domingo, 16 de mayo de 2010

Luís Royo: "Dead Moon"


Aprovecho la ocasión de la publicación de la segunda parte de la obra de Luís Royo “Dead Moon (Epilogue)” para hacer mi recomendación de cómic del momento. En cuanto al autor creo que sobra decir que es uno de los grandes dibujantes e ilustradores del mundo de la historieta con reconocimiento a nivel mundial. Su obra va desde carátulas de discos, a cartas de tarot o juegos de rol. Siempre con ese estilo tan personal e impactante que hace que cada vez que ves algo hecho con sus manos lo reconozcas al instante, cualidad que pocos artistas consiguen.

En cuanto a la obra, Royo nos adentra en una lucha de opuestos, en la atracción fatal de los mismos, con un desenlace que era, como en la mayoría de estos casos, irremediable. El contexto se plantea dentro de una ciudad llamada Louyang situada en una bahía que la protege de posibles ataques por mar y rodeada de montañas de las que bajan sus habitantes con las siempre malas intenciones de conquistarla. En dicha ciudad se levantan dos fortalezas, una en cada extremo de la misma, que pertenecen a los clanes You y Chan. La heredera de los You, Luna, es el personaje femenino de la historia, mientras que Marte es su igual, o contrario, dentro del clan de los Chan. Luna representa todo lo esotérico y mágico, se rodea de grandes brujos y hechiceras que, desde pequeña, le inculcan las artes de la astrología, pócimas y conjuros. Vive en su gran castillo negro prendada de la luna y odiando al clan Chan desde que el heredero del mismo pasó por la espada a toda su familia excepto a ella. Marte representa la parte masculina de la historia. Es un guerrero instruido desde niño en espadas, estrategias y batallas. Segundo de tres hermanos, tuvo que destronar a su hermano mayor para hacerse con las riendas de los Chan después de que este asesinara al padre de ambos sin esperar a sucederlo de manera natural. Sólo tiene verdadera pasión por dos personas en su vida, una es por su hermano pequeño, el cual renuncia a las armas para dedicarse a la música, y otra por la niña que fue incapaz de matar cuando invadió la fortaleza You. Es ahí quizá donde radica la intriga del cómic. Royo ha buscado esa dualidad rojo-negro, femenino-masculino, guerra-esoterismo para crear una obra épica con base oriental y rasgos occidentales.

Como podéis suponer no os voy a contar cómo acaba todo esto, para eso tendréis que acercaros a la propia obra, de eso se trata. Lo que sí queda claro es que si os van las historias de clanes enfrentados, batallas, brujería aliñadas con atracciones fatales y ciudades perdidas en el tiempo este “Dead Moon” os va a encantar. A mí me ha parecido una mezcla de todo eso con algún ingrediente de Romeo y Julieta más alguna referencia a Sodoma. Sin duda estamos ante una obra que está destinada al éxito, como la mayoría del autor aragonés. El guión es bastante bueno y los dibujos hechos con diversas y mezcladas técnicas muy en la línea del maestro Royo. Sólo le encontré un pequeño, aunque quizá no tan pequeño fallo, en la ubicación geográfica de las fortalezas en la ciudad; cómo es posible que ambas estén en la parte oeste de la ciudad. Bueno espero que sea una errata de impresión porque desmejora bastante la historia en sí.

Así que nada, adentraos en el mundo de Luna y Marte, de la ciudad perdida de Louyang, en los grandes pinceles de Luís Royo, en magia, brujería, batallas y sangre, y pasad un buen rato con una de las mejores obras del indiscutible maestro maño.