC/DC sin duda alguna. Siempre me he considerado parte de esa gran familia que forman los seguidores de la banda. Tengo todos sus discos, algunos en viejas cintas de cassettes, incluso conseguí la edición de “Let There Be Rock” censurada en España. También tengo en mi poder una de las ediciones de coleccionista de “For Those About To Rock”, algún que otro single interesante y un sinfín de vídeos y DVDs. Una vez dicho esto espero que nadie se eche las manos a la cabeza si me atrevo a comentar que este, desde luego, no es ni mucho uno de los mejores shows de la banda. He tenido la suerte de poder asistir a cinco de sus actuaciones en la península, una en Barcelona, otra en Lisboa, dos en Madrid y la última en Sevilla, de la cual tenéis una crónica en este blog. Pues bien, cuando salí del concierto de Sevilla dije que no me habían gustado tanto como otras veces y después de ver este vídeo me doy cuenta de porqué sentía aquello. No tiene nada que ver ni con el setlist ni con la puesta en escena ni con el sonido o luces, tiene que ver con la banda en sí. En definitiva, se nota demasiado el paso de los años, sobre todo en Angus y Brian que son los que más de cara al público están.

Por lo demás este DVD es, sin duda, un reflejo de esa gira faraónica que dieron durante más de dos años por todo el mundo. En él podéis disfrutar de temas míticos como “Dirty Deeds Done Dirt Cheeps”, “Back In Black”, “Hells Bells” o “Thunderstruck” al que se suman algunos de su último disco como son “Rock N Roll Train”, “Big Jack” “War Machine” o la canción que da nombre a este trabajo. Yo personalmente echo de menos “Anything Goes”, tema que interpretaban en su primera parte del tour y que, no sé por qué razón, dejaron de hacerlo.

Lo mejor de esta entrega es su presentación, algo en lo que los australianos se esmeran constantemente. Cabe destacar la entrega del público argentino, tan entusiasta como cualquier público latino. Además del concierto podemos ver un pequeño documental de los días previos a las actuaciones con declaraciones de fans, managers, montadores y algún locutor de radio. Lo peor, como dije antes, la voz de Brian en algunas canciones y la fatiga de Angus, sólo hace el loco por el suelo durante su, ya archiconocido, solo de guitarra.

Se ha hablado bastante de si deberían seguir o dejarlo, Brian incluso anunció que lo dejaba después de esta gira, ahora que siguen en lo más alto. Entre las últimas noticias está la preparación de un nuevo disco. Yo soy partidario de que es mejor una retirada a tiempo que una gran derrota. De todas formas siguen siendo la banda de mi corazón, con la que más disfruto y por la que más he discutido en cuanto a ser o no los mejores. Sea como fuere AC/DC siempre estarán conmigo y el hecho de ver cómo llenan allá donde van, y las veces que sea, es algo que me llena de satisfacción. Suerte, nos vemos pronto en cualquiera de las ciudades del estado.