viernes, 15 de octubre de 2010

Discos Pa Octubre



Mis primeras recomendaciones musicales para este otoño que acabamos de estrenar vienen de las manos de dos bandas míticas. Accept es, después de Scorpions, la banda más importante dentro del panorama del heavy alemán. En cuanto a la recomendación estatal me voy a parar en un disco, que sin ser novedad ya que salió el año pasado, me lleva a hablaros de una de las bandas con más carisma de toda nuestra historia musical, Asfalto.

Nunca negaré que Accept siempre ha sido una de mis bandas favoritas. Desde que escuché el irrepetible “Restless & Wild” me convertí en un acérrimo seguidor del grupo. Los he visto tres veces en directo, la 1ª, con 18 años, en el ya desaparecido Pabellón del Real Madrid junto a Dokken en un concierto que me marcó para siempre, la 2ª dentro del festival Gods Of Metal italiano, en Bolonia, y la 3ª en el Metalaway celebrado en Guernica en 2005. En las tres ocasiones estaba al frente de la banda su cantante original Udo Dirkschneider y digo “original” porque en este “Blood Of Nations” el tema de la voz corre a cargo de Mark Tornillo. Quizá este haya sido el notición del regreso de la banda, junto a la vuelta de Herman Frank, antiguo guitarrista de la misma. La cuestión es que, a mi parecer, este Mark Tornillo no lo hace nada mal. Está claro que ha sido elegido por tener una voz bastante parecida a Udo pero hay que decir que también aporta su toque personal a las canciones. La banda ofreció el puesto de cantante una y otra vez a su voceras original pero ante el rechazo continuo del mismo se decantaron por este otro. El señor Tornillo deja claro su valía en temas como “The Abyss”, “Beat The Bastards” o “Pandemic”, por seleccionar alguna de los cortes del disco, ya que este no tiene ningún desperdicio. El sonido de las guitarras vuelve a ser aquel tan característico de álbumes como “Balls To The Wall” o “Metal Heart”. Los coros siguen estando tan cuidados como antaño y, aunque nunca han sido su fuerte, la balada “Kill The Pain” nos demuestra que el grupo es capaz de deleitarnos tanto con buenos riffs como con este tipo de temas. Después del largo culebrón, con ciertas declaraciones cruzadas, algunas un poco duras, de si volvía o no Udo me parece que el trabajo es más que atractivo. El tiempo dirá si se convertirá en un disco clásico como otros de la banda y si el cantante Dirkschneider se pasó un poco de ego al creer que era irremplazable.

En cuanto a la parte estatal de recomendaciones me he parado en un disco doble, editado en el 2009, de una banda que marcó todo un camino a seguir en el rock de este país, Asfalto. Este “Al Fin Vivos”, grabado en el Pabellón Pilar Bardem, es, aunque parezca increíble, el primer trabajo en directo de la banda madrileña. Es indudable que Leño es el punto de partida del lo que se llamó Rock Urbano en este estado pero me atrevería a decir que el germen de todo esto está en Asfalto. Es la primera banda nacional en tocar en el Marquee londinense en 1978 siendo, a su vez, el grupo de donde surgió otra de las formaciones míticas de nuestro Rock, Topo. Temas suyos como “Capitán Trueno” o “Días De Escuela”, ambos también incluidos en este trabajo, forman parte de la banda sonora de varias generaciones de amantes de la música de este país. Julio Castejón siempre fue el alma mater de la formación. En este trabajo se rodea de Raúl Santana (guitarra, voz), Carlos Parra (teclados), Viti Illarraza (batería) y Alejandro Oyero (bajo). Una formación que hacen de este directo algo realmente entrañable. A clásicos como los mencionados anteriormente o como “Rockcinante”, “La Paz Es Verde” o “El Viejo” se unen temas especiales como la apertura “Utopía Suitre”, “Gente Como Tú”, tema de la época en solitario de Castejón, o “Vidas Paralelas”. Un total de 20 temazos, al los que se suma un solo de teclado de Jorge Benegas, que nos traen de nuevo a la palestra a una de nuestras bandas más clásicas. Supongo que a gente un poco más joven Asfalto le resultará un grupo pesado o anticuado pero para rockeros, y amantes de la música en general, de este país que ya tenemos unos añitos es uno de nuestros pilares tanto musicales como personales.

Espero que disfrutéis con estos dos discos, que digáis lo que os parecen con algún que otro comentario y que este mes de octubre sea el principio de un buen otoño.