sábado, 8 de enero de 2011

Discos Pa Comenzar El Año





Después de un fin de año dedicado en el aspecto musical de manera íntegra a Los Suaves vuelvo al formato clásico de mi blog, hablaros de una banda estatal y otra guiri. En cuanto al grupo de aquí esta vez os voy a recomendar el último trabajo de Uzzhuaïa y con respecto a los de fuera me centraré en lo último de Motörhead. Así de paso me paro en un par de bandas con diéresis en sus respectivos nombres.

El asunto de los valencianos Uzzhuaïa es, para mí, el típico caso de esas bandas que nada tienen que envidiar a lo que nos llega de fuera. Es más, me atrevería a decir que a muchos de esos grupos los superan con creces. Pero no sé qué es lo pasa con estos levantinos que no acaban de despegar como ser merecen. La entrada en la formación de los hermanos Monteagudo, Pablo (voz) y Álvaro (Bajo), les dio un sonido bastante personal. Tampoco hay que olvidar esa gran labor a las guitarras de Álex e Israel que, junto con Jose a la batería, hacen de este combo uno de los con mayor calidad del estado.

Su último trabajo, “13 Veces Por Minuto” es una vuelta de tuerca más en ese sonido tan peculiar de la banda valenciana. Si parecía que superar sus dos anteriores entregas era tarea imposible os aseguro que este término no existe para ellos. Temas como el que da título al disco, “La Mala Suerte”, el booggie de “Durango” o la medio tiempo “Magnífico Fracasado” nos dan de bruces con este trabajo, pero si hay un tema que me gusta de verás ese es “No Quiero Verte Caer”. Un disco de los llamados “redondos”. Se merecen mucho más de lo que tienen. Ya es hora de que reconozcamos que tenemos bandas tan grandes como estos Uzzhuaïa. Seguro que si fueran belgas, suizos o alemanes estaríamos flipando en colores desde hace tiempo con ellos. A ver si apreciamos más a nuestros combos que los hay muchos y muy buenos.

Qué decir, o escribir, de Motörhead que no se haya hecho ya. Es una de las bandas míticas más influyentes de la historia del rock. Sin ellos, con todo seguridad, no existiría el trash metal. Sus primeros discos estarán por siempre entre los clásicos del género. Pero aquí y ahora tenemos que hablar de su último cd llamado “The World Is Yours”. Con títulos de canciones tan directos como “Born To Lose”, “Devils In My Hand” o “Bye Bye Bitch Bye Bye” este trabajo sigue en la buena onda de sus anteriores. Quizá lo que se me ha hecho es un poco corto pero por lo demás nos volvemos a encontrar con una sacudida de rock&roll potente en todos sus aspectos. Parece que los años no pasan por la banda de Mr. Kilmister. Sin duda alguna, la labor del batería Mikkey Dee le dio una fuerza que en directo es una bomba. Si eres un fan de la banda más sucia y macarra del mundo este disco no te va defraudar. Ahora sólo nos queda esperar a que vuelvan acompañando a los Judas para poder disfrutar de nuevo de ellos por estos lares.

Hasta aquí las recomendaciones postnavideñas. Espero que el hayáis comenzado el año con buen pie. Disfrutad de estos dos discos. Que no pare la música!!