sábado, 1 de enero de 2011

Sherlock Holmes Es Una Punk




Sigo contando todo acerca de los cómics que me pillé en el último salón de Madrid. De esta manera os llega este “Honor Entre Punks”. De los autores, Guy Davis y Bary Reed, poco os puedo contar porque los he descubierto con esta obra pero ya los tengo en mi lista de atención para próximas, o antiguas, entregas.

Sin duda alguna lo interesante de este cómic reside en el paralelismo que ambos, guionista y dibujante, han sabido imprimir con respecto a un personaje tan de fama mundial como es Shelock Holmes. Es más, el hecho de haberlo encarnado en la piel de una mujer lo hace aún más atractivo. Todos los protagonistas de la obra cumbre de Sir Arthur Conan Doyle tienen su réplica en este cómic. Por supuesto no os voy a contar quién es el reflejo de quien pero creo que los que conocéis al detective más famoso de la literatura occidental sabréis identificarlos con facilidad.

La obra consta de dos partes más otras dos cortas que, cronológicamente, estarían entre las dos primeras. En la primera se mezcla los robos de distintas joyas con la presentación de los personajes y su mundo punk. La lucha entre bandas punks de Londres es un transfondo poco habitual para el desarrollo de un caso de asesinatos y robos. Quizá es ahí donde reside el encanto de esta publicación. Nos ofrece un escenario totalmente distinto, y a la vez real, de lo que podría ser un caso del detective de Baker Street. Por eso destacaría el tema del dibujo en esta obra. Es lo que la hace totalmente amena, lo que hace que no sea la millonésima entrega de un Holmes de tres al cuarto. De ello se encarga Guy Davis que, con concimiento de causa por haber estado en el movimiento punk en los años 80, nos presenta unos personajes bien definidos estéticamente, con miles de modelos diferentes a su vez, que se desplazan por unas calle y lugares muy en plan victoriano.

En cuanto a la segunda parte es un poco una mezcla de Holmes y Jack El Destripador bastante interesante. De esta si que os voy a contar bien poco. Tan solo deciros que los personajes malamente llamados secundarios pasan a tener un peso importante en el desarrollo de la obra. Esa es, yo creo, la razón por la que me gusta más que la primera parte. Me parece mucho más intrigante. De esas cosas que te pasan cuando ya conoces los personajes de una saga y alguno de ellos te sorprende de verdad.

En cuanto a las otras dos obras cortas vienen más al cuento del personaje que encarna el narrador de las anteriores. No tienen tanto peso como aquellas pero una vez que te has metido de lleno en este “Honor Entre Punks” parece que no te importa saber más de cada uno de sus héroes.

Espero que hayáis pasado una feliz nochevieja y que os hayáis divertido. Como espero que os divirtáis con esta obra. ¿A que jamás os podríais haber imaginado a Holmes yWatson en plan punk? Pues aquí los tenéis con cresta y piercings incluídos.