jueves, 4 de noviembre de 2010

Jiro Taniguchi: "Sky Hawk"






Hablar de Jiro Taniguchi en el mundo del cómic es usar palabras mayores, sobre todo en lo referente al manga. Nunca he sido un seguidor de ese estilo de cómic pero siempre me he sentido atraído por las historias del este autor japonés. Sólo deciros que, además de ganar bastantes premios en su Japón natal, ha sido galardonado tanto en el salón del cómic de Angoulême como en el de Barcelona, dos de los grandes eventos del mundo de las viñetas a nivel mundial.


Entrando de lleno en esta obra, si lo vuestro son los cómics tipo Blueberry o Comanche este seguro que os gustará. El autor nos adentra en una historia ficticia mezcla de samuráis y nativos norteamericanos. Los principales personajes son el jefe indio sioux oglalá Caballo Loco, una india llamada “Ciervo Saltarín” y dos samuráis con nombres de pila Hikozaburo Soma y Manzo Shiutso que acabarán llamándose “Lobo Del Viento” y “Halcón Del Cielo” respectivamente. A pesar de haberse documentado muy bien, el autor nos muestra bastantes escenas que no pasan de la ficción. La simple idea de que dos culturas tan distantes y, a la vez, con valores humanos tan parecidos no deja de ser algo más que atractiva. El hecho de plantearse qué hubiera ocurrido si estos dos tipos de guerreros hubieran sido capaces de intercambiar tanto el uso de sus armas como la lucha sin las mismas me parece una buena base para hacer una historia como esta. Queda más que reflejado el exterminio a que se vio sometida la nación india durante el siglo XIX. La aniquilación de su sustento base, los bisontes americanos, junto con la ruptura de los tratados, el whisky, la llegada del ferrocarril o las explotaciones de las minas de oro fueron razones de peso para llevar a la destrucción, casi al exterminio, de una cultura que había sobrevivido en un continente durante miles de años. ¿Qué hubiera pasado si algo como lo que nos cuenta Taniguchi en su obra hubiera ocurrido? Es una mera especulación, pero esta no deja de ser algo único por el tema en sí.


Seguro que cuando tengáis este cómic entre vuestras manos no podréis parar hasta el final. Ese estilo tan peculiar del autor japonés, a veces demasiado dramático, sin dejar de lado la acción y la intriga, hace de este “Sky Hawk” una obra muy interesante. Sigue demostrándonos su gran aprecio por la naturaleza, ya lo hizo en otros cómics como “Seton” o “La Cumbre De Los Dioses”, los animales y el respeto al medio ambiente. Una pena que, en unos momentos tan trágicos para el planeta, todos estos valores estén cayendo en saco roto mientras se encargan de que el tema del cambio climático pase a ser algo tan cotidiano como para ni siquiera tenerlo en cuenta. Mil gracias a Taniguchi por recordarnos que no siempre fue así, sin olvidar que esta estúpida destrucción es algo que viene de lejos y que sus protagonistas no han cambiado en todos estos siglos de necedad humana.


Sin más, deciros que si no conocéis a este maestro japonés ya es hora de que lo hagáis. Si es tan reconocido y tiene tantos seguidores a nivel mundial, entre los cuales me incluyo, nunca es tarde para formar parte de ell@s.