jueves, 5 de agosto de 2010

Discos Pa Agosto



Después de saltarme un mes, en cuanto a recomendaciones discográficas se refiere, aquí vuelvo para hablaros de dos bandas de muy distinto calibre. En cuanto al grupo foráneo se trata de una de las bandas con más éxito en los 80, Ratt, mientras que Ángelus Apátrida empieza a consolidarse como uno de los grupos más prometedores dentro del panorama tanto nacional como de fuera.

Ratt pertenece a esa ola de Glam-Metal americano que nos invadió a primero de los ochenta con bandas como Motley Crüe, Quiet Riot y demás. Después de muchos años fuera del circuito, se separaron a mediados de los 90, vuelven a la carga con este trabajo llamado “Infestation”. La verdad es que nunca llegaron a tener la repercusión de las dos bandas que nombré con anterioridad pero su música siempre me pareció de lo mejorcito del momento. Con este trabajo vuelven a ese sonido clásico suyo de discos como “Invasion Of Your Privacy” o “Out Of The Cellar”, la época dorada del grupo. Me tenía bastante intrigado este trabajo, sobre todo por el bombo que se le estaba dando. El hecho de que todo el mundo hable del regreso, o de la salida del último trabajo, de un grupo siempre me mosquea un poco, hasta que no consigo oírlo no me quedo tranquilo. Pero la espera no fue en vano y este disco de los californianos merece bastante la pena. El tema con el que abren, “Eat Me Aalive”, junto con otros como “Last Call”, “Garden Of Eden” o “Best Of Me” quizá sean los más destacados para mi gusto. Con esto no quiero decir que el disco sea de esos que se basan en cuatro canciones y nada más, al revés, si realmente te mola el sonido Glam ochenteno aquí tienes una buena ración del mismo sin desperdicio de ningún tipo.

En cuanto a Ángelus Apátrida empezaré diciendo que siempre que una banda estatal empieza a destacar fuera de nuestras fronteras, si encima fichan por un sello guiri como es este caso, Century Media Records, me alegro un montón. Da igual si su música me mola más o menos, como es el caso de Mago De Öz, me parece bueno para el rock estatal en general. Otro tema es cómo se empieza a tratar a esas bandas dentro de nuestro territorio. Me parece denigrante, no es la 1ª vez que hago referencia al tema, que nos quejemos de que gente como Fito o Ska-P triunfen en Europa o América Latina. Que lo llamemos vendidos por fichar por grandes compañías y que nos dejen de gustar por ese simple hecho. Nunca entenderé las mentes cuadriculás de cierta parte del rockerío hispano. Los grupos de aquí deben ser toda su vida unos pobrecitos sin salida mientras las de fuera se merecen el Olimpo entero. Pues queridos amigos y amigas, ojalá que esto no ocurra con Ángelus Apátrida, espero realmente que, viniendo desde Albacete, consigan llegar a todos rincones del mundo. No voy a decir que hayan inventado nada nuevo ni que sean la mejor banda del mundo, pero por el simple hecho de haber confiado en sí mismos, junto con el trabajo duro que eso conlleva, se lo merecen. Acaban de publicar uno de los discos de Trash-Metal más interesantes del momento. Los hermanos Guillermo (guitarra-voz) y José Izquierdo (Bajo) junto con David Álvarez (guitarra) y Víctor Varela (batería) han conseguido algo realmente bueno con este trabajo, entrar en la escena extrema por la puerta grande. El hecho de que canten en inglés supongo que también influirá pero temas como “Blast Off”, “Into The Storm”, “My Insanity” y “Of Men And Tyrants”, a los que sumamos la versión del clásico de Maiden “Be Quick Or Be Dead”, dejan claro la valía de estos chavales. Los conocí con el anterior disco, “Give’em War”, y ya me gustaron, pero, desde luego, sigo diciendo que se han superado. Espero que sigan así por muchos años, desde mi blog les deseo lo mejor y que las críticas de estos talibanes del rock estatal se las pasen por el forro de donde todos sabemos. Eso sí, aunque no le mole mucho que se lo digan, la voz de Guillermo recuerda bastante a Mustaine, pero mejor parecerse al loco pelirrojo que a otro cualquiera.

Hasta aquí los discos pa Agosto. Espero que el verano se os esté dando más que bien. Escuchad ambos trabajos y luego me dais vuestra más sincera opinión.