miércoles, 15 de diciembre de 2010

¿Un Buen Consejo?



Quiero empezar este artículo diciendo que me gusta el fútbol y el deporte en general. No soy seguidor de ningún equipo en concreto aunque de quedarme con alguno sería con el Real Madrid. Pero vamos, que si pierde que se espabile y que intente que no le metan otros cinco. Soy de los que se traga todos los partidos que puedo tanto del Mundial como de la Eurocopa. Es más, si hubieran celebrado el mundial entre España y Portugal seguro que hubiera ido a ver algún partido. Lo cierto es que el mundial de 2022 se va a celebrar en Qatar, cosa que ya sabréis. Al igual que muchos y muchas conoceréis a estas alturas las declaraciones del presidente de la FIFA, el señor Blatter.

Como siempre primero tiro la piedra y luego escondo la mano, que se suele decir. Lo malo es que siempre somos los mismos los que recibimos el peñascazo. No voy a reproducir aquí las palabras de tan ilustre señor. La cuestión es que este tipo de declaraciones no creo que sean demasiado positivas sobre todo para todos esos niños y niñas a las que les gusta el deporte y el fútbol en particular. Todo eso de lo que alardean de juego limpio, sin dopaje, no al racismo, parece que se cae de golpe cuando se habla de los derechos humanos. Porque en el fondo lo que ocurre en todos estos países no deja de ser un ataque a los derechos de la humanidad. A veces me preocupa cómo pueden llegar a sentirse esos futbolistas que siendo gays no pueden expresarse tal y como son. Es algo parecido a lo que deben sentir los católicos homosexuales con las declaraciones del Papa. Desde luego este no es el camino.

Si hay algo que realmente me ha indignado de todo esto es la poca consideración que los medios, en general, y los periodistas, en particular, han tenido del tema. Para mí es más denunciable si cabe la actitud de todos esos periodistas en la sala de prensa siguiéndole el rollo a este señor que lo dicho por el mismo. Cómo es posible que ante tales declaraciones lo único que se escuchara fuera una risotada general. Que ni uno se levantara y dijera algo al respecto. ¿Tanta gracia les hace la represión a seres humanos? ¿Es tan divertido saber que estos estados se ahorca, lapida o fusila a homosexuales? ¿Dónde están las risas de esos miles de personas que son asesinados cada año en el mundo por el simple hecho de ser lo que son, ya no por ideas políticas o económicas, no, sino por ser hombres y mujeres homosexuales? Lo siento, pero yo no le veo la gracia por ningún lado a nada de esto. Y lo digo como persona, sea o no gay, porque creo que en estos asuntos el género no importa, lo importante es que no deberían ocurrir nunca más casos de esta índole.

Señor Blitter, desde mi humilde y poco leído blog le hago saber que debería ser usted denunciado por bromear con ciertos temas. Que deberían pensarse mejor las cosas antes de conceder a algunos estados ciertos privilegios, o, como mínimo, exigirles ciertas responsabilidades. Si el respeto a una cultura o una civilización pasa por la represión a cualquier ser humano de este planeta entonces es que esa cultura está enferma y el término civilización corrompido. Será una pena ver los partidos del mundial sabiendo que compañeros gays y lesbianas del mundo que realmente desearían vivirlo en directo tengan que quedarse en casa siguiendo sus consejos.

Ánimo a todos y todas los deportistas homosexuales del mundo. Seguro que algún día también veremos pancartas y se harán partidos en contra de la homofobia. Espero vivirlo y verlo con mis propios ojos.