viernes, 4 de febrero de 2011

El Viajero De Isusi








Este mes voy a empezar mis recomendaciones de cómics con la finalizada colección de “Los Viajes De Juan Sin Tierra”, escrita y dibujada por el bilbaíno Javier de Isusi. Seguro que este autor no os sonará de nada, es posible que esta obra suya tampoco, pues os diré que ha recibido algún que otro premio en su tierra natal y que fue finalista en uno de los concursos de la prestigiosa editorial Glenat.

Una vez hecha esta breve presentación os diré que esta obra consta de cuatro volúmenes. En cada uno de ellos la acción se desarrolla en un sitio y circunstancias distintas. El hilo de la historia no es otro que un viajero, llamado Vasco, intentando encontrar a un amigo perdido que lleva por nombre Juan. Todo comienza en las tierras de México donde se nos pone en contacto con la revolución zapatista de Chiapas. De aquí nuestro personaje principal salta a una isla de la Nicaragua postsandinista. Como su búsqueda sigue siendo infructuosa, acaba, por circunstancias que tendréis que descubrir, en la selva amazónica. Al final encuentra a su amigo Juan en el Brasil de los sin tierra.

Si sois aficionados a los cómics de viajes, y de grandes viajeros, con este seguro que pasáis un buen rato. Se nota mucho que Isusi ha mamado mucho de Pratt y su Corto Maltés pero lo bueno está en que él mismo reconoce este asunto y no sé si realmente con este reconocimiento hace de su Vasco un viajero tan particular como Corto. No sólo hace referencias al gran personaje de Pratt durante el guión, si os fijáis con detenimiento podréis encontrar incluso alguna similitud en sus facciones, forma de ser y desenvolverse en el viaje. Otra cosa que relaciona a ambos personajes es esa facilidad que ambos tienen para verse envueltos en problemas, revoluciones o momentos críticos de la historia si involucrarse de manera total, siendo algo más que espectadores de primera fila. Vasco acaba consiguiendo engancharte más por esas circunstancias que por el objetivo de su viaje en sí. Es más, se podría decir que el viaje, como la mayoría en estos casos, acaba siendo un viaje interior más que otra cosa.

Quizá lo peor de la historia de Vasco y sus viajes haya sido lo mucho que hemos tenido que esperar para conocer el final de su historia. Es lo que tienen las colecciones que van saliendo cada equis tiempo, a veces años, y siempre es un poco rollo tener que esperar. Pero, al menos, esta aventura tiene final porque os puedo asegurar que llevo haciendo algunas colecciones que están paradas desde ni se sabe. Esto es algo que siempre me ha indignado un poco de ciertas editoriales. Sacan un número o dos de algo realmente interesante y luego lo dejan en el cajón hasta saber dios cuando. Cuando no te tienes que pasar años esperando número tras número para que, al final, acaben sacándolos todos en un único volumen. Pero bueno, os puedo asegurar que, en este caso, ha merecido la espera.

Desde aquí quiero felicitar a la editorial vasca Astiberri por su gran labor en lo referente al cómic estatal. Si no existieran editoriales como esta nuestros autores noveles, y no tan noveles, pasarían totalmente desapercibidos. Siempre es bueno encontrarse con ellos en los distintos salones del cómic del territorio. Cada vez que he hablado con ellos me han resultado una gente muy agradable, que ponen pasión en todo esto y que quieren seguir haciendo lo que actualmente hacen que es, con diferencia, lo mejor de su labor. Espero que sigan entre nosotros durante muchos años más dando lecciones de compromiso como están haciendo hasta ahora.

Que disfrutéis de Vasco y su largo viaje por Latinoamérica. Poned atención a los epílogos, merecen mucho la pena.